8 de noviembre de 2019

Pasta alla Norma (con berenjena)


Si hay un plato que gusta a casi todo mundo y que, además en cierta medida, está regularmente presente en la mayoría de las mesas, este es la pasta, un plato muy socorrido por su extrema sencillez y su versatilidad. O si no, ¿quién a falta de 15 minutos para comer no se ha preparado unos espaguetis con tomate o “a la carbonara”?

Hoy, en este rincón os queremos explicar una receta que además de sana, es apta para todo el mundo (incluidos vegetarianos y veganos si le quitan la ricotta). Nuestra receta de hoy tiene su origen en la isla italiana de Sicilia y se vincula su nombre a la ópera Norma de Vincenzo Bellini.

Como ya os podéis imaginar, y debido a la dificultad de encontrar fácilmente productos 100% sicilianos, nosotros os explicaremos una versión adaptada de la receta original de la “Pasta alla Norma”.

Para hacer dos raciones de “Pasta alla Norma” necesitaremos los siguientes ingredientes:

190 g de pasta seca (o casera, al gusto)
100 ml de tomate frito natural
1 tomate pequeño
50 g de ricotta
50 g de queso rayado
1 berenjena
1 diente de ajo
½ cebolla
Orégano, Albahaca
Aceite de oliva
Sal


Lo primero que haremos será cortar la berenjena. Para ello tenéis varias opciones, desde hacerlo a dados (como hicimos nosotros), a tiras o a rodajas (de más o menos medio centímetro). Una vez cortada, pondremos a calentar una sartén con un chorrito de aceite. Cuando el aceite esté caliente, añadiremos la berenjena y la cocinaremos unos minutos hasta que cambie de color. Finalmente, reservaremos.

A continuación, añadiremos un chorrito más de aceite a la sartén que hemos usado para cocinar la berenjena, cuando esté caliente, añadiremos la cebolla y el ajo bien picados. Cuando hayan cambiado de color, añadiremos el tomate triturado y el tomate natural cortado a dados. Dejaremos cocinar unos 5 o 6 minutos antes de añadir las berenjenas, una vez hecho esto, lo dejaremos cocinando unos 5 minutos más a fuego medio.

Mientras se preparar la salsa a la Norma, cocinaremos la pasta. Si vuestra elección es preparar un plato excelente, os recomendamos usar una buena pasta casera con nuestra receta, aunque si queréis algo más rápido, podéis preparar la pasta seca que más os guste siguiendo las instrucciones del fabricante de la misma.

Una vez la pasta esté cocinada, la escurriremos y la pondremos en un bol con un chorrito de aceite de oliva, repartiremos la ricotta a pellizcos (o trozos pequeños) y la salsa de tomate con las berenjenas que tenemos reservada. Una vez en el bol, mezclaremos bien para repartirlo todo y procederemos a montar los platos.

Receta de pasta alla Norma
Una ración de pasta alla Norma


Nosotros le espolvoreamos un poco con parmeggiano, pero no es obligatorio. Lo que sí que os recomendamos es: ¡disfrutar!

¡Buen provecho!


28 de octubre de 2019

Mejillones a la marinera


Después de muchísimo tiempo, quizá demasiado, sin traer a este rincón ninguna receta con un pescado u marisco como protagonista principal, nos hemos decidido a hacerlo, y para ello, hemos optado por un molusco repleto de sabor y aroma, el mejillón.

Todos hemos visto en la pescadería, o incluso en algunas playas, los mejillones, con su concha negra y su carne anaranjada, aunque quizá no todos les hayamos hecho caso que deberíamos hacerles. La verdad, si habéis pasado de ellos, ya os decimos que es una auténtica pena, pues los mejillones además de ser unas auténticas joyas gastronómicas son una fuente de vitaminas y minerales.

Hoy, os queremos contar la sana, sabrosa y olorosa receta de “Mejillones a la marinera”. Para hacer dos raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

600 g de mejillones frescos
1 vaso de vino blanco
2 hojas de laurel
1 cebolla dulce
1 cucharada de harina
Perejil picado
Pimentón
Sal
Aceite de oliva


Lo primero que haremos será limpiar bien los mejillones. Para ello, con paciencia y un cuchillo, iremos retirándole los pelillos (vaya, lo que todos llamamos barbas) y les rascaremos las conchas para quitar todas las adherencias posibles.

