sábado, 9 de diciembre de 2017

Hamburguesas de calabacín


En casa la idea de convertir una receta totalmente omnívora en un plato vegetariano siempre nos ha parecido interesante y atractiva, y claro, que receta más interesante que el de las hamburguesas, ¿verdad?. Hasta hace poco, lo habíamos probado tanto con legumbres (garbanzos y lentejas) como con calabaza, pero nunca habíamos obtenido un resultado como para incorporar el plato en nuestros menús.

Por suerte todo cambia, y hoy os traemos una receta vegetariana que sí nos ha convencido lo suficiente, nuestra receta de hoy es de unas “hamburguesas de calabacín”.

Para hacer cuatro hamburguesas necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 calabacín mediano (o uno de grande)
1 zanahoria
1 huevo
¼ de cebolla
3 cucharadas de queso rallado (mozzarella, feta, al gusto)
Pan rallado
Unas hojas de perejil picado
Una cucharadita de cúrcuma (opcional)
Aceite
Sal

Lo primero que haremos será lavar bien el calabacín y lo rallaremos sin pelar. Una vez lo tengamos, lo escurriremos durante unos 15 minutos.

Mientras se escurre el calabacín, batiremos bien el huevo en un bol grande y reservaremos. A continuación, pelaremos y rallaremos la zanahoria. Una vez hecho, la añadiremos al bol al que añadiremos también, la cebolla bien picadita, las cucharadas de queso rallado, las hojas de perejil bien picadas y es de vuestro gusto, la cucharadita de cúrcuma o un poco de pimienta molida.

Una vez hecho esto, añadiremos al bol el calabacín escurrido y nos dispondremos a conseguir una masa uniforme a base de añadir el pan rallado necesario, que será, cuando la masa deje de pegarse en nuestras manos.

Una vez conseguida la masa, la separaremos en cuatro partes iguales y haremos con ellas cuatro bolas y les daremos forma de hamburguesa.

A continuación, pondremos una sartén con aceite de oliva a calentar a fuego medio. Cuando esté caliente, cocinaremos nuestras hamburguesas por ambas caras y las reservaremos sobre papel absorbente para evitar el exceso de aceite.

Finalmente presentaremos el plato:

Hamburguesas de calabacín
Hamburguesas de calabacín


Sin lugar a dudas, un plato distinto, original y bien sano.

¡Buen provecho!

sábado, 21 de octubre de 2017

Crema de zanahoria



Aunque hay días que no lo parezca, vamos dejando atrás el verano para entrar en días más y más fríos. Días donde apetece y mucho tomar algo calentito, hecho en casa y que además sea fácil y sano, por eso mismo hoy os traemos nuestra receta de una “crema de zanahoria”.

Además, esta crema puede ser vegetariana/vegana u omnívora, dependiendo de si usáis caldo de pescado/carne o de verduras/agua para hacerla.

Para preparar dos raciones de esta crema necesitaremos los siguientes ingredientes:

250 g de zanahoria
Media cebolla
400 ml. de caldo (al gusto de cada uno)
Una cucharada de harina
Aceite de oliva virgen


Para empezar, limpiaremos bien las zanahorias quitándoles bien la piel, la raíz si la tienen y el tallo, y las cortaremos a rodajas. Una vez hecho, las reservaremos.

Lo siguiente que haremos será picar bien la cebolla. Mientras, pondremos una olla con un chorro de aceite a calentar. Una vez picada la cebolla, la pondremos en la olla y la dejaremos hasta que cristalice, removiendo de vez en cuando.

Una vez haya cristalizado añadiremos la zanahoria y la cocinaremos durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, añadiremos una cucharada de harina y mezclaremos bien. Una vez hecho, añadiremos el caldo y dejaremos a fuego medio durante 15 minutos. Retiraremos del fuego.

