viernes, 30 de diciembre de 2016

Crema de calabacín



Hoy, aprovechando que acabamos de estrenar un nuevo invierno os queremos presentar una nueva y sencilla receta. Bueno, de todas formas, aunque esta receta es nueva en este rincón, se trata de todo un clásico, concretamente una “crema de calabacín”.

Eso sí, como es habitual en nosotros, le vamos a dar un pequeño toque personal a la receta clásica, un toque que cambia sutilmente la receta.

Para preparar dos raciones de esta crema necesitaremos los siguientes ingredientes:

2 calabacines
Media cebolla
400 ml de caldo de pollo (o pescado)
50 ml de leche (o crema de leche)
Una cucharada de harina
20 g de queso parmesano
Aceite

Para empezar, picaremos la cebolla. Mientras, pondremos una olla con un chorro de aceite a calentar. Una vez picada la cebolla, la pondremos en la olla y dejaremos hasta que cristalice, removiendo de vez en cuando.

Mientras, cortaremos los calabacines a cubos pequeños. Cuando la cebolla esté cristalizada añadiremos los cubos de calabacín y los cocinaremos durante unos 10 minutos removiendo de vez en cuando.

Mientras se va cocinando, calentaremos el caldo. Pasados los 10 minutos añadiremos a la olla una cucharada de harina y mezclaremos bien. Una vez hecho, añadiremos el caldo y mantendremos la olla en el fuego hasta que arranque a hervir. Cuando empiece a hervir, añadiremos el queso parmesano y quitaremos la olla del fuego.

Finalmente, batiremos bien la crema con la batidora de brazo hasta conseguir una crema totalmente homogénea. Para presentar esta crema podéis utilizar tanto un cuenco como un plato. Este puede ser un buen resultado:

Crema de calabacín
Aquí está la ración, ¿quién pone la cuchara?


¡Buen provecho!
domingo, 30 de octubre de 2016

Salsa César sin huevo


Hoy, en este pequeño rincón nos descolgamos un poco de la rutina de los viajes gastronómicos y de las recetas completas para contaros de forma más o menos rápida como hacer uno de los aliños que más nos gustan en casa, la “salsa césar” eso sí, en su variante “sin huevo”.

Se trata de una salsa muy versátil, aunque normalmente usada en la ensalada que le coge el nombre y directamente emparentada con nuestra querida mahonesa (o lactonesa en este caso).

Para hacer una salsera para dos, usaremos los siguientes ingredientes:

100 ml de aceite
50 ml de leche
4 anchoas
1 diente de ajo
Dos cucharadas de zumo de limón
20 g de queso parmesano rallado
1 cucharadita de mostaza (opcional)
Pimienta negra

Como os hemos dicho antes, esta salsa es pariente directa de la mayonesa, por tanto como ella, cogeremos el vaso de la batidora y le añadiremos el diente de ajo picado, la leche, el zumito de limón y la mostaza. Una vez hecho y sin mover el brazo de la batidora, empezaremos a batir, añadiendo poco a poco el aceite.

Cuando esté ligada (sin llegar a estar totalmente montada), añadiremos las anchoas picadas, el queso parmesano y un poco de pimienta negra molida. Una vez añadidos estos ingredientes, volveremos a batir hasta que estén bien integrados.

Llegados a este punto, ya solo nos faltará emplatar la salsa, ya sea en una ensalada, acompañando una carne, unos huevos etc.

Salsa César sin huevo - Ensalada - Receta
Una ensalada César simplemente, genial



¡Buen provecho a todos!

jueves, 22 de septiembre de 2016

Tostas de brócoli


Después de unas cuantas entradas haciendo pequeños viajes gastronómicos a lo largo y ancho del mundo, en esta ocasión hemos querido acercarnos al mundo del vegetarianismo, y más concretamente hacia el del ovolactovegetarianismo. Para ello, os traemos una receta bien sencilla: “tostas de brócoli”.

Somos conscientes que el brócoli es una verdura con muchos detractores, pero con esta receta queda tan bien integrado que gusta incluso a aquellos que no les gusta el brócoli.

Para hacer unas cuatro tostas necesitaremos los siguientes ingredientes:

350 g de brócoli fresco
150 g de zanahoria
100 ml de tomate triturado
150 g de queso rallado
100 g de pan rallado
2 huevos
Sal, pimienta y aceite

Lo primero que deberemos hacer es limpiar bien el brócoli quitándole bien el tronco y la posible suciedad. Una vez hecho, pondremos agua fría en una olla y le añadiremos el brócoli y lo llevaremos a ebullición a fuego medio. A la vez, en una sartén ponemos a cocinar el tomate triturado con un pellizco de sal.