Una vez limpios pondremos una olla alta al fuego con un poco de agua, los mejillones, una pizca de sal y las hojas de laurel. Taparemos la olla y la pondremos a hervir. Cuando hierva, la mantendremos en el fuego hasta que abran todos los mejillones. Cuando estén abiertos, reservaremos tanto el agua de la cocción como los mejillones.

Llegados a este punto, empezaremos a preparar la salsa marinera. Para ello pondremos a calentar un poco de aceite en una sartén mientras procedemos a picar bien la cebolla. Una vez la tengamos picada, la incorporaremos a la sartén y la pocharemos. Una vez esté pochada, añadiremos el perejil picado y removeremos. A continuación, tamizaremos la cucharada de harina y removeremos bien hasta que cambie de color.

Una vez la harina se haya cocinado, añadiremos el vino blanco y el agua de la cocción de los mejillones y mientras removemos para integrarlo todo, añadiremos la cucharadita de pimentón. Cuando esté todo integrado, lo dejaremos unos 5 minutos a fuego medio removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Pasado este tiempo apagaremos el fuego y reservaremos.

Mientras se cocina la salsa, aprovecharemos a preparar los mejillones, para ello lo que haremos es abrirlos y quitarles la concha que no contiene carne y los dispondremos en una fuente de barro o directamente en el plato donde los serviremos.

Finalmente, repartiremos la salsa marinera sobre los mejillones y serviremos.

Receta de Mejillones a la marinera
Una ración de deliciosos mejillones a la marinera


¿A que os apetecería coger uno? Hmmm

¡Buen provecho!



14 de octubre de 2019

Ensalada tibia de setas y castañas


Hace unos días que dejamos atrás el verano, y con él, los días largos ideales para callejear, las tardes de sol, de playa, de terracita con una cerveza en la mano y ahora, tenemos a la vuelta de la esquina los primeros fríos, las hojas marrones cubriendo nuestras calles, los días cada vez más cortos, etc.

Con todo, en nuestros bosques estos primeros días de otoño han empezado a aparecer las primeras setas (níscalos, trompetas de la muerte, boletus, rebozuelos, etc.) abriendo todo un mundo de olores y sabores para nuestra cocina. Por ello, como nos encanta la cocina de temporada, es un momento de empezar con esa cocina de otoño, con sus platos tibios y, sobre todo, con sus setas.

Aprovechando que estamos en plena temporada de setas y de castañas, hoy os proponemos una sabrosísima “ensalada tibia de setas y castañas”.

Para dos raciones de esta ensalada necesitaremos los siguientes ingredientes:

3 cogollos
250 g de setas variadas
2 dientes de ajo bien picaditos
12 castañas
Romero
Limón
Vinagre blanco
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal

Lo primero que haremos será poner a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva y los ajos picados. Mientras calienta, aprovecharemos a limpiar bien las setas (a nadie le gusta el crujiente de la tierra) y cortarlas a tiras. Una vez el aceite esté caliente, añadiremos las setas y las saltearemos bien. Una vez hecho, las reservaremos.

A continuación, escaldaremos las castañas en abundante agua (las podéis freír también, cambiará el sabor, pero la ensalada será algo más contundente), una vez hecho, las pelaremos bien y cortaremos a dados pequeños. Finalmente, las reservaremos.

Llegados a este punto, prepararemos la vinagreta con la aliñaremos la ensalada, para ello, en un recipiente pondremos el vinagre de vino, un poco de pimienta negra molida, una cuchara de zumo de limón, un chorro generoso de aceite de oliva y mezclaremos bien hasta integrarlo todo.

Finalmente le daremos un toque especial a los cogollos, para ello, les quitaremos las hojas más exteriores (las más feas), los partiremos por la mitad (o a cuartos si preferís) y los marcaremos bien en una sartén o plancha caliente. Una vez marcados los cogollos, procederemos a emplatar, para ello, dispondremos los cogollos en la base del plato, encima suyo repartiremos las setas salteadas y las castañas (nos reservaremos 2 o 3) y aliñaremos bien con la vinagreta que hemos preparado.

Finalmente, le daremos un toque rayando las castañas que hemos separado. Nosotros, lo degustamos así:

Receta de Ensalada tibia de setas y castañas
Ensalada tibia de setas y castañas


¡Buen provecho!