martes, 30 de junio de 2015

Salmorejo


Cada plato tiene su temporada, y nosotros, para cada temporada tenemos nuestras preferencias. Mientras en invierno preferimos los platos de cuchara, ahora en verano, preferimos los platos frescos y sobretodo, refrescantes.

Siguiendo la estela que iniciamos el año pasado cuando os explicamos dos platos ideales para estas fechas de calores: el “Gazpacho” y la “Vichyssoise”, este año os traemos otro gran clásico de la cocina de nuestro país, el “Salmorejo”.

Para dos raciones utilizaremos los siguientes ingredientes:

500 gr. de tomates (muy maduros)
100 gr. de pan (puede ser del día anterior)
1 diente de ajo
100 ml. de aceite
2 cucharadas de vinagre de Jerez
1 huevo
2 lonchas de jamón ibérico
Sal y pimienta

Para empezar, limpiaremos bien los tomates. Cuando los tengamos limpios, partiremos cada tomate en cuatro partes, aprovechando para quitarles bien el tallo, los salaremos y los pondremos en el vaso de la batidora. Mientras hacemos esto, empaparemos bien el pan.

A continuación, añadiremos al tomate, el ajo, el pan bien escurrido, las dos cucharadas de Jerez y una pizca de pimienta. Una vez hecho, lo batiremos todo bien hasta conseguir una crema bien homogénea.

Una vez conseguida la crema, la reservaremos en la nevera hasta minutos antes de presentarla para que esté bien fría. Nosotros, habitualmente la dejamos enfriar de un día para otro.

Unos minutos antes de presentar el salmorejo, pondremos una olla a hervir con agua y una pizca de sal. Cuando arranque a hervir, pondremos el huevo y lo dejaremos unos 12 minutos. Pasado este tiempo, enfriaremos y pelaremos el huevo.

Para presentar el salmorejo repartiremos la crema en platos hondos (o boles), rayaremos encima suyo el huevo y repartiremos unos virutas de jamón ibérico, tal que así:

Salmorejo
Una buena ración de Salmorejo


¡Buen provecho!

11 comentarios:

  1. Suelo hacer salmorejo en verano, me encanta, pero mi receta tiene algunas variantes con respecto a la tuya. Por cierto, en qué momento agregas el aceite? es importante para que el color salga anaranjado muy apetecible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me has hecho dudar, porqué las dos últimas veces lo he puesto en momentos distintos, la primera todo junto, y la segunda, justo después de una batida temporal...

      Eliminar
  2. Hola Joan!!! Como ya te leí te comento directamente:-) me pirra el salmorejo!!! Incluso más que el gazpacho!! Y eso que en mi família se estila más el hacer gazpacho!! Pero desde que unos amigos de Córdoba me dieron a probar su Salmorejo, ya no hay marcha atrás!!! Jejeje:-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestra casa pasa, más o menos como en la tuya, después de probar el Salmorejo, ya casi no entra el Gazpacho, jejeje

      Eliminar
    2. En mi casa pasa igual, me encanta el salmorejo!!

      Eliminar
  3. Upa Joan, se ve buenísimo. Voy a comprar los ingredientes a ver como me va, aunque no soy muy habilidoso, pero la esperanza es lo último que se pierde en la cocina.

    ResponderEliminar
  4. Ayer precisamente me hablaron de una variación en la receta, sustituir el pan por manzana. Mucho más refrescante y menos calórico... habrá que probar :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una variación realmente interesante, la combinación de la manzana con el tomate la he probado en ensalada y es realmente potente. Me la apunto.
      ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  5. Confieso que no tenía ni idea de sus ingredientes. Mucho menos de cómo se preparaba. No me atrae mucho la mezcla pero se agradece de igual forma, Joan. ¡Besos! :)

    ResponderEliminar
  6. Buena receta, tiene muy buena pinta. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, una receta sencilla, fresca y rápida que además triunfa allí donde va. Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar