domingo, 27 de julio de 2014

Gazpacho


Hoy, continuaremos con nuestra colección de “platos frescos para el verano”. Para esto, os traemos un gran clásico, seguramente el clásico más grande de la cocina española, el “Gazpacho”.

Esta receta es fresca y sencilla a partes iguales. ¿Queréis saber cómo lo preparamos en casa? Sí, pues solo tenéis que seguir los siguientes pasos…

Primeramente, prepararemos los siguientes ingredientes (para dos personas, claro):

6 tomates muy maduros
Medio pepino
Un trozo pimiento verde
Un diente de ajo
Una rebanada de pan de molde (sin corteza)
Aceite
Sal
Vinagre

Para empezar, limpiaremos bien los tomates. Cuando los tengamos limpios, partiremos cada tomate en cuatro partes, aprovechando para quitarles bien el tallo. A continuación, pelaremos el pepino y lo cortaremos juntamente con el pimiento rojo.

Lo pondremos todo el vaso de la batidora. Añadiremos la rebanada de pan, un buen chorro de aceite y de vinagre. Cuando lo tengamos todo, cerraremos el vaso y con cuidado lo batiremos hasta conseguir una crema fina y homogénea.

Después de pasarlo por la batidora, lo corregiremos de sal y pimienta y lo pondremos, como mínimo dos horas en el frigorífico.

Ahora ya solo os falta presentarlo para servir. Para ello os recomendamos unas virutas de jamón ibérico y unos picatostes fritos. Tal que así:

Una ración de gazpacho con virutas de jamón ibérico
Una ración de gazpacho con virutas de jamón ibérico


¡Buen provecho!

domingo, 20 de julio de 2014

Vichyssoise


Hoy, aunque os pueda parecer un poco raro, os contaremos la receta de otra crema. Sí, en esta ocasión la del clásico de la cocina francesa: “Vichyssoise”. Esta crema la podemos tomar tanto fría como en caliente, por tanto es una excelente opción tanto para verano como para invierno.

Esta receta es muy, pero que muy sencilla, la verdad. Sólo necesitaremos los siguientes ingredientes (para dos personas, claro):

2 puerros
100 ml. de crema de leche
Una patata mediana
Una cebolleta
Medio litro de caldo de verduras (o de pollo)
15 gr. de mantequilla
Aceite
Sal
Pimienta

Lo primero que haremos será hervir la patata. Para hacer esto, la limpiaremos, la pelaremos bien y la dejaremos hirviendo en una olla durante unos 20 minutos.

Mientras, limpiaremos los puerros quitándoles las raíces y limpiándolos bien de tierra. Una vez hecho, cortaremos los puerros y la cebolleta a láminas bien. Una vez hecho, pondremos una olla al fuego con un chorro de aceite y mantequilla, cuando esta haya derretido, añadiremos la cebolleta y los puerros y los dejarnos cocinando a fuego lento hasta que cambien de color.

Cuando esto suceda, añadiremos el caldo y lo dejaremos cocinándose unos 20 minutos a fuego lento.

Pasado este tiempo, quitaremos la olla del fuego y añadiremos la crema de leche mezclándola bien. Seguidamente, batiremos muy bien todos ingredientes con la ayuda de la batidora eléctrica hasta conseguir una crema fina y homogénea.

Llegados a este punto ya solo os faltarán un par de detalles, rectificar de sal y pimienta y poner la crema en la nevera para que enfríe bien.

Esta es una de las múltiples presentaciones posibles:

Una ración de Vivhyssoise con virutas de jamón


¡Buen provecho!