domingo, 15 de enero de 2017

Pastel de Naranja o Torta Laranja portuguesa



Planificar un menú especial es una tarea más complicada de lo que parece y si se trata del menú de año nuevo, más aún. Este año, nos vimos con la tesitura de encontrar un postre que fuera algo distinto a lo típico y que aportara algo de frescura, por lo que, al final, optamos por preparar una receta de lo más atractiva llamada “Pastel de Naranja” o “Torta Laranja portuguesa” (como os guste más llamarle).

Esta receta es de las que nos gusta a nosotros, sencilla, sabrosa y con un gusto a casero que nos encanta. Además, nos recuerda mucho a los típicos brazos de gitano, pero con un frescor más acentuado.

Estos son los ingredientes necesarios:

320 g de azúcar
2 naranjas de zumo
1 cucharada sopera de harina
8 huevos
80 g de mantequilla
Un poco de canela en polvo


Cómo veréis, con estos ingredientes no conseguiremos un pastel como tal, sino más bien, un cruce entre un pudin y un bizcocho con sabor a naranja que hará las delicias de todos.

Lo primero que haremos será rallar la piel de las dos naranjas (sólo parte superficial, ya que la blanca es demasiado amarga) reservando la piel. Una vez hecho, les sacaremos todo el zumo que podamos a las dos naranjas e igualmente, reservaremos.

Pondremos a calentar el horno a 180 grados, con calor superior e inferior. También cogeremos la bandeja del horno y la forraremos con papel de horno, a continuación, extenderemos una fina capa de mantequilla sobre el papel y reservaremos.

En un bol grande, pondremos los huevos, la ralladura de las naranjas, el azúcar y batiremos bien con la batidora de brazo, cuando esté todo bien integrado, y sin dejar de batir, añadiremos la mantequilla derretida, el zumo de las naranjas y la cucharada de harina. Lo batiremos bien hasta que todos los ingredientes estén totalmente integrados.

Cuando lo tengáis, pondremos el contenido del bol en la bandeja de horno que previamente hemos forrado con papel sulfurado y con cuidado, la meteremos en el horno, más o menos en la zona central del mismo y lo mantendremos allí durante unos 25 minutos. Finalmente, lo sacaremos del horno y lo dejaremos enfriar unos minutos.

Mientras enfría, extenderemos un trapo limpio en la encimera y sobre él, extenderemos una cantidad generosa de azúcar. Una vez hecho, volcaremos de golpe la bandeja de horno, quitaremos el papel e iremos enrollando poco a poco.

Al final, el toque personal, un poco de canela en polvo y presentarlo en una fuente:

Pastel de Naranja o Torta Laranja portuguesa Receta
Pastel de Naranja o Torta Laranja portuguesa


Dejaremos enfriar y a disfrutarlo en la mesa.

¡Buen provecho!
viernes, 30 de diciembre de 2016

Crema de calabacín



Hoy, aprovechando que acabamos de estrenar un nuevo invierno os queremos presentar una nueva y sencilla receta. Bueno, de todas formas, aunque esta receta es nueva en este rincón, se trata de todo un clásico, concretamente una “crema de calabacín”.

Eso sí, como es habitual en nosotros, le vamos a dar un pequeño toque personal a la receta clásica, un toque que cambia sutilmente la receta.

Para preparar dos raciones de esta crema necesitaremos los siguientes ingredientes:

2 calabacines
Media cebolla
400 ml de caldo de pollo (o pescado)
50 ml de leche (o crema de leche)
Una cucharada de harina
20 g de queso parmesano
Aceite

Para empezar, picaremos la cebolla. Mientras, pondremos una olla con un chorro de aceite a calentar. Una vez picada la cebolla, la pondremos en la olla y dejaremos hasta que cristalice, removiendo de vez en cuando.

Mientras, cortaremos los calabacines a cubos pequeños. Cuando la cebolla esté cristalizada añadiremos los cubos de calabacín y los cocinaremos durante unos 10 minutos removiendo de vez en cuando.

Mientras se va cocinando, calentaremos el caldo. Pasados los 10 minutos añadiremos a la olla una cucharada de harina y mezclaremos bien. Una vez hecho, añadiremos el caldo y mantendremos la olla en el fuego hasta que arranque a hervir. Cuando empiece a hervir, añadiremos el queso parmesano y quitaremos la olla del fuego.

Finalmente, batiremos bien la crema con la batidora de brazo hasta conseguir una crema totalmente homogénea. Para presentar esta crema podéis utilizar tanto un cuenco como un plato. Este puede ser un buen resultado:

Crema de calabacín
Aquí está la ración, ¿quién pone la cuchara?


¡Buen provecho!
domingo, 30 de octubre de 2016

Salsa César sin huevo


Hoy, en este pequeño rincón nos descolgamos un poco de la rutina de los viajes gastronómicos y de las recetas completas para contaros de forma más o menos rápida como hacer uno de los aliños que más nos gustan en casa, la “salsa césar” eso sí, en su variante “sin huevo”.

