lunes, 12 de enero de 2015

Producto de temporada. Enero: Salmón


Desde hace mucho tiempo barajábamos la posibilidad de estrenar una nueva sección, y que mejor excusa que el comienzo de un nuevo año, ¿verdad? Pues bien, nuestra idea es, una vez al mes, contaros las propiedad y posibles usos de un producto “de temporada” (dicho de otra manera, del mes en cuestión).

Para estrenarnos, en esta ocasión os hablaremos de uno de nuestros ingredientes favoritos, el salmón.

Mayoritariamente procedente de las frías aguas del Atlántico, el salmón se caracteriza por su cuerpo alargado (más de 50 centímetros) y cubierto de pequeñas escamas con manchas oscuras, su carne rosácea o anaranjada, y un peso óptimo está entre 1 y 3 kilos.

El salmón es un pescado graso, perteneciente a la familia de pescados azules. Aunque mucha gente le critica su aportación de grasa, este tiene unos 11 gramos de grasa por cada 100 de carne, un porcentaje muy similar al de las sardinas o el atún, aunque eso sí, su grasa es rica en Omega-3, favoreciendo así la reducción de colesterol, triglicéridos y evitando la formación de coágulos o trombos sanguíneos.

Aunque como ya os podéis imaginar, no todo es positivo en el salmón, ya que su alto contenido en purinas provoca un incremento de ácido úrico en nuestro cuerpo, por lo tanto, no es recomendable para aquellos que tengan problemas con el ácido úrico.

En la cocina, el salmón es uno de los pescados más versátiles y deliciosos, aunque eso sí, extremando siempre el cuidado al cocinarlo, ya que con un exceso de calor el salmón pierde sus principales características. Nosotros os recomendamos tres formas bien sencillas de preparar un buen salmón y además, triunfar en la mesa:

  • A la papillote
Es sin lugar a dudas una de las formas de cocción más sanas y que más respetan la textura y sabor. Os dejamos un ejemplo: Salmón a la papillote
  • A la plancha
Tradicional y sabrosa, pero cuidado porqué es tremendamente fácil quemar el salmón. Aquí tenéis una buena receta: Combinado de salmón

  • En un tartar
Un método arriesgado, por el que no todo el mundo está preparado, aunque a nosotros, nos vuelve locos. ¿Qué os parece esta receta? Tartar de salmón con manzana ácida y aguacate.

 

8 comentarios:

  1. Buena idea para la nueva sección. Así tendré un poco más de conciencia con los productos de temporada ;) La verdad es que yo lo prefiero a la plancha, demasiado atrevido En un tartar -.-

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la nueva sección, muchas veces ignoramos las propiedades de los alimentos y siempre es interesante saber más sobre lo que se ingiere. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, siempre es importante aprender, y más cuando está en juego nuestra salud y alimentación.

      Eliminar
  3. Ese tartar será arriesgado, pero tiene una pinta.... ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y su sabor es espectacular... no parece que estés comiendo pescado 'crudo', porqué realmente con el reposo que tiene es más una maceración, aunque eso sí, congelalo siempre un mínimo de 48 horas.

      Eliminar
  4. Muy interesante y útil la nueva sección yo amo el salmón!! Voy a ver si lo preparo a la papillote y en un tartar porque siempre lo como a la plancha :) Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Jo, pues lo que me faltaba, sugerencias para comer salmón. Mi marido me va a preguntar que dónde voy, pero es que me encanta... Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Yo tomo el salmón en Sashimi con salsa de soja y mucho wasabi, absolutamente delicioso!!

    ResponderEliminar