domingo, 22 de marzo de 2015

Quiche de pera y Gorgonzola


Encontrar una buena receta para cenar es complicado y más si pretendemos que sea rápida, sabrosa y poco repetitiva. Por eso, cuando hace un tiempo encontramos la receta de la “Quiche Lorraine” se nos abrió un nuevo mundo ante los ojos.

Los últimos tiempos hemos probado un montón de versiones de la quiche, entre ellas, versiones tan distintas como: “Quiche de salmón y puerros”, “Quiche cuatro quesos” o la “Quiche de calabacín y queso Brie”. Todas ellas tienen una base común pero todas distintas y sobre todo, todas son especiales.

Hoy, seguramente os explicaremos la receta de quiche más especial de todas las que hemos probado, con dos contractes de sabor realmente espectaculares. La receta de hoy es: “Quiche de pera y queso Gorgonzola”.

Para preparar esta receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 disco de masa quebrada
2 huevos
2 peras conferencia
100 gr de queso gorgonzola
200 ml de crema de leche
Aceite (o un poco de mantequilla)
Sal

Antes que nada pondremos a pre-calentar el horno (más o menos a unos 200 grados). Mientras se esté calentando, procederemos a poner el disco de masa en un molde circular apto para ir al horno, extendiendo bien la masa tanto por la base como por los bordes. Cuando esté esto hecho, la pincharemos con la ayuda de un tenedor.

Cuando tengamos esto hecho, cortaremos a dados pequeños el queso y lo repartiremos por toda la base de la masa. Después, pelaremos las peras, les quitaremos el corazón y de nuevo, las cortaremos a dados pequeños para finalmente, distribuirlos por la base de la masa.

Mientras, en un bol batiremos los huevos como si quisiéramos hacer una tortilla. Cuando los tengamos bien batidos, añadiremos la crema de leche y de nuevo mezclaremos bien hasta que obtengamos una salsa bien ligada. Finalmente, añadiremos esta salsa en la masa, por encima de los dados de pera y de queso gorgonzola.

Finalmente, meteremos el recipiente con todos los ingredientes en el horno previamente precalentado a 180 grados y lo dejaremos cocinándose unos 25 minutos.

Aquí os dejamos una posible ración de muestra:

Quiche de pera y Gorgonzola
Una ración de la quiche de pera y queso Gorgonzola

Un plato original y divertido como pocos. ¿Os atrevéis?

¡Buen provecho!
domingo, 8 de marzo de 2015

Bacalao ‘à brás’


Cada país, cada región y en algunos casos, cada pueblo, tiene sus propios platos o recetas tradicionales, y a nosotros la verdad es que nos encanta descubrirlos y catarlos. A raíz de esto mismo, nuestra entrada de hoy la consideramos, un poco, como un pequeño homenaje a Portugal, un país con una cocina tan sencilla como sabrosa que casi siempre logra estremecernos. Para este pequeño homenaje, utilizaremos un producto que además, está actualmente en temporada: el bacalao.

La elección del bacalao no es casual, ya que, casi le podemos considerar el plato nacional de Portugal y gracias a él tenemos el “Bacalao a natas” y la receta que os contamos hoy, el “Bacalao ‘à brás’”.

Para dos raciones, utilizaremos los siguientes ingredientes:

2 trozos de lomo de bacalao
3 patatas medianas
4 huevos
Media cebolla
Aceitunas negras
Perejil
Sal, pimienta negra y aceite

Empezaremos preparando el bacalao. Para hacerlo, pondremos los trozos de lomo en una olla con agua hirviendo y los dejaremos un par de minutos o hasta que las lascas de bacalao empiecen a separarse. Cuando esto suceda, quitaremos los lomos del fuego y los reservaremos. Cuando el bacalao esté frío, le quitaremos las espinas y la piel con sumo cuidado de no olvidarnos ninguna, y de nuevo, lo reservaremos.

Después de finalizar este paso, picaremos la cebolla y rayaremos las patatas (o las convertiremos en patatas paja bien finas). En una sartén pequeña pondremos un buen chorro de aceite y cuando esté bien caliente añadiremos las patatas y las freiremos. Finalmente las reservaremos entre papel absorbente para quitarles el excedente de aceite.

Para acabar, en la misma sartén donde hemos frito las patatas, añadiremos la cebolla y la cocinaremos hasta que cristalice, en ese momento añadiremos el bacalao desmigado y lo dejaremos un par de minutos removiéndolo constantemente. Cuando el bacalao esté bien tierno, añadiremos las patatas fritas y removeremos un poco más. Mientras todo se mezcla bien, en un bol pequeño batiremos los huevos como si quisiéramos hacer una tortilla para, finalmente, añadirlos a la sartén, salpimentaremos al gusto y removeremos un par de minutos más. Pasado este tiempo, retiraremos la sartén del fuego y continuaremos removiendo hasta que cuaje.

Llegados a este punto, y solo nos faltará presentar el plato. Por ejemplo, podemos usar un molde circular, rellenándolo con el bacalao y adornándolo con cuartos de aceituna negra y un poco de perejil picado.

Este fue nuestro resultado final:

Una ración de bacalao 'à brás'
Una ración de bacalao 'à brás'


¡Buen provecho!