jueves, 11 de mayo de 2017

Bizcocho de calabacín y limón


Hoy volvemos con la intención de endulzaros un poco las meriendas o desayunos y lo hacemos con una receta de algo suave, sencilla y deliciosa. Os traemos la receta de un “Bizcocho de calabacín y limón”, un bizcocho que gusta y sorprende a partes iguales.

Para hacer un bizcocho de 6/8 raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

56 g de harina integral
56 g de harina de fuerza
Un huevo mediano
55 g de azúcar de caña
55 g de azúcar blanco
82 g de aceite de girasol
2 g de bicarbonato
2 g de sal
112 g de calabacín rallado
Ralladura de un limón


Lo primero que haremos, una vez preparados los ingredientes, será poner a calentar el horno. Para ello, lo pondremos a 180 grados con calor superior e inferior.

Mientras el horno se va calentando, pondremos el huevo, el aceite y el azúcar en un bol y lo batiremos enérgicamente hasta que esté todo bien integrado, cosa que sabremos cuando coja textura espumosa.

Una vez hecho, añadiremos las harinas, el bicarbonato y la sal y lo integraremos todo mezclándolo bien. A continuación, añadiremos el calabacín y la ralladura de limón y de nuevo lo volveremos a integrar todo.

Cuando esté todo integrado, cogeremos un molde apto para ir al horno, lo embadurnaremos con un poco de mantequilla y volcaremos en él la totalidad de masa obtenida repartiéndola de forma uniforme.

Cuando el horno haya llegado a 180 grados, meteremos el molde y lo dejaremos unos 35 o 40 minutos (a partir del minuto 35 deberéis ir controlando su cocción pinchándolo con un palillo).

Este es el resultado:

Bizcocho de calabacín y limón
Nuestro bizcocho de calabacín y limón, ¿queréis un trozo?


Os garantizamos que os gustará y repetiréis.

¡¡Buen provecho!!

lunes, 24 de abril de 2017

Patatas enmascaradas



Hoy os traemos una receta muy especial para nosotros. Os preguntaréis, ¿por qué es tan especial esta receta? Pues, básicamente porque es una “receta de casa” hecha, como no, en casa. Sí, la receta que os presentamos hoy es de nuestra tierra (bueno, de la tierra del 50% del equipo).

Hoy, os traemos un plato tradicional de la cocina catalana que tiene su origen en la zona de montaña del Berguedà (Catalunya), las “patatas enmascaradas”. Originalmente se hacían con sangre de cerdo (ya sabéis, cocina de aprovechamiento) aunque para esta receta, la hemos eliminado adaptándola un poco más a los tiempos actuales.

Para un par de raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

3 patatas medianas
200 gr de morcilla
100 gr de bacón
Media cebolla
Aceite
Sal

Para empezar, limpiaremos bien la patata, ya que la cocinaremos con su propia piel. Una vez hecho, pondremos a hervir un cazo con abundante agua con una pizca de sal. Cuando hierva añadiremos las patatas y las dejaremos, como mínimo durante unos 20 minutos.

Mientras hierven las patatas picaremos la cebolla y el bacón (reservaremos 2 lonchas enteras) y la pondremos a pochar con un buen chorro de aceite. Cuando haya pochado, añadiremos el bacón picado y lo cocinaremos unos minutos. A continuación, quitaremos la piel a morcilla y la desmenuzaremos con la ayuda de un tenedor. Cuando la tengamos, la añadiremos a la sartén y la cocinaremos un par de minutos.

Mientras acaba de cocinarse todo, pelaremos bien las patatas y las aplastaremos con la ayuda de un tenedor. La patata debe quedar lo más fina posible. Cuando la tengamos bien aplastada, añadiremos la patata a la sartén, mezclaremos bien y la dejaremos unos minutos cocinándose con la cebolla y el bacón.

Finalmente, cocinaremos las lonchas de bacón que habíamos reservado y presentaremos el plato. Esta es una opción:


Patatas enmascaradas
Una ración de deliciosas patatas enmascaradas



¡Buen provecho!
lunes, 10 de abril de 2017

“Cinnamon rolls” o rollos de canela



Hoy nuestro viaje gastronómico nos lleva a un país sorprendente, Suecia, y lo hace para presentarnos una receta que, hoy en día, todos tenemos asociada a los Estados Unidos. Sí, hoy os traemos la receta de los “Cinnamon rolls” o “rollos de canela”.

Aunque no lo parezca, los “cinnamon rolls” tienen su origen en los locos años 20 suecos, y no es hasta más adelante que cruzan el charco y se convierten en su especialidad típica. Hoy os contaremos como hacer unos deliciosos rollos de canela.