Mientras el agua se va calentando aprovecharemos a pelar las zanahorias y a rallarlas bien finitas (o si os apetece, picarlas). Una vez el agua arranque a hervir, añadiremos las zanahorias y lo dejaremos hirviendo unos 5 minutos. Finalmente, escurriremos y reservaremos.

A continuación, cogeremos un bol y le añadiremos los huevos batidos, el pan rallado,  el queso, el brócoli que teníamos reservado y el tomate cocinado y lo mezclaremos bien salpimentándolo a nuestro gusto.

Una vez hecho, haremos discos con las manos y los colocaremos sobre papel de horno. Mientras vamos haciendo los discos calentaremos el horno a 180 grados. Finalmente, hornearemos los discos durante unos 20 minutos.

Hecho esto, ya solo nos faltará presentar y comer, para lo cual tenéis un sinfín de opciones, nosotros os proponemos que estas tostas acompañen una buena ensalada, tal que así:

Receta de tostas de brócoli
Unas tostas de brócoli con ensalada


¿Os atrevéis a probar?

¡Buen provecho!

jueves, 18 de agosto de 2016

Tortos asturianos


Continuando con nuestra afición viajera y aprovechando que estamos en pleno verano, hemos decidido hacer un pequeño salto gastronómico hasta una comunidad que nos encanta, Asturias. Para ello, os contaremos la receta de uno de sus platos universales, los “tortos”.

Se trata de una receta sencillísima y que además podréis acompañarla de lo que más os apetezca (por ejemplo de carne picada o “raxo”). Para hacer tortos para dos personas utilizaremos los siguientes ingredientes:

200 g de harina de maíz
50 g de harina de trigo
150 ml de agua tibia
Una pizca de sal

Para empezar, pondremos todos los ingredientes en un bol grande y mezclaremos bien durante unos 5 minutos. Es posible que quede algo pegajosa. Una vez integrados todos los ingredientes, dejamos reposar la masa unos 30 minutos.

Pasado este tiempo, pondremos una sartén con abundante aceite a fuego vivo. Cuando esté caliente, iremos cogiendo porciones de masa, la aplastaremos con las manos y la freiremos en la sartén hasta que quede bien dorada. Finalmente la pondremos sobre papel absorbente y reservaremos.

Nosotros lo comimos al aire libre con unos buenos chichiquis (un picadillo de cerdo con pimentón muy típico de Vitoria).

Receta de tortos asturianos
Una terraza, buena compañía, unos tortos y... ¡buen provecho!


Deliciosos. ¿os apuntáis?

¡Buen provecho!
lunes, 18 de julio de 2016

Pizza de manzana y bacón


Con la receta que os traemos hoy queremos volver, aunque solo sea gastronómicamente, a un país que nos encanta, Italia, y lo haremos con la modernización de uno de sus platos más emblemáticos, la pizza. Para ser más concretos con una fácil y buenísima “Pizza de manzana y bacón”.

Desde hace un tiempo en casa nos hacemos la masa de la pizza, así que, os contaremos también como la hacemos, si no os apetece, podéis usar vuestra masa habitual.

Para hacer esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

Para la masa:

250 gr. de harina
6 gr. de levadura fresca
3 cucharadas de aceite
120 ml. de agua tibia
1 pellizco de sal

Para la pizza:

2 manzanas ácidas
150 gr. de bacón
Tomate triturado
Media cebolla
Sal
Aceite


Empezaremos haciendo la masa, para ello, en un bol grande pondremos todos los ingredientes y mezclaremos bien hasta que no se nos pegue en las manos. Llegados a este punto, continuaremos amasando sobre la encimera hasta formar una pelota con la masa. Finalmente, taparemos con un trapo de algodón y reservaremos como mínimo durante 40 minutos o hasta que doble su tamaño.

Una vez llegue la hora de montar la pizza, cogeremos la masa y con las manos iremos extendiéndola desde el centro a los extremos dándole forma redondeada sin que llegue a romperse. Finalmente, colocaremos la masa sobre papel sulfurado (papel de horno) en una de las bandejas del mismo y la dejaremos reposar mientras continuamos con la receta.

Mientras reposa la masa, haremos un sofrito tradicional con cebolla y tomate salpimentado. A la vez, pelaremos las manzanas, les quitaremos el corazón y las cortaremos a trozos irregulares (o como más nos guste). Una vez cortadas las manzanas, las cocinaremos unos 5 minutos en una sartén con un chorrito de aceite. Mientras, cortaremos a dados el bacón y en el último minuto lo añadiremos a la sartén y mezclaremos bien.

