2 de diciembre de 2019

Solomillo de cerdo al horno con miel y mostaza


Después de unas cuantas recetas explorando el mundo vegetariano, comentando algunos restaurantes y contándoos alguna ruta gastronómica que hemos hecho, ha llegado el momento de cambiar un poco el camino y lo haremos con una receta de carne digna de un menú de domingo o de fiesta, aunque eso sí, respetando nuestra máxima de ser una receta fácil, sencilla y saludable.

La receta que os contamos hoy tiene su origen en nuestra carnicería de cabecera, cuando después de pedir un solomillo de cerdo, la carnicera nos preguntó: “¿cómo lo vais a preparar?”. Como no lo sabíamos, nos recomendó la receta que os contaremos hoy: “Solomillo de cerdo al horno con miel y mostaza”.

Para dos raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 Solomillo de cerdo (si es ibérico mucho mejor)
100 ml de caldo de carne, pollo o agua
1 Patata grande (o 2 pequeñas)
1 cucharilla de café de miel
1 cucharada de mostaza
Sal
Pimienta

Lo primero que haremos será preparar las patatas, para ello, las pelaremos bien y las cortaremos a ruedas de algo menos de un centímetro de grosor. Cuando las tengamos cortadas, pondremos una sartén al fuego con un chorro generoso de aceite. Cuando esté caliente, bajaremos el fuego a la mitad y podremos las patatas cocinándolas durante unos tres minutos por cada lado.

Mientras se cocinan las patatas pondremos a calentar el horno a 180 grados. Una vez cocinadas, las pondremos en la base de una fuente apta para el horno. Seguidamente, cogeremos un bol pequeño y en él añadiremos la miel, la mostaza, una pizca de sal, un poco de pimienta molida y mezclaremos bien para integrarlo todo. Cuando todos los ingredientes estén integrados, untaremos bien el solomillo con la mezcla y lo pondremos en la fuente sobre las patatas.

Con el horno ya caliente, pondremos la fuente a media altura y lo cocinaremos durante unos 30 minutos (35 si lo queréis más hecho). A continuación, en el bol donde hemos preparado la mezcla de miel y mostaza pondremos el caldo/agua y diluiremos bien los restos de la mezcla. Pasados unos 5 minutos de cocción, regaremos el solomillo con el contenido del bol.

Pasado el tiempo de cocción sacaremos el solomillo del horno, lo cortaremos más o menos en 10 trozos (cada centímetro y medio más o menos) y montaremos el plato, con las patatas de base, y el solomillo sobre ellas, tal que así:

Receta de Solomillo de cerdo al horno con miel y mostaza
Solomillo de cerdo al horno con miel y mostaza


Ya veis, una receta sencilla, al alcance de todos y, además, sabrosísima con la que, sin lugar a dudas, triunfareis.

¿Os apuntáis a probarla?

¡Buen provecho!


12 comentarios:

  1. Claro que nos apuntamos!! Me encanta el contraste que le da la miel a los platos de carne. En casa hacemos una receta parecida pero en vez de llevar mostaza lleva piña!!
    El solomillo tiene una pinta estupenda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Con piña?? wow!!! Que combinación más buena, con el dulce de la piña... le tiene que ir de perlas!!!

      Eliminar
  2. Me gusta la combinación en comidas de dulce y salado, le dan un punto especial agridulce y esta receta tiene que quedar genial, la probare en casa, un beset

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, es un sabor sorprendente y que en casa nos encanta, aunque reconozco que, a nosotros tb nos gusta mucho la combinación de sabores, jajajja

      Eliminar
  3. Muy buena combinación! tiene una pinta deliciosa. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una auténtica delicia, que gusta a casi todo el mundo (siempre está el rarito). Muchas gracias por pasar por aquí

      Eliminar
  4. Esto suena riquísimo!! Me encanta el solomillo en salsas!! Me la anoto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la combinación de una miel buena con una mostaza tipo Dijon o vieja es simplemente, brutal.

      Eliminar
  5. Jolín, que super pintaza... Me encanta el solomillo en todas sus formas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aseguro que el sabor de este, con la combinación del dulzor de la miel y el picante de la mostaza, es brutal!!

      Eliminar