jueves, 23 de enero de 2014

Risotto negro con calamar y gambas


Como bien sabréis los que nos seguís, el risotto o arroz caldoso es una de las formas de preparar el arroz que más nos gustan en casa, ya que nos permite combinar una extensa variedad de ingredientes y sabores, resultando casi siempre, un plato sencillo y que gusta a todo el mundo.

El otro día, deseosos de probar algo nuevo, intentamos innovar un poco en nuestro repertorio de recetas preparando un risotto negro. Ya os avanzamos que en la mesa triunfó, así que, os contamos como lo preparamos.

Para dos personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

200 gr. de arroz redondo (si tenéis arborio, mucho mejor)
1 calamar mediano
1 sobre de tinta de calamar
6 gambas
Media cebolla
½ pimiento rojo
1 tomate pequeño
½ vaso de vino blanco
¾ de litro de caldo de pescado
Un ramillete de perejil fresco
Sal, pimienta y aceite

Lo primero que haremos será limpiar bien el calamar, separando en un bol pequeño su tinta, a la cual le añadiremos la de los sobres para tener la cantidad necesaria para tintar todo el arroz. También, limpiaremos bien las gambas, separando sus cabezas y cáscaras de su parte carnosa, la cual reservaremos en un platito con sal, pimienta y aceite.

Hecho esto, pondremos a calentar el caldo de pescado. Mientras calienta el caldo, picaremos la media cebolla y cortaremos a daditos el calamar, reservándolo todo.

Cuando lo tengamos todo preparado, pondremos una olla ancha en el fuego con un par de cucharadas de aceite. Cuando esté caliente, pocharemos la cebolla picada y unos minutos después, añadiremos los dados de calamar y una pizca de sal. Los doraremos un par de minutos removiendo bien.

Pasado este tiempo, añadiremos el vino y continuaremos removiendo hasta que este haya reducido a la mitad, momento que aprovecharéis para añadir el arroz y mezclar bien. Una vez mezclado y calentado el arroz, añadiremos el caldo hasta cubrir el arroz. Cuando el caldo coja temperatura, añadiremos la tinta de calamar y mezclaremos bien.

A partir de aquí, cada vez que el arroz se beba el caldo, volveremos a cubrirlo. Esto, deberéis hacerlo unas 3 veces durante la cocción. Transcurridos más o menos unos doce minutos, el arroz estará a punto para reposar. Para hacerlo, taparemos la olla y la apartaremos del fuego.

Mientras reposa, picaremos bien el pimiento y el tomate, y lo podremos todo a pochar con una pizca de sal y pimienta. Lo dejaremos en el fuego unos 10 minutos removiendo a menudo. Finalmente lo pasaremos por la batidora de brazo hasta conseguir una salsa.

Para acabar, y a falta de presentar, nos faltará pasar las gambas por la plancha un minuto por cada lado, y listo.

El resultado final puede ser parecido a este:

Risotto negro con calamar y gambas
Una ración del risotto negro con calamar y gambas


¿Qué os parece?


¡Buen provecho!


miércoles, 8 de enero de 2014

¿Dónde comer en Niza?


Después de unos días de turismo y descanso en Marsella, continuamos nuestro periplo por la PACA (región de Provence – Alpes -Côte d’Azur), para llegar a la maravillosa y mediterránea ciudad de Niza, donde pudimos comprobar que tanto a nivel social como gastronómico, los Nizardos (Niçoises) son más italianos que franceses.

Con todo esto, empezaremos ya nuestro recorrido gastronómico por las calles de Niza, ¿nos acompañáis?


Ubicado en plena plaza Massena (concretamente en el número 10 de la misma), uno de los centros neurálgicos de la vida de Niza, y a escasos metros de la “Vieux Nice”, nos encontramos con esta moderna pizzería de dos plantas y repleta siempre de gente. El Attimi dispone de una extensa carta de pizzas biológicas (por unos 12€ cada una), pasta y ensaladas. 

Os podemos decir que nosotros disfrutamos de una cena genial, con una comida de calidad y una ubicación de postal, y todo por unos 15€ por persona. Totalmente recomendable.


En pleno casco antiguo de Niza (“Vieux Nice”), encontramos una plaza de lo más pintoresca y viva, donde además de congregarse una multitud de restaurantes, por la mañana se puede visitar el colorido mercado de las flores. Sí, os estamos hablando de la plaza Cours Saleya. En el número 36 de la misma, encontramos el café Athmosphere, un restaurante orientado claramente al turista y donde pudimos disfrutar del “plat du jour” por unos 17 euros, y del trato frío, distante y en ocasiones desagradable del servicio, sobre todo de los dueños, simplemente por esto, y aunque la comida es buena, no os lo recomendamos. Totalmente prescindible.

Lou Pastrouil

A escasos metros del espectacular Palacio de Justicia (en el casco antiguo) de Niza, nos encontramos con el “Lou Pastrouil Restaurant”, un local con más estética de bar musical que de restaurante. El local ofrece carta y “plat du jour”, aunque en esta ocasión nosotros optamos por la carta, ya que dispone de una buena variedad de platos típicos de Niza a unos precios aceptables. Nuestra elección fue: unos raviolis con salsa de carne y verduras rellenas. 

Verduras rellenas, un plato típico de Niza
Verduras rellenas, un plato típico de Niza


Estuvo genial, tanto en preparación como en presentación. También estuvo bien servicio, mucho más atento y servicial a lo que es habitual en Francia. Totalmente recomendable.