lunes, 12 de febrero de 2018

¿Dónde comer en Zaragoza?



Después mucho tiempo, volvemos con entrada para una sección que realmente nos gusta mucho, ya que junta dos de nuestras pasiones, el turismo y la gastronomía. A lo largo de esta entrada os contestaremos a la pregunta de “¿Dónde comer en Zaragoza?”, y lo haremos intentando no caer en las tan temidas trampas para turistas.

La capital de Aragón es, para muchos, una gran desconocida (decidnos, ¿qué es lo primero que os viene a la cabeza al oír el nombre de Zaragoza? ¿El Pilar, tal vez?). Pues bien, Zaragoza es mucho más, es la Aljafería, es la catedral de el Salvador, es la ciudad romana Caesaraugusta, y, como no, es gastronomía.

Los platos tradicionales zaragozanos se basan en el producto de la huerta, la fruta y como no, su famoso ternasco (cordero joven). Y después de todo esto, empezaremos ya nuestro recorrido gastronómico por las calles de Zaragoza, ¿nos acompañáis?

Aunque en la capital aragonesa se pueden encontrar variados y buenos restaurantes, nosotros nos centraremos en el tapeo, una actividad que llena de vida las calles de la ciudad. Y, para ello, empezaremos nuestra ruta gastronómica tomando unas croquetas…


C/ del Coso, 14

Croquetas hechas al momento, para comer en el local o llevarte a casa. Nosotros probamos los croquetones (porqué son grandes) de “carabineros” y de “pollo al caramelo”, siendo su coste de 2 euros por unidad. Y para cerrar, unas sorprendentes y deliciosas croquetas de “Galleta Oreo” y de “chocolate negro con nueces”. Innovador, sorprendente y muy recomendable.

Croquetas del CroquetArte
Croquetas del CroquetArte



Después de esta primera parada, os proponemos la zona de tapeo por excelencia de Zaragoza, “el tubo”, en donde os recomendamos los siguientes locales:


C/ Estébanes, 8

Todo un clásico de la zona. Sus especialidades son los huevos estrellados y las croquetas, comiéndolas entre sus paredes de piedra o a pie de calle. Nosotros optamos por pedir un plato de “huevos estrellados con foie” (por unos 12€ una generosa ración) que estaban deliciosos, por lo que os lo recomendamos.

 
Huevos estrellados con foie de Dona Casta
Una generosa ración de huevos estrellados con foie


C/ Libertad, 16

Como ya os podéis imaginar, su especialidad son los champiñones. Montado como si fuera una pequeña hamburguesa o coronado por una gambita, por 1.60€ nos encontramos con 2 o 3 deliciosos champiñones. Muy buenos, y acompañados por una cerveza, todo un placer para el paladar.

 
Tapa de champiñones de El Champi
Una tapa de champiñones de "El Champi"

C/ Libertad, 12

Entras en él por el diseño de su sala y la vida que en él se respira, aunque luego te quedas por el tamaño, precio y sabor de sus tapas, y acabas decidiendo volver porque siempre puedes repetir o probar un nuevo pincho. Nosotros hemos probado el “Solomillo con foie”, la “Patata asada rellena de ternasco”, las “Gyozas de conejo” y las “patatas a la gresca”…. Todos espectaculares. Sin lugar a dudas, el "Meli del Tubo" es un lugar muy recomendable.

 
Tapa de Gyozas de conejo
Gyozas de conejo

Patata rellena de ternasco
Patata rellena de ternasco


Y para finalizar, ¿qué os parece un bizcocho casero? Pues, cerca de la basílica del Pilar, se encuentra el lugar perfecto:


C/ Santiago, 5

Un lugar pintoresco donde sus propietarios hacen sus propios bizcochos caseros de múltiples sabores. Un ambiente agradable para tomar un café, un mojito y acompañarlo con una generosa ración de bizcocho (por unos 2 euros). El "Café Botánico" es ideal para desayunar o merendar a media tarde.







No hay comentarios:

Publicar un comentario