viernes, 31 de mayo de 2013

Espaguetis negros con crema de salmón ahumado y gambas

El otro día disfrute como un crío en casa. ¡Aún me estoy relamiendo los bigotes! Mis queridos dueños prepararon un plato de pasta súper especial… llevaba pasta negra, salmón ahumado… ¡buah!

Ese par bautizaron el plato que os voy a contar hoy como: “Espaguetis negros con crema de salmón ahumado y gambas”.

La receta es muy sencilla. Para hacerla, deberéis utilizar los siguientes ingredientes (para dos personas):

200 gr. de espaguetis negros
150 gr. de salmón ahumado
125 ml. de crema de leche
6 gambas (o langostinos)
Una hoja de laurel
Sal
Aceite
Pimienta

Para empezar, cogeréis una olla y le pondréis agua, sal y la hoja de laurel, después, la pondréis a fuego vivo hasta que arranque a hervir. En ese momento añadiréis la pasta y la dejaréis hirviendo unos 10 minutos (o lo que indique el fabricante).

Mientras, cortaréis el salmón ahumado y limpiaréis bien las gambas (o sea, les quitaréis la piel, la cabeza y las patas). Una vez lo tengáis hecho, pondréis una sartén al fuego con una cucharada de aceite, cuando esté caliente añadiréis las gambas salpimentadas. Un par de minutos después, las retiraréis del fuego y reservaréis.

En la sartén donde hayáis preparado las gambas, añadiréis la crema de leche y la dejaréis un par de minutos cocinándose. Pasado este tiempo, pondréis la crema en uno de los recipientes de la batidora, añadiréis el salmón ahumado y lo batiréis bien hasta conseguir una masa homogénea.

Ya casi tenemos el plato preparado, solo nos falta presentarlo. Para hacerlo, mis dueños os proponen lo siguiente:

Salmón, gambas, espaguetis negros... un manjar, si señor

¿Os gusta? Pues que sepáis que el sabor es mucho mejor.

¡Buen provecho!




Un pequeño truco: Si se os queda la crema fría, sin problemas, ponedla a calentar, la salsa gana un montón ;)




martes, 14 de mayo de 2013

Varios premios


Esta semana he tenido un aluvión de premios / reconocimientos, y como diría ese señor tan presente en los medios de comunicación: “me llena de orgullo y satisfacción” meh meh meh!!

Los premios recibidos son:

  • “The versatile blog”.  Mil gracias a Dolors Germillach de “Pecat capital
  • “Liebster Award”, “One Lovely blog Award” y “Very inspiring blogger Award”. Tres mil gracias (por ser un triple premio) a Maria Eugenia Sanz de “Las recetas fáciles de María







¿A que son guapos?

Bueno, entre las reglas del premio está contestar unas preguntas (¡ah, sorpresa! para vosotros, los nominados, son las mismas), así que voy a ello:

1.- ¿Que ingrediente tiene que llevar tu plato perfecto?
No hay un ingrediente único, todo depende del plato a preparar en cada momento


2.- Tu película para recordar.
Me encanta el cine, así que os daré dos películas muy distintas para recordar: “Up” y “La lista de Schindler


3.- ¿Cocina clásica ó creativa?
Para que cocinen mis dueños,  la clásica… para degustar en una cena, la que tenga una fusión entre ambas.


4.- Tu mejor cocinero.
¿A parte de las madres de mis dueños? Es complicado, porque no tengo uno de cabecera, aunque me quedaría con Isma Prados por su forma de ver y hacer sentir la cocina.


5.- Un viaje pendiente...
Uno transoceánico, aunque ¡llegará!


6.- Tu ingrediente fetiche.
Va a temporadas, aunque hay uno del que no puedo prescindir: el aceite.


7.- Un truco de cocina.
Cortar la berenjena y salarla (o hervirla) antes de cocinarla, ahorraréis un montón de tiempo y de aceite.


8.- ¿Por qué el blog?
Para compartir conocimientos con todos.


9.- Tu libro de cabecera.
Ahora mismo, el último de Ken Follet (“El invierno del mundo”).


10.- Tu mejor receta.
Eso lo dejo a los que han tenido el ‘placer’ de catar los  platos de mis queridos dueños, ¡meh meh meh!



11.- Quien hace de conejillo de indias en tus recetas?
Mis dueños, ellos hacen como Juan Palomo, “ellos se lo guisan ellos se lo comen”, porque a mí, no me dejan.

Y ahora mis 11 nominados a los premios  “One Lovely blog Award” y “Very inspiring blogger Award”. Son: 






  • Recetas de azucar y orégano 
  • Las tradiciones de mi famiglia
  • La cuina de l'Olga
  • Manetes Bones
  • Recetas de la abuela Luisa
  • Mis Recetas
  • La comida de la finca
  • Icocina y punto
  • La cuina d'una aprenent
  • La cocina de la abuela
  • Y con tu pan te lo comas
  • domingo, 5 de mayo de 2013

    Ensalada de pulpo


    Parece que por fin el buen tiempo está llegando, o como mínimo esto parece. Por eso hoy os propongo una ensalada, completa eso sí, una ensalada especial para disfrutar en una cena con la familia o con los amigos.

    Se trata de una ensalada templada. Mis queridos dueños le pusieron el descriptivo nombre de “Ensalada de pulpo”.

    Mis dueños utilizaron los siguientes ingredientes para una ensalada para cuatro comensales:

    1 pulpo mediano (de unos 800 gr.)
    2 patatas
    Una bolsa de ensalada (al gusto)
    Una cebolleta
    Medio pimiento verde
    Medio pimiento rojo
    Aceite
    Vinagre
    Pimentón
    Sal


    Es muy, muy sencilla, solo tiene un paso un poco difícil, preparar el pulpo.

    Mis dueños utilizan un pequeño truco para conseguir un pulpo bien tierno. El truco es bien sencillo, se trata simplemente de congelarlo justo después de lavarlo y claro, descongelarlo con el tiempo suficiente (con unas 6 o 7 horas de antelación) para ser cocinado. Sin violencia, como a mí me gusta (soy consciente que según varios cocineros, es mejor pegar unos golpes al pulpo, pero a mí no me acaba de gustar ese sistema).

    Para empezar prepararéis una vinagreta. Para hacerlo, picaréis bien pequeños los dos medios pimientos y la cebolleta. Cuando lo tengáis hecho, lo pondréis todo en un bol con un pellizco de sal y lo cubriréis con aceite. Finalmente, le echareis un buen chorro de vinagre.

    A continuación, cogeréis una olla a presión, le pondréis una buena cantidad de agua y directa a fuego vivo. Cuando el agua esté hirviendo, deberéis meter el pulpo en el agua tres veces (eso es, meter y sacar, como dicen por ahí, para “asustar” al pulpo) para finalmente dejarlo sumergido junto con las dos patatas y una pizca de sal. Cerrad la olla y dejarla en el fuego durante 10 minutos (a contar desde que empiece a salir el vapor).

    Pasados los 10 minutos sacaréis el pulpo y las patatas y lo cortaréis. El pulpo a trozos de bocado, y las patatas a lonchas de más o menos un dedo. Llegados aquí ya solo os faltará montar el plato y para hacerlo que mejor que disponer de las patatas en un extremo del plato espolvoreadas con pimentón, y en el centro la ensalada con el pulpo recién cortado. Finamente, deberéis aliñarlo con la vinagreta que ya os he contado cómo preparar.

    Y este es un posible resultado:

    Ensalada de pulpo
    ¡Menuda ensalada de pulpo!


    ¿Qué os parece?

    ¡Buen provecho!