jueves, 30 de abril de 2015

Carpaccio de calabacín


El sol empieza a calentar, y con ello, cada vez apetece más comer al aire libre y sobre todo, apetece olvidarse un poco de esas sanas lentejas (o potajes) para degustar platos más frescos y acordes a la nueva temporada. Por eso, hoy os presentamos un plato fresco, sencillo y rápido, al que le podemos llamar: “Carpaccio de calabacín”.

Sí, lo sabemos, se trata de una receta ciertamente arriesgada, pero a nosotros nos encanta y por su combinación de sabores o garantizamos que merece mucho la pena.

Para preparar dos raciones de receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

Un calabacín
60 gr. de piñones
50 gr. de pétalos de parmesano
50 gr. de pasas de California
Sal en escamas
Aceite de oliva virgen
Pimienta negra molida

Para empezar, limpiaremos a conciencia el calabacín, más que nada, porque nos lo comeremos crudo. Cuando esté hecho, lo cortaremos a lonchas bien finas, o lo que es lo mismo, de más o menos, un par de milímetros. Así pues, si tenéis mandolina, este es un gran momento para utilizarla, je je je.

Cuando tengamos el calabacín cortado, pondremos una sartén al fuego con un chorro de aceite y lo calentaremos. Cuando esté caliente, bajaremos el fuego y tostaremos los piñones.

Finalmente ya solo nos faltará montar el plato, y para hacerlo, repartiremos las lonchas de calabacín llenando la base del plato. Encima de ellas, repartiremos los piñones y las pasas de California, para por último, espolvorear con los pétalos de queso parmesano, justo antes de aliñarlo todo con las escamas de sal, una pizca de pimienta molida y un chorrito de aceite de oliva virgen.

En casa, el plato nos quedó así:

Carpaccio de calabacín - receta
Una ración de Carpaccio de calabacín


¡Buen provecho!


sábado, 18 de abril de 2015

Ensalada templada con carpaccio de piña


Sí, la combinación de piña con “templada” puede parecer muy rara, y en una ensalada, más, pero todo tiene una explicación y nosotros hoy os la queremos dar a través de  esta riquísima receta.

Como ya sabréis muchos de los que nos venís siguiendo desde hace tiempo, en casa nos encantan las ensaladas para cenar, pero claro, intentando innovar un poco y no caer en lo repetitivo. La receta que hoy os explicaremos la hemos bautizado como: “Ensalada templada con carpaccio de piña”.

Para dos personas, necesitaremos los siguientes ingredientes:

150 gr de lechuga variada
2 rodajas de queso de oveja (o rulo de cabra)
90 gr de piña
2 tomates de ensalada
2 rebanadas de pan de molde
Aceite de oliva virgen
Sal

Esta ensalada es muy sencilla, pero en casa nos encanta por su combinación de sabores, por tanto, la preparamos a menudo.

Para empezar, limpiaremos bien el tomate y con un cuchillo bien afilado lo cortaremos a lonchas bien finas (de un par de milímetros, si podemos), y la dispondremos en la base del plato. Una vez hecho, encima del tomate pondremos las hojas de lechuga, distribuyendo más o menos, la mitad en cada plato.

A continuación, prepararemos el carpaccio de piña. Para hacerlo, limpiaremos bien la piña, quitándole tanto el corazón como la piel y los ojos que en ella puedan quedar. Una vez hecho, la cortaremos a rodajas lo más delgadas que podamos (el grosor óptimo sería también de un par de milímetros) y las distribuiremos encima de las hojas de lechuga.

El penúltimo paso será preparar la parte templada de la ensalada. Para ello, pondremos a calentar una sartén con una base de aceite de oliva. Mientras se calienta, tostaremos el par de rebanadas de pan y les quitaremos, más o menos, un centímetro por lado, consiguiendo así cuatro palos de pan y una base cuadrada. Cuando el aceite esté caliente, freiremos el pan y lo colocaremos sobre papel absorbente.

Finalmente, freiremos también las rodajas del rulo de cabra (u oveja) un minuto por cada lado.

Nosotros la presentamos así:

Ensalada templada con carpaccio de piña
Ensalada templada con carpaccio de piña


¡Buen provecho!!