22 de abril de 2022

Brótola sobre crema de espinacas

Cuando uno va a la pescadería casi siempre acaba escogiendo el mismo tipo de pescados, ya sea por precio (no nos engañemos, el pescado fresco y bueno es caro), por la poca cantidad de espinas que tenga (a casi nadie le gusta encontrarse con una espina en la boca a media comida) o simplemente porque, en casa no gustan todos los pescados.

Pues bien, sea cual sea el motivo, hoy os vamos a presentar un pescado que nosotros no conocíamos y que, la verdad, no nos ha disgustado del todo, se trata de la Brótola (o en algunos sitios Bertorella),  un pescado blanco, por tanto, bajo en calorías y con un aporte de proteínas de alta calidad y buenas dosis de minerales.

La Brótola se caracteriza por tener una carne suave, poco consistente y con un sabor parecido al de la merluza.

Bien, una vez presentada la Brótola, llega el momento de presentaros un plato fácil, sano y delicioso para disfrutarlo y rebañar el plato. Sí, hoy en este rincón os compartimos nuestra receta de “Brótola sobre crema de espinacas”.

Para hacer dos raciones de “Brótola sobre crema de espinacas” necesitaremos los siguientes ingredientes:

400 g de brótola fresca en filetes

1 manojo de espinacas (unos 250 g aprox)
1 patata mediana
1 diente de ajo
Sal, aceite y pimienta

Lo primero que haremos será preparar las espinacas, para ello, pondremos un chorro de aceite en una olla alta y la pondremos al fuego. Cuando haya calentado un poco, añadiremos el diente de ajo pelado y lo dejaremos unos minutos rehogando.

Mientras rehoga el ajo, limpiaremos bien las espinacas y les quitaremos los troncos más gruesos. Una vez hecho, las añadiremos a la olla con el ajo, taparemos y bajaremos el fuego para que se vaya cocinado e iremos removiendo de vez en cuando.

Lo siguiente que haremos será pelar la patata y cortarla a ruedas de un dedo de grosor y las pondremos a hervir en un cazo pequeño con abundante agua durante unos 15 minutos aproximadamente.

Cuando las espinacas hayan perdido la textura, quitaremos la olla del fuego y batiremos bien con el brazo de la batidora hasta que tengamos una crema espesa y homogénea.

Una vez tengamos la patata hervida y la crema de espinacas hecha, le llega el momento a la Brótola. Para ello cogeremos los filetes y los pasaremos por harina. Una vez hecho, pondremos una sartén a calentar con un buen chorro de aceite. Cuando esté caliente, pondremos los filetes de brótola y los cocinaremos un par de minutos por cada lado.

Y llegados a este punto ya solo nos falta montar el plato, para ello, pondremos la crema de espinacas en el fondo, una vez hecho, las patatas y sobre estas, los filetes de Brótola, tal que así:


Brótola sobre crema de espinacas
Una ración de Brótola sobre crema de espinacas


¿Preparados para disfrutar de un plato sano y delicioso?

¡Buen provecho!

6 de abril de 2022

Buñuelos de calabacín y queso feta (Kolokithokeftedes)

Como ya sabéis los que nos venís siguiendo, en el equipo nos encanta viajar y nos encanta la gastronomía constituyendo para nosotros todo un placer juntar ambas cosas, es decir, viajar y descubrir la gastronomía de los países o regiones donde hemos estado, aunque estos dos últimos años, hacerlo ha sido realmente complicado.

Pese a que cada región tiene sus particularidades, por motivos de origen, nos encanta la gastronomía mediterránea, sus aromas, sus sabores y su variedad. Hoy, nos desplazaremos gastronómicamente a Grecia, y lo haremos con un plato que forma parte de la cocina tradicional griega.

