22 de diciembre de 2021

Sopa india de cúrcuma y yogur

Como después de dos años de convivir con la pandemia del COVID19 sin podernos desplazar libremente por el mundo, cada vez tenemos más ganas de descubrir nuevas tierras, nuevas gentes y nuevas gastronomías, hoy hemos decidido intentar un viaje gastronómico a un país mágico, la India.

Para este viaje nos centraremos básicamente en dos ingredientes básicos y clásicos en la cocina india, la cúrcuma y el yogur, ambos sanos y muy saludables (algo vital en la época que nos ha tocado vivir). Con estos ingredientes, hoy os proponemos degustar una deliciosa “Sopa india de cúrcuma y yogur”.

Para hacer dos raciones de esta “Sopa india de cúrcuma y yogur” necesitaremos los siguientes ingredientes:

 

1 yogur natural
100 g de arroz basmati
1/2 litro de agua
1 cuchara de café de cúrcuma
3 clavos de olor
1 hoja de laurel
15 g de harina de garbanzo
1 cucharada de café de comino en grano
1 cayena (opcional)
½ lima
5 o 6 granos de pimienta negra
Sal y aceite

Lo primero que haremos será coger un bol mediano, y en él pondremos el yogur, la harina de garbanzo y la cúrcuma y lo mezclaremos todo con unas varillas manuales hasta que esté todo bien integrado. Una vez esté integrado, añadiremos 125 ml de agua y volveremos a mezclar hasta conseguir una crema homogénea.

En una cazuela pondremos un chorro de aceite, el clavo, el laurel y los granos de pimienta negra y los calentaremos un par de minutos, vigilando que no se quemen. Pasado este tiempo añadir la mezcla de yogur que hemos preparado junto con 375 ml de agua y el zumo de la media lima. Mientras se calienta a fuego medio, vamos mezclando con las varillas hasta que empiece a hervir, una vez lo haga, dejaremos que se cocine durante unos 10 minutos.

Mientras se cocina de sopa, pondremos a hervir un cazo con agua. Cuando hierva, añadiremos el arroz basmati y dejaremos que se cocine. Una vez hecho, escurriremos y reservaremos.

Finalmente, en una sartén con un poco de aceite doraremos el comino y, si nos gusta un toque picante, una cayena.

Para montar el plato, lo primero que haremos será poner en el bol o plato hondo, la mitad del arroz basmati que tenemos, sobre él, pondremos la mitad de la crema de yogur y cúrcuma previamente colada y finalmente, repartiremos la mitad del comino tostado, tal que así:
 

Sopa india de cúrcuma y yogur
Sopa india de cúrcuma y yogur


¡Buen provecho!

15 de diciembre de 2021

Estrella de Camembert y pesto

¿Os imagináis una cena con amigos, con varios platos al centro de la mesa y los brazos de nuestros amigos acercándose a ellos mientras se habla de mil y un temas? Supongo que es fácil de imaginar, pues casi todos, lo habíamos hecho antes de la pandemia del COVID-19 y ahora, aunque muy ya se va recuperando poco a poco, se continua con miedo a revivirlo.

Para esas veladas o sobremesas de esas que se alargan hasta la cena, o incluso para una velada ante la pantalla para disfrutar de un buen cine, os proponemos un plato sencillo y tan divertido de hacer como de consumir y que se aleja, a la vez, de la típica pizza o de la bandeja de nachos y guacamole.

Hoy en este rincón os queremos compartir nuestra receta de “Estrella de Camembert y pesto”. Para hacer esta receta, necesitaréis los siguientes ingredientes:

 

2 láminas de hojaldre
1 queso camembert para hornear
1 huevo batido
50 g de piñones (o frutos secos al gusto)
1 diente de ajo
50 g de albahaca fresca
Sal
Aceite de Oliva Virgen

Lo primero que haremos será preparar nuestra salsa pesto, para ello, pondremos en el vaso de la batidora los piñones, el diente de ajo pelado y cortado a trocitos, la albahaca y unos 150 ml de aceite de oliva virgen y lo picaremos todo bien fino con la ayuda de la batidora de brazo. Una vez tengamos la salsa, reservaremos.

