domingo, 27 de abril de 2014

Crema catalana

Hablar de postres es algo ciertamente complicado, ya que casi todos tenemos nuestros postres favoritos, desde los flanes al tiramisú pasando por cosas más sofisticadas como el Goxua o la Panna Cotta. Hoy, mientras celebramos nuestras primeras 100 entradas en este pequeño rincón, hemos pensado que sería un buen momento para explicaros todo un clásico, la “crema catalana”.

Hacer una buena crema catalana es tan sencillo como espectacular el sabor que conseguiréis.

Estos son los ingredientes que utilizaremos (para 6 raciones):

1 Litro de leche
200 gr. de azúcar
6 yemas de huevo
40 gr. de almidón o harina de maíz (vaya, Maicena)
Piel de un limón
1 ramita de canela

Lo primero que haremos será poner a calentar tres cuartas partes de la leche, cuando esté caliente, añadiremos la piel del limón y la ramita de canela. No hará falta que hierva, aunque sí que tome cierta temperatura ya que únicamente queremos aromatizar la leche.

Mientras, separaremos las yemas de las claras dejando las primeras en un bol donde a continuación las batiremos, seguidamente incorporaremos la leche que no hemos calentado y el azúcar y lo batiremos todo hasta dejar la mezcla bien uniforme.

Cuando esté bien mezclado, añadiremos la harina de maíz (o almidón) y de nuevo volveremos a mezclar hasta integrarla totalmente.

En otro bol, colaremos la leche caliente (para limpiarla de restos de canela y de piel de limón) y le añadiremos la mezcla de los huevos pasada por un colador para, inmediatamente batirlo todo para mezclar totalmente.

Una vez hecho, lo pondremos todo en un cazón y lo calentaremos a fuego medio (con mucho cuidado que no se pegue) hasta que empiece a espesar. En este momento, lo quitaremos del fuego y lo repartiremos en cazuelitas o en los platos de postre que más os gusten.

Llegados a este punto, ya solo nos faltará enfriar la crema. Para hacerlo, lo pondremos en la nevera, eso sí, no sin antes haberla filmado bien, ya que así evitaremos que se seque la crema.

Como mínimo os debe quedar así:

Una ración de crema catalana
Una ración de crema catalana, ¿queréis?


Bien, de hecho os debe quedar mejor, ya que con por ejemplo unas galletas o unos carquiñoles de acompañamiento, este postre es de matrícula.

Si vosotros ponéis la decoración, nosotros ponemos la crema y entre todos celebramos nuestras primeras 100 entradas en “Cocina de emergencia” ¿Os parece?

¡Buen provecho!
domingo, 6 de abril de 2014

Copas de frutos rojos con queso fresco


Hoy os traemos una receta que hicimos por primera vez hace ya unos cuatro años, un postre de esos que lucen, con una combinación de frescura y acidez que ya os aseguramos de entrada, no dejan indiferente a nadie. El postre que os traemos hoy son unas “Copas de frutos rojos con queso fresco”

Por el nombre parece algo muy complicado, en nada veréis que no es así. Para media docena de copas necesitaréis los siguientes ingredientes:

400 gr. de frutas del bosque frescas o congeladas
2 cucharadas de zumo de naranja (o whisky)
400 gr. de queso blanco de untar
100 gr. de galleta
80 gr. de azúcar
2 huevos
1 limón
Mantequilla

De entrada puede parecer muy complicado pero tranquilos que no es así, en 40 minutos y tres sencillos pasos, podréis disfrutar de este postre de fiesta. ¿Vamos a ello?

Lo primero que haréis será poner en un bol las frutas del bosque, previamente descongeladas, la ralladura de limón, 20 gramos de azúcar y las dos cucharadas de zumo / licor. En otro bol mezclaréis el queso con el resto del azúcar y los huevos.

Seguidamente deberéis repartir las frutas en los vasos o copas (deben resistir el calor) y las cubriréis con la mezcla del queso. Cocinar en el horno, previamente calentado a 150º durante unos 30 minutos.

Por último, trituraréis las galletas y les añadiréis la mantequilla fundida. Tostad esta mezcla 10 minutos en el horno, precalentado a 200º, y dejad enfriar.

Finalmente, repartid las galletas en las copas y servid.

¿Os apetecen?

Copas de frutos rojos con queso fresco
Una combinación espectacular de acidez y queso


¡Buen provecho!