Para hacer 16 (generosos) “cinnamon rolls” necesitaremos los siguientes ingredientes:

Para la masa:

400 g de harina
30 gr de azúcar
50 gr de mantequilla en pomada
2 gr. de vainilla en polvo (media vaina)
50 ml de agua tibia
100 ml de leche tibia
1 huevo
15 gr de levadura fresca
1 pellizco de sal

Para el relleno:

100 gr de mantequilla blanda
1.5 cucharadas soperas de canela en polvo
60 gr de azúcar moreno

Para la cobertura:

2 cucharadas de queso de untar (o mascarpone),
70 gr de azúcar
30 ml de leche


Para empezar, cogeremos un bol grande e iremos poniendo todos los ingredientes secos mezclándolos poco a poco para ir integrándolos, después añadiremos el huevo batido y el agua y volveremos a mezclar. Disolveremos la levadura en la leche y lo juntaremos al resto de ingredientes del bol.

Una vez hecho, amasaremos a mano la mezcla y lo haremos, como mínimo, durante 15 minutos. La masa estará hecha cuando consigamos hacer una bola sin pegarse en las manos. Cuando la tengamos, la taparemos con un paño y dejaremos reposar, como mínimo, durante una hora y media.

Una vez pasado este tiempo, empezaremos a preparar el relleno, para hacerlo cogeremos la mantequilla y le daremos 15/20 segundos de microondas, cuando esté líquida añadiremos la canela y mezclaremos bien.

Ahora, estiraremos la masa sobre la encimera enharinada. Para hacerlo usaremos el rodillo y haremos un rectángulo. Una vez lo tengamos, pintaremos toda la superficie con la mezcla de mantequilla y canela. Una vez pintada, espolvorearemos la masa con el azúcar repartiréndolo por toda la superficie. Mientras preparamos la masa, ponemos a calentar el horno a 180 grados.

Una vez hecho, enrollaremos la masa haciendo un rulo y posteriormente, con un cuchillo afinado, cortaremos rodajas de unos 2 o 3 centímetros de grosor y los distribuiremos en una bandeja de horno cubierta con papel (dejad espacio entre cada rollo porque crecen en el horno). Finalmente, meteremos la bandeja en el horno y la dejaremos allí unos 7/10 minutos (con mucho cuidado, porque cuando doren puede ser demasiado tarde).

Mientras se hacen los rollos de canela, preparemos la cobertura, para hacerlo cogeremos dos cucharas de queso de untar (o mascarpone), el azúcar i la leche y lo batiremos todo con la batidora de brazo.

Cuando saquemos los “cinnamon rolls” del horno, les pondremos la cobertura y los dejaremos enfriar los minutos que la gula nos permita.

Este es el resultado final:


Receta de “Cinnamon rolls” o “rollos de canela”
“Cinnamon rolls” o “rollos de canela”



¡Buen provecho!
domingo, 19 de marzo de 2017

Brandada de bacalao



Como ya sabréis, nos encanta la zona del Mediterráneo, su cultura y su gastronomía, por tanto, continuaremos nuestro viaje gastronómico por allí. Hoy, volvemos a nuestra tierra de origen, Catalunya y lo haremos explicándoos una receta tradicional catalana, la “Brandada de bacalao”.

La “Brandada de bacalao” es un plato originario de la Edad Media cuando el único pescado que se podía distribuir con seguridad era el bacalao en salazón, aunque hoy en día esta receta se ha extendido por toda la geografía catalana y mediterránea con muy pocas variantes.

La receta de la “Brandada de bacalao” es muy sencilla y su resultado además de muy sabroso es muy versátil en su presentación. Para preparar dos raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

300 g de bacalao fresco o salado
1 patata mediana
200 ml de aceite de oliva
80 ml de leche
1 diente de ajo

Para empezar deberemos tener en cuenta el tipo de bacalao que utilizaremos, ya que, si es en salazón el día previo deberemos ponerlo en remojo para quitarle bien la sal. Una vez hecho esto, la receta continua igual sea cual sea el tipo de bacalao utilizado.

Lo primero que haremos será poner un cazo en el fuego con una cantidad abundante de agua. Cuando hierva pondremos el bacalao y lo dejaremos hervir un par de minutos. Mientras pelaremos la patata. Una vez hervido, reservaremos el bacalao y pondremos la patata en el cazo para aprovechar el agua hirviendo. Dejaremos que la patata se cueza durante 20 minutos. 

Mientras hierve aprovecharemos para pelar, quitar las espinas al bacalao y desmigarlo con las manos.

A continuación, pondremos una sartén a fuego con todo el aceite y lo calentaremos a fuego suave, mientras calienta añadiremos el diente de ajo cortado a láminas para aromatizar el aceite. Cuando el ajo cambie un poco de color, lo quitaremos del fuego.

Cuando la patata esté cocida la pondremos en bol junto con el bacalao. Calentaremos un poco la leche, la añadiremos al bol y con la ayuda de la batidora de mano lo batiremos todo bien. Cuando tengamos una masa bien espesa y consistente, iremos añadiendo poco a poco el aceite aromatizado con ajo mientras lo vamos batiendo todo. El resultado final debe tener una textura fina y cremosa.

Llegados a este punto ya solo nos faltará presentar, hoy os proponemos la presentación más sencilla, gratinado al horno:

Receta de la Brandada de bacalao
Brandada de bacalao


De todas formas tenemos muchas opciones: en pintxo, en pimientos del piquillo, etc., aunque bueno, las dejamos para otro día.

¡Buen provecho!