Finalmente, extenderemos el sofrito de tomate sobre la masa, espolvorearemos con orégano picado y distribuiremos de forma uniforme los trozos de manzana y bacón que hemos cocinado antes.

Con el horno precalentado a 180 grados, pondremos la pizza en su interior y la dejaremos allí unos 12 minutos. Pasado este tiempo, la pizza tendrá, más o menos este aspecto:

Pizza de manzana y bacón
Pizza de manzana y bacón, una cena deliciosa


Quizá no es la más bonita, pero os garantizamos que la combinación de sabores de esta pizza, es simplemente, espectacular.

¡¡Buen provecho!!

lunes, 20 de junio de 2016

Galletas de mantequilla


Después de un largo tiempo en silencio a lo largo del cual no hemos dejado de jugar en la cocina ni un solo día, volvemos a este rincón con una de esas recetas que nos encantan. Como os podéis imaginar si habéis seguido nuestra trayectoria, la receta que hoy compartiremos con vosotros es fácil, rápida y, además, gusta a todo el mundo. Por todo ello, hoy os enseñaremos a preparar “galletas de mantequilla”.

Para hacer más de 50 galletas (depende del tamaño, claro), necesitaremos los siguientes ingredientes:

500 g. de harina
170 g. de azúcar
170 g. de mantequilla en pomada (esto es, blanda y a temperatura ambiente)
160 ml. de leche
1 huevo
½ sobre de levadura
Ralladura de un limón (o naranja, al gusto)

Para empezar, nos haremos con un bol que sea lo suficientemente grande como para poder trabajar con todos los ingredientes. Así, comenzaremos añadiendo la harina y la levadura y las mezclaremos un poco. A continuación, añadiremos la mantequilla, el huevo, el azúcar, la ralladura y de nuevo mezclaremos bien. Cuando todos los ingredientes estén más o menos bien integrados, procederemos a incorporar poco a poco la leche, y, con las manos, lo mezclaremos todo hasta que tengamos una masa homogénea que no se pegue en las manos.

Una vez conseguida la masa, la envolveremos en papel film y la reservaremos, como mínimo, una hora en el frigorífico.

Pasado este tiempo, estiraremos bien la masa, y con la ayuda de un rodillo la dejaremos a más o menos, medio centímetro de grosor. Después, con vuestro molde favorito (nosotros usamos un vaso de chupito) iréis cortando las galletas. Mientras cortáis, es un buen momento para poner a calentar el horno.

Finalmente, pondremos las galletas en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurado y las hornearemos durante 15 minutos. Os tienen que quedar como estas (o mejor, claro):

Receta de galletas de mantequilla


A partir de aquí, podéis decorarlas un poquito utilizando vuestra imaginación y ¡a disfrutarlas!

¡Buen provecho!
domingo, 10 de abril de 2016

Tartiflette

Como seguramente bien sabréis, a los miembros de este equipo nos encanta viajar y descubrir nuevos lugares con sus respectivas culturas gastronómicas. Quizá uno de los mejores exponentes de dichas culturas gastronómicas son sus respectivos platos, por tanto, hoy nos centraremos en una receta francesa, concretamente de la región de la Saboya, el “Tartiflette”.

Se trata de un plato realmente contundente, cuyos ingredientes principales son las patatas y el queso, o sea, se trata de un plato no apto para personas que estén a régimen o con personas con sobrepeso.

Para hacer dos raciones de esta receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

3 patatas medianas
1/2 queso reblochon
150 g de bacón
3 cucharadas de crema de leche
1 cebolla
Aceite
Sal
Pimienta

Lo primero que haremos será poner a hervir una olla con abundante agua, cuando hierva añadiremos las patatas enteras y la sal y las dejaremos hirviendo durante unos 20 minutos o hasta que la patatas estén bien hechas. Después, reservad las patatas.

A continuación, picaremos a trozos grandes la cebolla y la pondremos a pochar en una sartén a fuego medio. Cuando la cebolla vaya cristalizando añadiremos el bacón cortado también, a trozos grandes y lo cocinaremos unos minutos. Finalmente reservaremos.

Llegados a este punto, pelaremos las patatas y las cortaremos a rodajas de más o menos un centímetro. Una vez cortadas, en una fuente apta para el horno pondremos una capa de patatas y una capa, con más o menos la mitad de la cebolla y bacón. Finalmente, pondremos una nueva capa de patatas con la cebolla y bacón que nos queda justo antes de cubrirlo todo con el reblochon.

