lunes, 15 de julio de 2013

Restaurante Muskari - Vitoria-Gasteiz


Cada año por estas fechas mis dueños me hacen la misma jugarreta... ellos se van a un buen restaurante y a un servidor se queda solito en casa con su ración pienso. ¿La excusa? Celebrar el cumpleaños de uno de ellos (... tengo que aceptarla ¿no?), claro...

Bueno, este año escogieron un restaurante nuevo (para ellos, claro). Su nombre es “Muskari” y está ubicado en la calle 12 de octubre, número 12 de Vitoria-Gasteiz.

El restaurante es pequeño, bonito y moderno: el comedor tiene una capacidad para unos 40 comensales, pintado de blanco, con iluminación indirecta y bambú decorando las paredes. Vaya, todo previsto para sentirse cómodo.

El “Muskari” dispone de dos menús degustación. Uno para grupos (más de cuatro comensales) y otro sin esta limitación. Entre ambos menús, la verdad es que hay muy pocos cambios. Mis dueños evidentemente, optaron por el segundo menú y acabaron pagando por él, 28.50€ + IVA.

El menú que escogieron incluía los siguientes platos:


Entrantes:
  • Jamón ibérico. Por lo visto estaba de primera, para relamerse los bigotes... ¡meh meh meh!
  • Lasaña fría de hojaldre rellena de txangurro y anchoas. ¡Sorprendente! Seguramente el mejor plato del menú.
  • Crujiente de ave escabechada y foie con vinagreta de avellanas con salsa de Hongos. El nombre no os negaré que es sugerente, pero entre mis dueños no se pusieron de acuerdo, mientras a Joan le pareció un plato sabroso y especial, a Joseba le pareció un plato sin más... sin nada especial (ni sabor).

Plato principal: 
  • Confit de Pato Asado con salsa de Naranja y patatas violetas. Sin lugar a dudas este fue el gran desengaño de la noche. La presentación era genial, las patatas gustosísimas, pero el pato estaba demasiado pasado... durísimo. Eso, para mis dueños fue determinante, ya que el pato les encanta, y ese apenas lo pudieron disfrutar. Sin lugar a dudas, un borrón para un restaurante del precio y categoría del “Muskari”.
Postres:

Mis dueños, cuando vieron los postres incluidos en el menú (dulces caseros) optaron  por cambiarlos... no son tontos ni nada ese par de diablos... finalmente escogieron “Muerte por chocolate”, y según contaron, fue como morir de placer (grrr... ¡cabrones!).



Al final el “Restaurante Muskari” les gustó, pero no para recomendarlo totalmente, ya que el error en la cocción del pato les dejó algo preocupados. Según ellos, ese error en cocina enturbió toda la cena, y más teniendo en cuenta que no se trata de un restaurante barato (los platos de la carta superan los 12 euros).

De todas formas, si tenéis ganas de ir, os dejo sus datos ya que, os recuerdo, es imprescindible reservar para poder ir:


01003 Vitoria-Gasteiz
Teléfono: 945 29 11 61

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con vuestra opinión sobre el error del confit de pato. En muchos restaurantes caen en lo mismo. Me ha pasado más de una vez en restaurantes no muy caros. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Nissi dile a tus dueños que lo de morir en/cor/por y todas las preposiciones que quieras poner de lante de CHOCOLATE es una de las mejores formas de morir junto a la de por amor. Respecto al confit a veces es mejor abrir una lata donde ya viene el confit y el pato junto a su respectiva salsa y ... con un poco de imaginación y tres productos más has preparado la de San Quintín. También creo que es oportuno que les comentes que de vez en cuando, pueden sancarte ya que seguro luego tus ronroneos les sonarán a música celestial (y si no... fastidiales un poco y así como quien no quiere la cosa vas y les dejas "un regalito" en sus zapatillas, que tu también sabes ser cabroncete) una cariñosa caricia para tí y a tus dueños... que se fastidien.

    ResponderEliminar