Mientras preparamos nuestra estrella, pondremos a calentar el horno a 180 grados con calor superior e inferior.

Lo siguiente que haremos será, si nuestras láminas de hojaldre no son ya redondas, cortarlas en redondo para aprovecha al máximo las láminas (para ello podéis usar un plato plano grande, una fuente o lo que tengáis más a mano).

Ya con las masas redondas y bien estiradas, lo primero que haremos será colocar en el centro nuestro queso camembert, una vez hecho recortaremos la lámina de hojaldre que quede bajo el queso y repetiremos el proceso con la otra lámina de hojaldre. Una vez hecho, repartiremos el pesto que hemos preparado antes sobre una de las láminas, tal que así:


Hojaldre y pesto, la pareja perfecta
Hojaldre y pesto, la pareja perfecta


A continuación, lo que haremos será, cubrir con la otra lámina de hojaldre y, con un cuchillo afilado cortaremos, sin llegar al círculo central, como si se tratara de la esfera de un reloj, cara cinco minutos. Una vez hecho, pondremos en el centro el queso camembert, lo cubriremos con uno de los círculos de hojaldre que hemos cortado y procederemos a darle la forma a la estrella.

Para dar la forma a la estrella, cogeremos cada uno cortes de hojaldre (o sea, cada fracción de cinco minutos del reloj imaginario), y la retorceremos de forma que quede una forma bonita. Una vez hayamos dado toda la vuelta, pintaremos la estrella con el huevo batido.

Finalmente, pondremos la estrella en una fuente para el horno y la introduciremos en la parte central del mismo. La dejaremos cocinar unos 25 minutos o hasta que veamos que tenemos la estrella bien dorada.

Una vez hecho, la sacaremos del horno, la dejaremos enfriar unos 5 minutos y directos a disfrutarla.


Una estrella de Camembert y queso a punto de caramelo
Una estrella de Camembert y queso a punto de caramelo


¡Buen provecho!
 
 

29 de noviembre de 2021

Palomita Bar - Barakaldo

 

Palomita Bar - Barakaldo
Hoy en nuestra recomendación nos vamos a trasladar a la provincia de Bizkaia (Euskadi) y, aunque nos acercaremos a su capital, la dejaremos un poco atrás para irnos a una ciudad que forma parte de su anillo industrial. Nos iremos hasta Barakaldo.

Barakaldo es una ciudad que, aunque durante los últimos años ha sufrido espectacular cambio dejando atrás su pasado siderúrgico para lanzarse de lleno al mundo de los servicios (con dos grandes centros comerciales, el palacio de exposiciones BEC – Bilbao Exhibition Centre -, etc.), su pasado industrial continua presente en casi cada una de sus calles.

A escasos cinco minutos andando del BEC, nos encontramos con un local de nueva creación (se puso en marcha casi con el levantamiento del confinamiento por COVID), el “Palomita Bar”.

El “Palomita Bar” se define como un bar coctelería en el que, además de tomar buenos cocteles, puedes disfrutar de una agradable carta de picoteo para disfrutar de una distendida comida o cena con amigos.

Lo primero que sorprende a uno cuando accede al “Palomita Bar” es su buscado ambiente industrial, con iluminación tenue y efectiva que transfiere sensación de comodidad. A primera vista nos encontramos con la barra del bar, un espacio no de consumo, si no de trabajo y preparación de cocteles. A la izquierda y elevado un par de escalones nos encontramos con la zona comedor presidida por una pared de ladrillo que acomoda un luminoso con el nombre del local y varias mesas distribuidas alrededor de las paredes.

Nosotros tuvimos la poca suerte de tocarnos una de las pocas mesas altas que tiene el “Palomita bar”, una opción que, quizá para tomarse un coctel es correcta, pero para comer resulta, al rato, ciertamente incómoda.

Entrando en materia, la carta de picoteo es tan corta como acertada y original con propuestas de comida casera que tiene una fuerte inspiración en la cocina asiática.

Nosotros optamos por seleccionar varios platos a compartir que al final fueron:

Nuggets de pollo”:  Una buena opción de plato a compartir, con una decena de trozos de pollo bien rebozado y dos salsas para mojar, barbacoa y miel y mostaza.

