sábado, 13 de octubre de 2012

Quiche de salmón y puerros


Hoy me he levantado de la cama con muy poquitas ganas de hacer nada, pero me toca actualizar el blog, por tanto, creo que es mejor que recupere una receta histórica que aún no os he contado... sí, lo voy a hacer. 

Bueno, sinceramente no es una receta historia, pero como mínimo, mis dueños llevan un tiempo haciéndola regularmente.

Es muy sencilla, y más teniendo en cuenta si ya habéis hecho algunas recetas parecidas que os he ido contando por aquí, por ejemplo: “Quiche Lorraine” o la “Quiche de calabacín y queso brie”.

Sí, lo habéis adivinado, la receta de hoy es otro tipo de quiche. Personalmente me encanta, más que nada porqué lleva salmón ahumado, meh meh meh!!! Mis dueños le llaman: “Quiche de salmón y puerros”.

Para hacer esta receta, ese par utilizan los siguientes ingredientes:

Un disco de masa de hojaldre
2 huevos
200 ml. de crema de leche
100 gr. de salmón ahumado
2 puerros
Aceite
Sal

Antes que nada, pondréis a precalentar el horno (a unos 200 grados). Mientras se calienta, cogeréis un molde redondo, apto para ir al horno. Extenderéis la masa en el molde, cubriendo bien su base y los laterales. Finalmente, con la ayuda de un tenedor, iréis pinchando la masa, para evitar que aparezcan burbujas durante su cocción.

Cuando tengáis hecho esto, cortaréis el puerro bien pequeño y lo pondréis en una sartén con un chorrito de aceite. Lo dejaréis en el fuego a temperatura media hasta que esté bien cocinado. Cuando veáis que el puerro está tierno y medio trasparente, añadiréis la crema de leche, y lo dejaréis cociéndose un par de minutos más.

Mientras cuece el puerro, cortaréis el salmón a cuadrados pequeños y los pondréis en un bol. En este bol, añadiréis los dos huevos y los batiréis con fuerza, como si quisierais hacer una tortilla. Cuando los tengáis bien batidos, le añadiréis el contenido de la sartén (el puerro con la crema de leche), y continuaréis mezclando un poco más para conseguir una mezcla homogénea e impedir que los huevos cuajen con el calor de la crema de leche.

Una vez esté todo bien batido, llegará el momento de rellenar el molde. Para hacer esto, deberéis verter el contenido del bol en el molde y repartirlo bien para que quede toda la superfície con una cantidad parecida.

Finalmente, mis dueños hornearon el molde durante unos 25 minutos a unos 180 grados.

La quiche les quedó así:

Quiche de salmón y puerros
Esta es la quiche de salmón y puerros sin sacar del molde

Detalle de la quiche de salmón y puerros


Estaba buenísima, o como mínimo esto es lo que dijeron.

3 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog y me encanta esta quiche que has preparado, porque el salmón ahumado es una de mis perdiciones. Me quedo por aquí para echar un vistazo con más calma a tus recetas "gatunas". Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Que tal lindo gatito? Si pasas por mi blog hay un premio para ti, espero que te guste ;)
    http://tucocina-micocina.blogspot.com.es/2012/11/premio-versatile-blogger-award.html

    ResponderEliminar