Finalmente, batiremos bien la crema con la batidora de brazo hasta conseguir una crema totalmente homogénea. Para presentar esta crema podéis utilizar tanto un cuenco como un plato. Este puede ser un buen resultado:

Una ración de crema de zanahoria


¡Buen provecho!
domingo, 10 de septiembre de 2017

Ensalada de burrata y bresaola con dados de fresa



Hoy os traemos, quizá, la receta más fácil y rápida que os hemos presentado en este rincón, perfecta para una cena informal o, con una presentación elegante hacerla ideal para un entrante. Hoy os presentamos la “ensalada de burrata y bresaola con dados de fresa”.

Para dos raciones utilizaremos los siguientes ingredientes:

150 g de lechuga variada
1 burrata
1 tomate de ensalada
70 g de bresaola
120 g de fresas
Aceite virgen de oliva
Vinagre de Módena

Para empezar, prepararemos todos los ingredientes. Para hacerlo, limpiaremos bien las fresas, les quitaremos el tallo, las cortaremos a dados pequeños y las reservaremos. A continuación cortaremos el tomate a lonchas finas y la bola de burrata, en 8 partes iguales e igualmente reservaremos.

Una vez preparados los ingredientes procederemos a montar el plato. En esta ocasión os proponemos un sistema de capas, por ejemplo, cubriremos la base del plato con lonchas de tomate, encima suyo pondremos unas lonchas de bresaola que cubriremos con la mitad de la lechuga.

Una vez hecho, repartiremos la mitad de la burrata en cada plato, añadiremos unas lonchas de bresaola enrolladas y la mitad de los daditos de fresa.

Finalmente, aliñaremos con sal, aceite de oliva virgen y vinagre de Módena.

¿Os apetece probarla?

Ensalada de burrata y bresaola con dados de fresa
Ensalada de burrata y bresaola con dados de fresa


¡Buen provecho!


domingo, 20 de agosto de 2017

Galletas de chocolate rellenas de chocolate



Aunque no lo parezca, el verano es una época fantástica para darse un capricho y disfrutar de unas buenísimas galletas de chocolate y más, si estas están rellenas de… crema de chocolate. Una auténtica delicia de la que hoy os queremos contar su receta.

Por cierto, sin temor por hacer esta receta, es mucho más fácil que encontrar buenas y sanas galletas en el lineal de vuestro supermercado.

Para hacer una docena de galletas (dependiendo de su tamaño, claro), necesitaremos los siguientes ingredientes:

215 g de harina
2 g de sal
2 g de levadura en polvo
2 g de bicarbonato
Media rama de vainilla
113 g de mantequilla
70 g de azúcar de caña
55 g de azúcar blanco
1 huevo mediano
130 g de chips de chocolate (blanco o negro)
100 g de crema de chocolate

Lo primero que haremos será mezclar en un bol lo suficientemente grande la harina, la levadura, el bicarbonato, la parte carnosa de la rama de vainilla, la sal y los dos azúcares.

En un bol pequeño batiremos bien el huevo hasta que doble su tamaño. A continuación, añadiremos al bol grande la mantequilla temperada (o en pomada) y el huevo batido. Una vez hecho, mezclaremos bien con las manos. Este mezclado durará hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y la masa no se nos pegue en las manos.

Una vez hecho, haremos un rulo con la masa y la filmaremos bien (se puede usar tanto papel film, como papel sulfurado para el horno) y lo pondremos como mínimo media hora en la nevera.

Pasado este tiempo, cogeremos el rulo y lo cortaremos a discos (más o menos de un centímetro de grosor) y los aplastaremos. Una vez hecho, pondremos un poco de crema de chocolate en  el centro y los cerraremos haciendo una bola.

Con el horno precalentado a 180 grados, distribuiremos las bolas en una bandeja y la colocaremos en la mitad del horno dejándolas cocinar unos 10 o 12 minutos, hasta que tengan los bordes dorados. Hecho esto, sacaremos el horno las galletas y las dejaremos enfriar.

Os deben quedar más o menos así:

Galletas de chocolate rellenas de chocolate
Galletas de chocolate rellenas de chocolate


Y por dentro…

Detalle de una galleta de chocolate rellena
Detalle de una galleta de chocolate rellena


Deliciosas, adictivas… ¿a que no podéis coger solo una?


¡Buen provecho!