jueves, 26 de diciembre de 2013

¿Dónde comer en Marsella?


Para nosotros, es tradición ir cada mes de agosto a Gironella (Barcelona) para reencontrarnos con una parte de nuestra familia. Allí pasamos prácticamente todo el mes entero exceptuando, claro está, los días en los que salimos de vacaciones. Así, y aprovechando que este año estrenamos un coche nuevo, decidimos aparcar el avión y marcharnos al sur de Francia con el objetivo de conocer algunos de sus lugares más representativos.

El viaje que realizamos comprendió estancias en las ciudades de Marsella, Niza y Carcassonne, realizando además excursiones puntuales a Saint Tropez, Cannes y Monte Carlo. Tranquilos, no tenemos la intención de contaros nuestro viaje, más bien queremos hablaros de aquellos restaurantes que nos llamaron más la atención durante esos días. Una vez explicado esto, haremos nuestra primera parada en Marsella. ¿Os apuntáis?

Restaurant L’Esquinade

Está ubicado en el número 38 de la “Place Thiars”, justo detrás del Vieux Port, en un lugar donde se concentra gran parte la vida social de la ciudad. Durante este mes de agosto ofrecían un menú por 15 euros en el que se incluía un primer plato, un segundo y un postre. 

La comida tenía una calidad razonable y estaba bien elaborada, destacando los espaguetis con salmón fresco y, sobre todo, la bullabesa. No obstante, un servicio excesivamente seco y poco atento que, en ocasiones raya la mala educación, estropean una experiencia que podríamos valorar como aceptable atendiendo al precio pagado.

Le Bobolivo

En el número 29 de la “rue Caisserie”, muy cerquita del barrio de “Le Panier” y a escasos minutos del “Vieux Port”, nos encontramos con este pequeño gran restaurante, el cual, sin duda, nos pareció el mejor con diferencia de todos los que visitamos. Ofrece, además de la carta, diversas opciones de menú, las cuales pasan por combinar el típico “plat du jour” (un único plato que equivale a nuestro menú del día) con otras opciones variadas. 

Nosotros apostamos por el menú “fórmula express”, el cual comprendía una ensalada de queso de cabra caliente al pesto y un postre totalmente nuevo para nosotros, el “café gourmand” que, como su nombre indica incluye un café junto con unos cinco o seis dulces en formato pequeño. El precio por persona fue de 13,50 €, un precio razonable teniendo en cuenta la calidad de la comida, la atención recibida y su tranquila ubicación. Os recomendamos totalmente que lo visitéis. 

El café Gourmand de "Le Bobolivo"
El café Gourmand de "Le Bobolivo"


Le Fetiche – Metropol

Ubicado en el número 38 de la “rue Saint-Saens”, a escasos metros del “Restaurant L’Esquinade”. Nos llamó la atención por el precio del menú (17 euros por un entrante, un primero y el postre) y ambiente tranquilo y relajado que trasmitía. 

Una vez sentados, vimos que este restaurante pretende una categoría mucho más alta que la que le corresponde, con precios de carta altísimos y una cocina fusión (francesa con asiática) que no acaba de cuajar, o sea, que aunque los platos están buenos, la decoración del restaurante es mucho mejor que el sabor de la cocina. Con todo, se trata de un lugar aceptable para cenar si se escoge el menú y el resto de restaurantes de la zona están desbordados.
sábado, 23 de noviembre de 2013

Medias lunas con plátano y chocolate


Hace mucho tiempo que nos rondaba por la cabeza la idea de contaros la receta de un dulce sencillo y que pudiera gustar a la mayoría. El pasado fin de semana lo encontramos, por lo que os lo vamos a proponer aunque sea únicamente para acompañar el café de media tarde.

¿Os apetecen unas Medias lunas con plátano y chocolate? Pues vamos a ello.

Los ingredientes son los siguientes:

1 paquete de obleas pequeñas
1 huevo
2 plátanos
½ tableta de chocolate de fundir o chocolate de untar (nosotros utilizamos Nutella)*

Ingredientes de las medias lunas con plátano y chocolate
Ingredientes de las medias lunas con plátano y chocolate


Esta receta es tan sencilla como os podáis imaginar, bueno, no lo mezcléis todo... tan sencilla no es.

