sábado, 29 de junio de 2013

Quiche cuatro quesos


Cuando mis dueños descubrieron la receta de la "Quiche Lorraine" se dieron cuenta que, con pocos cambios, tenían una fuente casi inagotable de platos basados en la misma base, por ejemplo la “Quiche de salmón y puerros” o la “Quiche de calabacín y queso Brie” sin ir más lejos.

Hoy os traigo una nueva versión de esta receta, una quiche de reciclaje de quesos, o como la bautizaron mis dueños: “Quiche cuatro quesos”.

Para hacer esta receta, mis queridos dueños utilizaron los siguientes ingredientes:

1 Disco de masa de hojaldre
2 Huevos
200 ml. de crema de leche
Puntas de queso (Brie, rulo de cabra, parmesano, Idiazabal)
Aceite
Sal

Lo primero que haréis será poner a precalentar el horno (a unos 200 grados). Mientras se calienta, cogeréis un molde redondo apto para ir al horno. Extenderéis la masa en el molde, cubriendo bien su base y los laterales. Finalmente, con la ayuda de un tenedor, iréis pinchando la masa.

Cuando tengáis hecho esto, cortaréis las puntas de queso bien pequeñas y las distribuiréis por el hojaldre. Mientras, pondréis una sartén a fuego lento y le añadiréis la crema de leche, y la dejaréis cociéndose un par de minutos.

Mientras, en un bol, batiréis los huevos con fuerza, como si quisierais hacer una tortilla. Cuando los tengáis bien batidos, le añadiréis la crema de leche caliente y lo mezclareis todo para conseguir una mezcla homogénea.

Una vez esté todo bien mezclado rellenaréis el molde con el contenido del bol y lo repartiréis bien para que quede toda la superficie con, más o menos, la misma cantidad.

Finalmente, deberéis hornear el molde durante unos 25 minutos a unos 180 grados.

Mis dueños presentaron la quiche así, con una ensalada caprese de guarnición:

Quiche cuatro quesos
Una ración de quiche cuatro quesos con ensalada Caprese


¡Según dijeron, estaba buenísima! ¿Queréis un cacho?

sábado, 22 de junio de 2013

Arancini o croquetas de arroz

Ya sabéis que nos encanta todo lo que tiene que ver con Italia, por eso cuando descubrimos esta receta nos lanzamos.

Un plato de arroz, con una presentación original, una corteza crujiente y un interior de lo más aromático… le pusieron el nombre de: “Croquetas de arroz” o "Arancini"

Para hacer esta receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 Litro de caldo de pescado
250 gr. de arroz
250 gr. de mozzarella de búfala (cortado a daditos)
25 ml de crema de leche
1 diente de ajo
55 gr de parmesano rayado
2 huevos
Pan rayado
Sal, pimienta y aceite
  
Lo primero que haremos será preparar un buen caldito. Podéis optar por uno preparado, o bien por preparar vosotros mismo uno, como hicimos nosotros con los huesos de un rape que teníamos en el congelador…¡la cocina olía que alimentaba!

Mientras, pondréis unas cucharadas de aceite a calentar en una olla, le añadiréis el diente de ajo y lo dejaréis un minuto dorándose. Después, deberéis añadir el arroz y lo sofreiréis durante 1 minuto antes de añadir un cucharón de caldo, cuando se lo haya bebido, repetiréis la operación hasta que el arroz esté cocido. En ese momento, añadiréis la nata, removeréis bien.

Hecho esto, apartaréis la olla del fuego, añadiréis el queso parmesano y salpimentaréis. Finalmente extenderéis  el arroz en una fuente y lo dejaréis enfriar.

Arroz para Arancini enfriando
Dejando enfriar el arroz

Cuando el arroz esté frío, coged arroz con una cuchara, poned en el centro un dadito de mozzarella y formad una bola. Repetid el proceso hasta finalizar el arroz. Una vez hecho, cogeréis un bol y batiréis en él los huevos.

Cuándo lo tengáis todo, pasaréis cada bola de arroz por el huevo batido y por el pan rayado. Finalmente, en una sartén con abundante aceite caliente, iréis friendo los arancinis.

El resultado final será muy parecido a este:

Detalle de Arancini de arroz
Detalle de una croqueta de arroz

 
Una ración de croquetas de arroz con salsa de tomate
Una ración de croquetas de arroz con salsa de tomate




¿Qué os parecen? En casa triunfaron.

¡Buen provecho!