martes, 30 de junio de 2015

Salmorejo


Cada plato tiene su temporada, y nosotros, para cada temporada tenemos nuestras preferencias. Mientras en invierno preferimos los platos de cuchara, ahora en verano, preferimos los platos frescos y sobretodo, refrescantes.

Siguiendo la estela que iniciamos el año pasado cuando os explicamos dos platos ideales para estas fechas de calores: el “Gazpacho” y la “Vichyssoise”, este año os traemos otro gran clásico de la cocina de nuestro país, el “Salmorejo”.

Para dos raciones utilizaremos los siguientes ingredientes:

500 gr. de tomates (muy maduros)
100 gr. de pan (puede ser del día anterior)
1 diente de ajo
100 ml. de aceite
2 cucharadas de vinagre de Jerez
1 huevo
2 lonchas de jamón ibérico
Sal y pimienta

Para empezar, limpiaremos bien los tomates. Cuando los tengamos limpios, partiremos cada tomate en cuatro partes, aprovechando para quitarles bien el tallo, los salaremos y los pondremos en el vaso de la batidora. Mientras hacemos esto, empaparemos bien el pan.

A continuación, añadiremos al tomate, el ajo, el pan bien escurrido, las dos cucharadas de Jerez y una pizca de pimienta. Una vez hecho, lo batiremos todo bien hasta conseguir una crema bien homogénea.

Una vez conseguida la crema, la reservaremos en la nevera hasta minutos antes de presentarla para que esté bien fría. Nosotros, habitualmente la dejamos enfriar de un día para otro.

Unos minutos antes de presentar el salmorejo, pondremos una olla a hervir con agua y una pizca de sal. Cuando arranque a hervir, pondremos el huevo y lo dejaremos unos 12 minutos. Pasado este tiempo, enfriaremos y pelaremos el huevo.

Para presentar el salmorejo repartiremos la crema en platos hondos (o boles), rayaremos encima suyo el huevo y repartiremos unos virutas de jamón ibérico, tal que así:

Salmorejo
Una buena ración de Salmorejo


¡Buen provecho!

martes, 23 de junio de 2015

Ensalada de arroz integral con nectarinas


Aunque en casa comemos ensaladas durante todo el año, es en verano cuando más nos gustan, ya sean frías, refrescantes o incluso templadas. Por eso, cuando descubrimos esta receta, supimos que en casa iba a triunfar.

La receta que os presentamos hoy es una modernización de la clásica ensalada de arroz, nosotros la hemos bautizado como: “Ensalada de arroz integral con nectarinas”.

Para dos personas utilizaremos los siguientes ingredientes:

150 gr. de arroz (integral y blanco)
1 nectarina
½ cebolla roja
½ pimiento rojo
½ pimiento verde
150 gr. de maíz dulce
5 hojas de menta fresca
1 cucharada de salsa de soja
Aceite de oliva
Sal

Para empezar, pondremos a hervir una olla con agua salada, cuando esté hirviendo añadiremos el arroz y lo dejaremos unos 20 minutos removiendo de vez en cuando. Cuando haya pasado este tiempo, escurriremos bien el arroz y lo reservaremos en un bol en el frigorífico.

A continuación, cortaremos a dados pequeños (de más o menos, medio centímetro) los dos medios pimientos. Cuando estén cortados, haremos lo mismo con la cebolla y la nectarina (esta, evidentemente, una vez pelada).

Una vez cortado todo, lo añadiremos al bol con el arroz y lo mezclaremos todo bien. Añadiremos la cuchara de aceite de oliva, la de salsa de soja y una pizca de sal. Una vez aliñado, mezclaremos todo bien para finalmente, guardarlo de nuevo en el frigorífico hasta minutos antes de presentar el plato en la mesa.

Justo antes de presentar, cogeremos las hojas de menta bien limpias y las picaremos bien para, a continuación, añadirlas al arroz y mezclar bien una vez más.

Aquí os dejamos una posible presentación (¡lástima que no podamos enviaros una ración!):

Receta de ensalada de arroz integral con nectarinas
Ración de ensalada de arroz integral con nectarinas


¡Buen provecho!

sábado, 30 de mayo de 2015

Samosas de pavo


Hace unos días apareció en casa un pequeño gran regalo, el libro de segunda temporada de “MasterChef”. Simplemente genial, ya que contiene además de todas las recetas de dicha temporada, un montón de consejos y trucos a tener en cuenta cuando estamos en la cocina. De entre todas las recetas, nos llamó poderosamente la atención, la de las “Samosas de pavo”.

Las samosas son una especie de empanadillas triangulares originarias del sur de Asia. Originalmente, estas empanadillas se rellenaban con una mezcla de verduras y de especias, aunque en la receta que os presentamos hoy, le pondremos algo un pelín distinto, mirad:

Para hacer una docena de samosas, necesitaremos los siguientes ingredientes:

4  hojas de pasta filo
300 gr. de pechuga de pavo
30 gr. de mantequilla
40 gr. de pasas sultanas
1 cebolla
2 cucharadas de curry
1 cucharada de comino
1 cucharada de tomate
1 limón
1 yogur natural
5 hojas de menta fresca
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Aunque pueda parecer que tiene muchos ingredientes, esta receta es bastante rápida y sencilla para solucionar correctamente una cena con amigos. 