Se trata de una salsa muy versátil, aunque normalmente usada en la ensalada que le coge el nombre y directamente emparentada con nuestra querida mahonesa (o lactonesa en este caso).

Para hacer una salsera para dos, usaremos los siguientes ingredientes:

100 ml de aceite
50 ml de leche
4 anchoas
1 diente de ajo
Dos cucharadas de zumo de limón
20 g de queso parmesano rallado
1 cucharadita de mostaza (opcional)
Pimienta negra

Como os hemos dicho antes, esta salsa es pariente directa de la mayonesa, por tanto como ella, cogeremos el vaso de la batidora y le añadiremos el diente de ajo picado, la leche, el zumito de limón y la mostaza. Una vez hecho y sin mover el brazo de la batidora, empezaremos a batir, añadiendo poco a poco el aceite.

Cuando esté ligada (sin llegar a estar totalmente montada), añadiremos las anchoas picadas, el queso parmesano y un poco de pimienta negra molida. Una vez añadidos estos ingredientes, volveremos a batir hasta que estén bien integrados.

Llegados a este punto, ya solo nos faltará emplatar la salsa, ya sea en una ensalada, acompañando una carne, unos huevos etc.

Salsa César sin huevo - Ensalada - Receta
Una ensalada César simplemente, genial



¡Buen provecho a todos!

jueves, 22 de septiembre de 2016

Tostas de brócoli


Después de unas cuantas entradas haciendo pequeños viajes gastronómicos a lo largo y ancho del mundo, en esta ocasión hemos querido acercarnos al mundo del vegetarianismo, y más concretamente hacia el del ovolactovegetarianismo. Para ello, os traemos una receta bien sencilla: “tostas de brócoli”.

Somos conscientes que el brócoli es una verdura con muchos detractores, pero con esta receta queda tan bien integrado que gusta incluso a aquellos que no les gusta el brócoli.

Para hacer unas cuatro tostas necesitaremos los siguientes ingredientes:

350 g de brócoli fresco
150 g de zanahoria
100 ml de tomate triturado
150 g de queso rallado
100 g de pan rallado
2 huevos
Sal, pimienta y aceite

Lo primero que deberemos hacer es limpiar bien el brócoli quitándole bien el tronco y la posible suciedad. Una vez hecho, pondremos agua fría en una olla y le añadiremos el brócoli y lo llevaremos a ebullición a fuego medio. A la vez, en una sartén ponemos a cocinar el tomate triturado con un pellizco de sal.

Mientras el agua se va calentando aprovecharemos a pelar las zanahorias y a rallarlas bien finitas (o si os apetece, picarlas). Una vez el agua arranque a hervir, añadiremos las zanahorias y lo dejaremos hirviendo unos 5 minutos. Finalmente, escurriremos y reservaremos.

A continuación, cogeremos un bol y le añadiremos los huevos batidos, el pan rallado,  el queso, el brócoli que teníamos reservado y el tomate cocinado y lo mezclaremos bien salpimentándolo a nuestro gusto.

Una vez hecho, haremos discos con las manos y los colocaremos sobre papel de horno. Mientras vamos haciendo los discos calentaremos el horno a 180 grados. Finalmente, hornearemos los discos durante unos 20 minutos.

Hecho esto, ya solo nos faltará presentar y comer, para lo cual tenéis un sinfín de opciones, nosotros os proponemos que estas tostas acompañen una buena ensalada, tal que así:

Receta de tostas de brócoli
Unas tostas de brócoli con ensalada


¿Os atrevéis a probar?

¡Buen provecho!

jueves, 18 de agosto de 2016

Tortos asturianos


Continuando con nuestra afición viajera y aprovechando que estamos en pleno verano, hemos decidido hacer un pequeño salto gastronómico hasta una comunidad que nos encanta, Asturias. Para ello, os contaremos la receta de uno de sus platos universales, los “tortos”.

Se trata de una receta sencillísima y que además podréis acompañarla de lo que más os apetezca (por ejemplo de carne picada o “raxo”). Para hacer tortos para dos personas utilizaremos los siguientes ingredientes:

200 g de harina de maíz
50 g de harina de trigo
150 ml de agua tibia
Una pizca de sal

Para empezar, pondremos todos los ingredientes en un bol grande y mezclaremos bien durante unos 5 minutos. Es posible que quede algo pegajosa. Una vez integrados todos los ingredientes, dejamos reposar la masa unos 30 minutos.

Pasado este tiempo, pondremos una sartén con abundante aceite a fuego vivo. Cuando esté caliente, iremos cogiendo porciones de masa, la aplastaremos con las manos y la freiremos en la sartén hasta que quede bien dorada. Finalmente la pondremos sobre papel absorbente y reservaremos.

Nosotros lo comimos al aire libre con unos buenos chichiquis (un picadillo de cerdo con pimentón muy típico de Vitoria).

Receta de tortos asturianos
Una terraza, buena compañía, unos tortos y... ¡buen provecho!


Deliciosos. ¿os apuntáis?

¡Buen provecho!