 

Nuggets de pollo - Palomita


Gyozas de Verduras”: Media docena de suaves empanadillas japonesas rellenas de cebolla, zanahoria y pimientos con salsa teriyaki. Quizá esperábamos algo más de sabor, pero bastante ricas.

Gyozas de verduras - Palomita
Gyozas de Verdura


 “Patatas Gajo”: Una suerte de gajos de patata, tanto blanca como morada con salta alioli y brava.

 

Patatas Gajo - Palomita bar
Gajos de patata y dos salsas


Sake to cate”: Una ración de una decena de uramakis (o sea, rollos de arroz envolviendo los ingredientes) de salmón, aguacate y queso crema. Quizá algo grandes para ser de bocado, pero muy aceptables.

Sake to cate - Palomita
Uramakis de salmón, aguacate y queso crema


Y acabamos con los dos postres que ofrecen, un pastel de queso y un coulant que, aunque ninguno nos sorprendió sí, que son realmente disfrutables como fin de fiesta.

Todo esto que os hemos contado, por unos 35 Euros, bebida y cafés aparte. No es para nada un mal precio, y más, teniendo en cuenta que se trata de comida casera.

Para nosotros, aunque no vamos a decir que sea un restaurante excepcional, sí que os diremos que, para una comida o cena informal es una opción más que recomendable. 

Os dejamos sus datos por si queréis reservar:

 

 

Palomita bar

Gernikako Arbola Etorbidea, 6

48902 Barakaldo.

Teléfono:  686 530 310 


24 de noviembre de 2021

Ensalada de pasta con granada, burrata y aliño de pesto

Como bien sabéis, nos encanta usar y comer los productos de cada temporada, son una fuente inagotable de sabor y de salud, por eso, cuando vamos a la frutería siempre les preguntamos, ¿qué tenemos ahora en temporada? La respuesta, ya os podéis imaginar, habitualmente nos abre un mundo de posibilidades, tanto en la cocina como en la mesa.

Hace unos días, como respuesta a esta pregunta obtuvimos el nombre de una fruta realmente especial, la granada, una fruta que está en su temporada óptima en otoño (de septiembre a diciembre) y que nos aporta, además de dulzor, un sinfín de antioxidantes y vitaminas.

Con la granada de protagonista os proponemos una ensalada deliciosa y sorprendente, una “ensalada de pasta con granada, burrata y aliño de pesto”.

Para preparar dos raciones de nuestra “Ensalada de pasta con granada, burrata y aliño de pesto” necesitaremos los siguientes ingredientes:

 

150 g de pasta de colores
1 burrata
½ granada madura
1 diente de ajo
20 g de piñones (u otro fruto seco)
Albahaca
1 cucharada de queso rallado (parmeggiano, o al gusto)
Aceite de oliva virgen

Lo primero que haremos será pelar la granada. Para ello, haremos un corte circular en la parte superior, sin ser demasiado profundo y con la puntilla, quitaremos la piel a la granada, después siguiendo la membrana interior, cortaremos la piel de arriba abajo y separaremos el gajo entero, así fácilmente podremos desgranar y reservar en un bol.

A continuación, pondremos un cazo con abundante agua a hervir. Cuando hierva, añadiremos la pasta y dejaremos que se cocine durante unos 12 minutos (consultad las instrucciones del fabricante). Pasado este tiempo, escurrid la pasta y reservad.

Para tenerlo todo a punto, ya solo nos faltará preparar un pesto para aliñar, para ello, pondremos en el vaso de la picadora, el diente de ajo, los piñones (o frutos secos), la albahaca y unos 80 ml de aceite de oliva virgen y lo picaremos todo bien hasta que quede todo bien integrado. Para acabar, añadiremos una cucharada de queso rallado y mezclaremos bien.

En un bol grande, pondremos la pasta y los granitos de la granada y mezclaremos bien. Una vez hecho repartiremos la mitad de la mezcla en cada plato y coronaremos con la mitad de la burrata. Finalmente aliñaremos con la salsa pesto que tenemos reservada, tal que así:


Ensalada de pasta con granada, burrata y aliño de pesto
Ensalada de pasta con granada, burrata y aliño de pesto


Y poco más, salvo disfrutar de esta sabrosa ensalada.

¡Buen provecho!