Lo primero que haremos será pelar y picar bien la cebolla. Mientras, pondremos a calentar una sartén con un chorrito de aceite. Cuando esté caliente añadiremos la cebolla y la cocinaremos un poco. A continuación, añadiremos la carne de pavo picada y la dejaremos 5 minutos más cocinándose mientras lo removemos de vez en cuando.

Cuando pasen estos minutos, añadiremos el curry, el comino y las pasas, lo mezclaremos todo bien y continuaremos cocinándolo todo unos 3 minutos más. Después, añadiremos el zumo de limón y la cucharada de tomate. Mezclaremos bien y reservaremos.

Llegados a este punto, desharemos la mantequilla y cortaremos las láminas de pasta filo a lo largo, sacando tres tiras de cada hoja. Una vez hecho esto, pintaremos las tiras de pasta filo con mantequilla y en uno de sus extremos pondremos un poco de masa de pavo e iremos doblando la masa sobre sí misma formando un triángulo.

Finalmente, precalentaremos el horno a 200 grados y cocinaremos los triángulos durante unos 15 minutos, mirando eso sí, que no se nos quemen.

Mientras se cocinan, prepararemos una deliciosa salsa de yogur, para hacerlo, pondremos el yogur y las hojas de menta bien picadas en un bol y la mezclaremos bien. Reservamos para acompañar nuestra samosas.

Así nos salieron a nosotros las samosas:

Receta de Samosas de pavo
Una ración de "samosas de pavo"


¡Buen provecho!

lunes, 18 de mayo de 2015

Producto de temporada. Mayo: Berenjenas


Ya estamos en mayo, y con él llegan los primeros calores y empieza la temporada de la berenjena, una de las verduras que más nos gustan y que además, más usos le damos en nuestra cocina.

Desde mayo hasta finales de año, podemos degustar esta verdura cilíndrica de entre 10 y 30 centímetros, con piel lisa y una gama de colores entre morado y negro, aunque eso sí, su pulpa es blanca, esponjosa y con un sabor ligeramente amargo.

De origen asiático, se cultiva desde hace miles de años y su extensión por la cuenca mediterránea se produjo con rapidez, donde desde hace años es altamente apreciada.

Este vegetal tiene entre sus características, la escasez de calorías (un 92% es agua) se combina con una buena aportación de potasio y vitaminas como A, B1, B2, B3 y C.

En la cocina, la berenjena constituye un potente aliado a la hora de crear platos sanos y sabrosos, aunque eso sí, debe cocinarse siempre, pero cuidado, por qué si pretendemos freírlas o pasarlas por la sartén, su carne absorbe una gran cantidad de aceite si no las hacemos sudar antes (dejándolas descansar media hora con sal).

A nosotros nos encantan las berenjenas y las utilizamos tanto de acompañamiento de muchos platos, como incluso como ingrediente principal de otros tantos. Como ejemplo de estos platos, hoy os recomendamos las siguientes recetas: 

  • Arroz con berenjena confitada: Este es un arroz fácil y original, una receta con dos protagonistas, el arroz blanco y nuestro producto del mes, la berenjena. Aquí tenéis nuestra receta.
  • Tostas de Berenjena: Una gran opción para cenar con amigos. Unas tostadas originales con un toque a especias que no deja indiferente a nadie. Os recomendamos que las probéis. Aquí tenéis nuestra receta.
  • Tumbet mallorquín: Todo un clásico de la cocina mediterránea que logra unir la tradición y el vegetarianismo. En casa nos encanta y os lo recomendamos totalmente. Lo hacemos con esta receta.


jueves, 30 de abril de 2015

Carpaccio de calabacín


El sol empieza a calentar, y con ello, cada vez apetece más comer al aire libre y sobre todo, apetece olvidarse un poco de esas sanas lentejas (o potajes) para degustar platos más frescos y acordes a la nueva temporada. Por eso, hoy os presentamos un plato fresco, sencillo y rápido, al que le podemos llamar: “Carpaccio de calabacín”.

Sí, lo sabemos, se trata de una receta ciertamente arriesgada, pero a nosotros nos encanta y por su combinación de sabores o garantizamos que merece mucho la pena.

Para preparar dos raciones de receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

Un calabacín
60 gr. de piñones
50 gr. de pétalos de parmesano
50 gr. de pasas de California
Sal en escamas
Aceite de oliva virgen
Pimienta negra molida

Para empezar, limpiaremos a conciencia el calabacín, más que nada, porque nos lo comeremos crudo. Cuando esté hecho, lo cortaremos a lonchas bien finas, o lo que es lo mismo, de más o menos, un par de milímetros. Así pues, si tenéis mandolina, este es un gran momento para utilizarla, je je je.

Cuando tengamos el calabacín cortado, pondremos una sartén al fuego con un chorro de aceite y lo calentaremos. Cuando esté caliente, bajaremos el fuego y tostaremos los piñones.

Finalmente ya solo nos faltará montar el plato, y para hacerlo, repartiremos las lonchas de calabacín llenando la base del plato. Encima de ellas, repartiremos los piñones y las pasas de California, para por último, espolvorear con los pétalos de queso parmesano, justo antes de aliñarlo todo con las escamas de sal, una pizca de pimienta molida y un chorrito de aceite de oliva virgen.

En casa, el plato nos quedó así:

Carpaccio de calabacín - receta
Una ración de Carpaccio de calabacín


¡Buen provecho!