Por último, calentaremos el horno a 180 grados. Cuando esté caliente, pondremos la fuente y lo mantendremos en el horno unos 20 minutos.

Y este fue nuestro resultado:

Un ración generosa de "Tartiflette"
Un ración generosa de "Tartiflette"


La verdad es que nos encanta este plato. ¡Os lo recomendamos totalmente!

¡Buen provecho!
miércoles, 23 de marzo de 2016

Fish and chips


Con la receta que os traemos hoy queremos continuar nuestro viaje gastronómico para llegar a un país que precisamente no destaca por su cultura gastronómica, el Reino Unido. Y sí, la receta que os contaremos hoy es su conocido “Fish and chips”.

Sin lugar a dudas, la clave de esta receta recae en escoger un buen pescado blanco (bacalao, merluza, halibut, etc.), el que más os guste.

Para hacer un par de raciones, necesitaremos los siguientes ingredientes:

300 g de bacalao (o merluza) cortado a tiras
2 patatas medianas
1 vaso de harina
1 huevo
1 vaso de cerveza (o agua con gas)
Sal
Pimienta

Lo primero que haremos será preparar la masa del rebozado, para hacerlo pondremos en un bol, la harina, el huevo y el medio vaso de cerveza y lo batiremos todo con la batidora manual hasta conseguir una crema totalmente homogénea y sin grumos. Una vez conseguida, añadiremos las tiras de pescado salpimentado y reservaremos en la nevera.

Mientras, pondremos a calentar una sartén con abundante aceite. Mientras el aceite calienta, pelaremos las patatas y las cortaremos a tiras desiguales y gorditas. Cuando el aceite esté muy caliente, pondremos las patatas y las freiremos a nuestro gusto. Una vez hecho, las reservaremos envueltas en papel absorbente.

Finalmente, y aprovechando que el aceite está muy caliente, iremos añadiendo los trozos de pescado y friéndolos poco a poco. A medida que los vayamos sacando, lo pondremos en papel absorbente para quitarle el sobrante de aceite.

Llegados a este punto, ya solo nos falta presentar el plato, y para hacerlo os recomendamos acompañar el “Fish and chips” de un poco de ensalada. Podría ser algo así:

Un "fish and chips" con aroma british


Sin lugar a dudas, una buena opción para salvar una cena y darle cierto aroma “british”, ¿no creéis?

¡Buen provecho!
domingo, 6 de marzo de 2016

Magdalenas con sorpresa de chocolate

Después de unos días de descanso volvemos con una receta que os alegrará meriendas o dará un toque distinto a los postres, se trata de nuestra receta de “magdalenas con sorpresa de chocolate”. Sin lugar a dudas, una auténtica delicia.

Para hacer más o menos una decena de unidades necesitaremos los siguientes ingredientes:

200 g. de harina
2 huevos
180 g. de azúcar
50 ml. de leche
200 ml. de aceite
1 cucharada de levadura
Media tableta de chocolate de fundir
Ralladura de la piel de naranja
Una cucharada de canela

Primeramente, batiremos los huevos en un bol lo suficientemente grande, una vez hecho añadiremos el azúcar y volveremos a batir hasta conseguir una crema blanquecina. Seguidamente, añadiremos el aceite y la leche y de nuevo, volveremos a batirlo todo hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.

En otro bol, tamizaremos la harina, la levadura, una cucharada de canela molida, la ralladura de la naranja, una pizca de sal y lo mezclaremos todo bien.

Una vez preparadas las dos mezclas, iremos integrando poco a poco la harina con los huevos al tiempo que vamos batiéndolo todo. Esto lo haremos hasta integrar la totalidad de harina con los huevos en una masa fina y sin grumos. Una vez hecho, taparemos la mezcla y la reservaremos como mínimo, media hora en la nevera.

Cuando vayamos a preparar las magdalenas, aparte de preparar los moldes, pondremos a calentar el horno a 210 grados. A continuación, derretiremos el chocolate y rellenaremos hasta la mitad los moldes con la mezcla que guardábamos en la nevera. Una vez hecho, pondremos una capa de chocolate y acabaremos de rellenar los moldes (hasta más o menos hasta las tres cuartas partes de los mismos).

Finalmente, meteremos los moldes en el horno y los hornearemos durante unos 15 minutos.

Al final el resultado, con sorpresa incluida, es la siguiente:

Magdalenas con chocolate o sorpresa de chocolate
Un par de magdalenas con sorpresa de chocolate


¿Os apetecen? A nosotros nos encantaron.


