martes, 25 de octubre de 2011

Saltimbocca alla romana


“Saltimbocca” Esto es un nombre sugerente, y el resto, tonterías. ”Saltimbocca” ¡ains! ¡Ojala lo hubiese hecho!, eso de saltar hacia mi boca, pero nada, el plato ni se movió ni hizo ademán de hacerlo, y mientras, yo babeando de deseo.

Mis dueños descubrieron esta receta en Roma, concretamente en un restaurante del Trastevere (creo recordar que lo llamaban “Ristorante Carlo Menta”). Les gustó muchísimo y claro, buscaron la receta exacta y ni cortos ni perezosos, el pasado domingo la hicieron, y hoy, os la voy a contar.

La receta del “Saltimbocca” es muy, pero que muy fácil. A decir verdad, tan fácil como sabrosa.

Bueno, creo que ya va siendo hora de empezar con la receta. Ellos utilizaron los siguientes ingredientes:


2 Filetes delgados de ternera
2 Lonchas de jamón curado
4 Hojas de salvia (o de albahaca)
Harina
Sal
Pimienta


Lo primero que debemos hacer con estos ingredientes, es darle el mismo tamaño a los filetes y a las lonchas de jamón. Para hacerlo, que mejor que cortar las lonchas por la mitad, y después cortar los filetes a un tamaño parecido a las medias lonchas.

Una vez hecho esto, se deben extender los filetes sobre una superficie lisa. Si estos son muy gruesos, se pueden aplastar con la ayuda de un rodillo de cocina. Después, ya podréis montar los “saltimbocca”. Para hacerlo, cogeréis un trozo de filete de ternera, un trozo de loncha de jamón y una hoja de salvia (o albahaca), y lo dispondréis de forma que quede una cosa encima de la otra. Finalmente, con un palillo deberéis sujetar los 3 ingredientes.

¿Sencillo, verdad? Pues ya casi está el plato a punto, solo nos falta un pequeño detalle: freír los “saltimbocca”. Un minuto por lado, no más. ¡Ah sí! Y antes de freírlos, es conveniente enharinarlos.

Para acabar, se puede preparar una suave salsa para potenciar el sabor de los “saltimbocca”. Esta salsa la deberéis preparar en la misma sartén donde se han frito los filetes. Para ello, añadiréis una cucharada de harina mientras lo removéis bien, cuando esté bien removida, añadiréis un vaso de vino (o de caldo de carne), y claro, de nuevo, a remover hasta que se consigáis una salsa bien ligada.

¿Que os parece el resultado?


Ya veis, ellos acompañaron los saltimbocca de verduritas fritas pero también tenéis la opción de una patatas (fritas o en puré), o de una pequeña ensalada de brotes tiernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario