lunes, 25 de enero de 2016

Pastel de zanahoria


Hacía mucho tiempo que cada vez que pensábamos en hacer un pastel (a excepción del Roscón de Reyes) siempre optábamos por el bizcocho o nuestra versión del brownie. Por esto, hace unos días, después de visitar el rincón de “Victoria La Tauleta” optamos por probar este pastel con clara vinculación a la cocina inglesa, el “Carrot cake” o “Pastel de zanahoria”.

Hoy os presentamos una receta para dos raciones, así que, para un pastel más o menos estándar debéis multiplicar por 3 todas las cantidades. Los ingredientes que utilizaremos son:

1 huevo
1 zanahoria
75 gr. de harina
35 gr. de azúcar
1 punta de cuchara de levadura
1 nuez de mantequilla
60 ml. de aceite de oliva

Lo primero que haremos será limpiar la zanahoria quitándole o raspándole la piel. Una vez hecho, la cortaremos a dados pequeños y los reservaremos en el vaso de la batidora. En el mismo vaso le añadiremos el aceite y el huevo justo antes de empezar a batirlo todo con la batidora eléctrica hasta conseguir una crema totalmente homogénea.

En un bol, pondremos la harina, el azúcar y la punta de cuchara de levadura y mezclaremos bien. Una vez mezclado, añadimos la crema y volvemos a mezclar hasta dejar la masa totalmente ligada y homogénea.

Finalmente pondremos a calentar el horno. Mientras lo hace, untaremos un molde con un poco de mantequilla para evitar que se pegue el pastel y rellenaremos el molde con la crema de zanahoria. Cuando el horno esté caliente, pondremos el molde a media altura y lo dejaremos unos 40 minutos a 180 grados.

Para presentar tenemos muchas opciones: hacerle una cobertura de chocolate, espolvorear con azúcar glas, acompañarlo de frutos rojos, o como hicimos nosotros:

Un buen ejemplar del pastel de zanahoria
Una ración de nuestro pastel de zanahoria
Una ración de nuestro pastel de zanahoria


Con su textura densa y suave, este “carrot cake” nos encantó en casa y os recomendamos totalmente que lo probéis.

¡Buen provecho!

11 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene tu pastel de zanahoria, ideal para tomar con el café! me llevo un trocito para merendar con tu permiso :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu RECETA...
    Mil gracias amiga >:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, de tus amigos de "Cocina de emergencia" ;)

      Eliminar
  3. Te ha quedado con un color llamativo. Estupenda manera de cuidarse la vista, con pastel de zanahorias. Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la receta y las porciones pequeñas que luego no sé que hacer con el dulce y termina en la oficina. Que no me escuchen allá, jajaja.
    Gracias por visitar el blog. Bienvenida.
    Saludos,
    Vero

    ResponderEliminar
  5. Bastante más sano que la mayoría de pasteles. A mi la zanahoria cruda sí, pero de otra forma no la aguanto. En pastel jamás la he probado, algún día será cuestión de ello. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Muy original! En vez del típico sabor del roscón, un pastel de zanahoria!! Que por cierto, menuda pinta el de la foto!! A mi personalmente me gusta mucho, porque no me siento tan empachada como con otros pasteles!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  7. Súper fan del pastel de zanahoria, quedan tan tan bueno!!! Te recomiendo que pruebes a echarle una pizca de canela o nuez moscada y jengibre, le da un regusto muy bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísismas gracias por la recomendación, tomo nota para nuestro próximo pastel de zanahoria :)

      Eliminar
  8. ¡Tiene una pinta estupenda! Me la apunto para hacerla algún día. ;D

    ResponderEliminar