¡Buen provecho!
lunes, 25 de enero de 2016

Pastel de zanahoria


Hacía mucho tiempo que cada vez que pensábamos en hacer un pastel (a excepción del Roscón de Reyes) siempre optábamos por el bizcocho o nuestra versión del brownie. Por esto, hace unos días, después de visitar el rincón de “Victoria La Tauleta” optamos por probar este pastel con clara vinculación a la cocina inglesa, el “Carrot cake” o “Pastel de zanahoria”.

Hoy os presentamos una receta para dos raciones, así que, para un pastel más o menos estándar debéis multiplicar por 3 todas las cantidades. Los ingredientes que utilizaremos son:

1 huevo
1 zanahoria
75 gr. de harina
35 gr. de azúcar
1 punta de cuchara de levadura
1 nuez de mantequilla
60 ml. de aceite de oliva

Lo primero que haremos será limpiar la zanahoria quitándole o raspándole la piel. Una vez hecho, la cortaremos a dados pequeños y los reservaremos en el vaso de la batidora. En el mismo vaso le añadiremos el aceite y el huevo justo antes de empezar a batirlo todo con la batidora eléctrica hasta conseguir una crema totalmente homogénea.

En un bol, pondremos la harina, el azúcar y la punta de cuchara de levadura y mezclaremos bien. Una vez mezclado, añadimos la crema y volvemos a mezclar hasta dejar la masa totalmente ligada y homogénea.

Finalmente pondremos a calentar el horno. Mientras lo hace, untaremos un molde con un poco de mantequilla para evitar que se pegue el pastel y rellenaremos el molde con la crema de zanahoria. Cuando el horno esté caliente, pondremos el molde a media altura y lo dejaremos unos 40 minutos a 180 grados.

Para presentar tenemos muchas opciones: hacerle una cobertura de chocolate, espolvorear con azúcar glas, acompañarlo de frutos rojos, o como hicimos nosotros:

Un buen ejemplar del pastel de zanahoria
Una ración de nuestro pastel de zanahoria
Una ración de nuestro pastel de zanahoria


Con su textura densa y suave, este “carrot cake” nos encantó en casa y os recomendamos totalmente que lo probéis.

¡Buen provecho!
viernes, 8 de enero de 2016

Lasaña de ricota y espinacas


Hoy volvemos con una receta que lleva el aroma de una cocina que nos apasiona, la cocina italiana. Se trata de una receta sencilla, fácil y sabrosa de un plato que seguramente, se convertirá en el protagonista de vuestras mesas, una “lasaña de ricota y espinacas”.

Para dos raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

8 placas de canelón
250 g. de espinacas frescas
200 g. de queso ricota
50 g. de queso rayado
100 g. de tomate triturado
1 huevo batido
½ cebolla
1 diente de ajo
2 cucharas de albahaca picada
Pimienta
Sal
Aceite

El primer paso será poner a hervir una cazuela con abundante agua. Cuando hierva, echaremos un poco de sal y las placas de canelón y las dejaremos cocinar unos 12 minutos (o el tiempo que marque el fabricante). Pasado este tiempo, enfriaremos las placas y las extenderemos.

A continuación picaremos bien fina la cebolla y el diente de ajo y pondremos una sartén al fuego con un buen chorro de aceite. Cuando el aceite esté caliente, añadiremos la cebolla y el ajo picado y lo cocinaremos todo un par de minutos removiendo de vez en cuando. Pasado este tiempo añadiremos las hojas de espinaca bien cortadas y las cocinaremos durante unos minutos removiendo de vez en cuando.

En bol añadiremos el queso ricota, el huevo, la albahaca y lo mezclaremos todo bien. Una vez hecho, añadiremos las espinacas y de nuevo, volveremos a mezclar hasta que lo hayamos integrado todo.

Finalmente, montaremos el plato en bandejas aptas para el horno. Pondremos una lámina de pasta, extenderemos encima suyo la mezcla de espinacas y queso y lo cubriremos con una nueva capa de pasta que mojaremos con una cucharada de tomate. Repetiremos este proceso hasta utilizar 4 placas de lasaña. Por último, repartiremos queso en polvo y pondremos las bandejas en el horno (precalentado a 180º durante unos 30 minutos).

A nosotros nos quedó así:

Lasaña de ricota y espinacas
Lasaña de ricota y espinacas


En casa nos encantó a todos. Os animamos a hacer esta sana y deliciosa lasaña.

Buen provecho!