domingo, 30 de noviembre de 2014

Pastel de calabaza y gambas


En casa tenemos un libro que para nosotros es bastante especial, “Karlos Arguiñano en tu cocina”, sí, nuestro primer libro de cocina. Durante un tiempo fue nuestro libro de cabecera ya que, de él sacamos una gran cantidad de recetas e ideas. Una de ellas, os la explicaremos hoy, tiene por nombre: “Pastel de calabaza y gambas”.

Para dos personas necesitamos los siguientes ingredientes:

½ kg de calabaza
8 gambas
3 huevos
100 ml de crema de leche
2 puerros
Media cebolleta
Una cucharada de harina
Mantequilla, aceite
Sal i agua

Antes que nada, deberéis precalentar el horno a 200 grados. Mientras se calienta, cortaréis la calabaza a dados pequeños. Cuando el horno se haya calentado, pondréis la calabaza en un recipiente y lo pondréis en el horno, dejándolo cocer a 180 grados, unos 15 minutos. Pasado en tiempo, reservad la calabaza para, cuando está se haya enfriado, aplastarla bien con la ayuda de un tenedor.

A continuación, limpiaréis bien los puerros y la cebolleta para después picar ambas cosas, a continuación, lo pondréis todo en una cazuela para dorarlo un poco. Cuando empiece a cambiar de color, añadiréis la cucharada de harina y continuaréis cocinándolo unos minutos más.

Pasados un par de minutos, cubriréis con agua y lo dejaréis cocinando a fuego lento (unos 15 o 20 minutos). Finalmente, lo batiréis todo con la batidora eléctrica.

En un bol batiréis los huevos y la crema de leche. Cuando esté todo bien ligado, añadiréis la calabaza y lo mezclaréis todo bien.

A continuación, en un molde apto para ir al horno untado con mantequilla pondréis la calabaza y la mezcla de huevos y en su interior pondréis las gambas bien limpias. Cuando esté todo preparado, pondréis el molde al baño María en el horno durante 40 minutos a 180 grados.

Pasado este tiempo, ya solo os faltará presentar el plato, y para ello, nosotros os proponemos lo siguiente:


Pastel de calabaza y gambas - receta
Pastel de calabaza y gambas


¡Buen provecho!
domingo, 2 de noviembre de 2014

Tumbet Mallorquín


En los tiempos que corren, cada día es más importante la cocina de reciclaje, y más, si con ella podemos mantener un plato tradicional. Con la receta que os presentamos hoy, conseguimos ambas cosas, además de preparar un plato vegetariano de primera. Hoy os presentamos nuestra versión del “Tumbet Mallorquín”.

El tumbet es un plato directamente relacionado con la sanfaina catalana, la ratatouille francesa o el pisto español. Un plato que hace muchos años se elaboraba con los sobrantes del huerto.

Para elaborar dos raciones de “Tumbet” utilizaremos los siguientes ingredientes:

2 patatas medianas
1 berenjena mediana
1 calabacín
Medio pimiento rojo
Media cebolla
200 ml de tomate triturado
1 diente de ajo
Sal
Aceite

Lo primero que haremos será cortar las verduras a rodajas de, algo menos de medio centímetro de grosor y las salaremos con un pellizco de sal.

Una vez hecho, pondremos una sartén con una buena cantidad de aceite en el fuego y cuando esté caliente, pondremos las patatas a freír. Una vez fritas las reservamos en una fuente con papel absorbente.

A continuación, en una cacerola pondremos a pochar la cebolla cortada a láminas finas, y el diente de ajo bien picado. Cuando haya cambiado de color, añadimos el tomate triturado salpimentado y lo dejamos cocinar a fuego lento durante unos 15 minutos.

Mientras se prepara el tomate, vamos friendo las rodajas de berenjena, calabacín y pimiento rojo hasta que estén al gusto de cada uno. A medida que las tengamos, las vamos poniendo igualmente en papel absorbente.

Llegados a este punto, ya solo nos faltará montar el plato. Para hacerlo, colocaremos las verduras por capas siguiendo esta estructura: las patatas formarán la base, encima suyo, la berenjena, el calabacín y el pimiento rojo, para finalmente coronarlo todo con la salsa de tomate.

Este es un posible resultado:

Tumbet Mallorquín - Receta


El tumbet lo podéis tomar así mismo, o ponerlo al horno unos 5 minutos antes de llevarlo a la mesa. Sea cual sea vuestra opción, seguro que triunfaréis.

¡Buen provecho!