El plato que os presentamos hoy son unos “Buñuelos de calabacín y queso feta (Kolokithokeftedes)”, para el que necesitaremos los siguientes ingredientes:

½ calabacín grande

½ cebolla
70 g de queso Feta
70 g de rulo de cabra
50 g de harina de trigo
30 g de pan rallado
1 huevo
Una cucharada de perejil
Una cucharada de eneldo
Una cucharada de hierbabuena
Sal
Pimienta
Aceite de Oliva Virgen

Para preparar nuestros buñuelos empezaremos preparando el calabacín, para ello, lo limpiaremos bien y lo rallaremos juntamente con la cebolla y lo pondremos junto en un colador. Dejaremos que repose y escurra durante unos 30 minutos, más o menos. Para ayudarle a escurrir, apretaremos de vez en cuando.

En un bol de tamaño medio, pondremos los quesos, el queso feta y el de rulo de cabra, las hierbas picadas, el huevo, la harina y el pan rallado y machacaremos bien (si hay que acabar con las manos se acaba sin problemas) hasta dejar una mezcla bien homogénea.

Una vez tengamos la mezcla homogénea, le añadimos el calabacín y cebolla que teníamos escurriendo, salpimentamos y mezclamos bien para integrarlo todo. Cuando lo tengamos integrado, procederemos a poner una sartén con abundante aceite a calentar.

Cuando el aceite esté caliente, con la ayuda de una cuchara, iremos cogiendo porciones de masa y las iremos poniendo en la sartén, friéndolas bien por cada lado. Una vez estén fritas, las pondremos sobre papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

Una vez hecho, procederemos a servir los buñuelos acompañados o por una salsa de yogur (como hicimos nosotros) o una típica tzatziki.


Buñuelos de calabacin y queso feta (Kolokithokeftedes)
Buñuelos de calabacín y queso feta (Kolokithokeftedes)


¡Buen provecho!

 

 

25 de marzo de 2022

Espinacas salteadas con queso parmeggiano

Una de las verduras más temidas para la mayoría de los niños, o por un gran número de ellos, es la espinaca, una planta cultivada por el ser humano desde hace más de 2000 años y originaria de Asia Central.

La espinaca es una verdura de escaso poder calórico, vaya que es ideal en dietas de adelgazamiento, y con gran aporte de vitaminas y minerales que nos ayudan a regular la tensión arterial, mejorar nuestra piel y, muy importante hoy en día, colaboran a desestresarnos.

En la cocina, la espinaca es súper versátil ya que, la podemos usar en guisos, hervida, escaldada o incluso cruda en ensaladas. Hoy en esta entrada os queremos presentar una receta que, os puede servir tanto de acompañamiento a otro plato, como para una cena ligera y sabrosa, se trata de “Espinacas salteadas con queso parmeggiano”.

Para hacer dos raciones de “Espinacas salteadas con queso parmeggiano” necesitaremos los siguientes ingredientes:


600 g de espinacas frescas limpias
1 diente de ajo
20 ml de aceite de oliva virgen
20 g de queso parmeggiano rallado

Lo primero que haremos será limpiar un poco las espinacas, para ello, retiraremos los troncos más gruesos y las hojas que pudieran estar marcadas o en mal estado. Una vez hecho, pondremos una olla al fuego a potencia media, sin agua ni aceite y taparemos la olla.

Dejaremos que se cocinen durante unos 5 minutos removiendo de vez en cuando la olla. Pasado este tiempo, escurriremos bien las espinacas y las reservaremos.

A continuación, pondremos una sartén al fuego medio con el aceite y el ajo partido por la mitad. Cuando el ajo haya cambiado de color, sin quemarse, añadiremos las espinacas y las cocinaremos durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, repartiremos las espinacas en el plato y les repartiremos encima el queso parmeggiano rallado.

Nosotros las acompañamos con unos tomatitos raf aliñados con aceite, sal y pimienta, tal que así:


Una ración de espinacas salteadas con queso parmeggiano
Una ración de espinacas salteadas con queso parmeggiano
 
 
¡Buen provecho!