domingo, 24 de julio de 2011

Sorbete de Melón

Las fuentes de inspiración son casi infinitas, o por lo menos eso es lo que pienso cuando veo a mis dueños en la cocina. A veces, sacan las recetas de un libro escrito por un cocinero llamado Arguiñano, otras veces de páginas de internet pero el otro día me sorprendieron totalmente, pues la receta que os explicaré hoy, según escuché la adaptaron de una que probaron en el “Ristorante L’oliva”.

Por cierto, la receta de hoy es de las más sencillas que han hecho. Además, incluso podría deciros que es tan fácil como refrescante. ¡Ah! ¿No me creéis? Ains…


En fin, tendréis que comprobar-lo, así que, os paso los ingredientes que ellos utilizaron:

Medio melón (de más o menos un kilo)
Un limón
180 gr. de azúcar
250 ml. de agua


A partir de aquí, y con estos pocos ingredientes que os acabo de exponer, os explicaré con tres sencillos pasos se puede hacer un fabuloso sorbete de melón, a ver qué os parece...


En el primer paso, nos encargaremos de limpiar y preparar el melón. Esto lo haremos quitándole la piel, las semillas y cortándolo a dados pequeños. Mientas lo vayáis haciendo, sería interesante poner los cachitos de melón en un bol lo suficientemente grande como para después poderlo batir (o en la licuadora, si tenéis, claro) sin problemas.

Cuando tengáis el melón licuado, le añadiréis el zumo del limón, reservando eso sí su piel, ya que la utilizaréis más adelante. Una vez hecho, removed un poco la mezcla.


El segundo paso será preparar un almíbar suave. Para hacerlo, pondremos en el fuego el cuarto de litro de agua, le añadiremos el azúcar, la piel del limón y lo llevaremos a punto de ebullición mientras removemos para evitar que se nos pegue el azúcar. Cuando llegue a hervir, lo mantendremos a fuego lento durante 2 minutos más sin dejar de remover. Una vez hecho esto, pondremos a enfriar el almíbar.

Cuando el almíbar esté frío, lo añadiremos en el bol del melón licuado y lo removeremos todo bien.

Finalmente llegará el momento del tercer paso. Para llevarlo a cabo, cogeréis el bol y lo pondréis en el congelador y, bien, con un poco de tiempo y de paciencia, pronto conseguiréis el sorbete... bueno, pronto... tendrán que pasar unas 3 horas. Eso sí, cada hora aproximadamente, deberemos remover el sorbete para evitar que se formen capas de hielo en superficie.

No tiene mala pinta, ¿verdad?

Sorbete de melón

Sinceramente, ¡¡para relamerse los bigotes!!

5 comentarios:

  1. El mejor de los postres para estos calores.
    Muxu handi bat

    ResponderEliminar
  2. Los sorbetes me chiflan, del tipo que sea, tan dulces, fresquitos...para después de cualquier comida, ahora mismo me bebería el tuyo, jeje. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Una idea fantástica para combatir este calor que está haciendo.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. gracias por la idea, lo he hecho unas cuantas veces y he dejado a mi familia boquiabierta

    ResponderEliminar