Lo primero que haremos será pelar los dos plátanos y ponerlos en un bol. A continuación, los iremos aplastando con un tenedor hasta conseguir la textura de un puré.

Después, cogeremos cada una de la obleas y untaremos su interior o con Nutella o con el chocolate que hayamos fundido previamente, colocando encima suyo una cucharada de puré de plátano. Seguidamente doblaremos la oblea juntando sus extremos e intentando que no quede aire en su interior y, con la ayuda de un tenedor las iremos cerrando.

Mientras vamos haciendo este proceso, pondremos a calentar el horno a 180 grados. Cuando estén todas las obleas cerradas y el horno caliente, las pintaremos con huevo y las meteremos en él durante unos 15 minutos.

El resultado final será parecido a este:


Medias lunas con plátano y chocolate
Estas medias lunas desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos


¡Buen provecho!



*Nota: Aunque nosotros hemos hecho las obleas utilizando las dos opciones propuestas en el caso del chocolate, os recomendamos escoger entre una y otra en función del dulzor que queráis conseguir. Así, utilizando Nutella el resultado final será más dulce, mientras que, si apostamos por el chocolate de fundir, obtendremos un postre más amargo.
sábado, 16 de noviembre de 2013

Pulpo a feira


Hace unos meses nos sorprendimos preparando una magnífica ensalada de pulpo. Como nos gustó mucho, decidimos continuar investigando con el pulpo, así que, optamos por la receta de "Pulpo a feira".

Esta receta cumple con nuestros objetivos básicos: es sencilla, sana y sabrosa, así que, esperamos que os guste.

Para 4 comensales necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 Pulpo mediano (1 kg. aproximadamente)
4 patatas
1 cebolla
Pimentón
Aceite
Sal

Como seguramente sabéis, el pulpo es un animal que una vez cocido, puede quedar muy duro. Para solucionarlo algunos cocineros utilizan la técnica de golpearlo repetidamente. A nosotros no nos gusta la violencia, así que utilizamos un truco bien sencillo, se trata simplemente de congelarlo justo después de lavarlo y claro, descongelarlo con el tiempo suficiente (con unas 6 o 7 horas de antelación) para ser cocinado.

Con el pulpo ya descongelado, cogeréis una olla a presión, le pondréis una buena cantidad de agua y directa a fuego vivo. Cuando el agua esté hirviendo, deberéis meter el pulpo en el agua tres veces (eso es, meter y sacar el pulpo) para finalmente dejarlo sumergido junto con las dos patatas, la cebolla y una pizca de sal. Cerrad la olla y dejarla en el fuego durante 15 minutos (a contar desde que empiece a salir el vapor).

Pasado este tiempo, sacaréis las patatas, y las cortarés a lonchas de más o menos un dedo, y las repartiréis en la base de los platos. Después, sacaréis el pulpo, y lo cortaréis a trozos de bocado y los repartiréis encima de las patatas, lo espolvoraréis con el pimentón, una pizca de sal y un chorrete de aceite de oliva.

Os debe quedar algo así:

Pulpo a feira
Una buena ración de pulpo a feira o a la gallega


¿Qué os parece? ¿Os guardamos una ración la próxima vez?

¡Buen provecho!
lunes, 28 de octubre de 2013

Tosta gourmet con hamburguesa Euskolabel


Como habréis podido observar, después de unos días de cambios creemos que ya va siendo hora de volver, eso sí, con un rincón algo más personal, o lo que es lo mismo, menos gatuno y más nuestro. Continuáremos, como no, visitando restaurantes y preparando platos rápidos, sencillos y sabrosos, como el que os vamos a contar en este reestreno, una “Tosta gourmet con hamburguesa Euskolabel”.

Para preparar dos raciones de esta receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

2 rebanadas de pan de hogaza
200 gr. de carne picada de ternera Euskolabel
4 rodajas de rulo de cabra
2 lonchas de jamón ibérico
1 rodaja delgadita de piña
2 rodajas de cebolla
1 manzana
6 champiñones
Sal, aceite

La preparación es tan sencilla como espectacular el resultado final.

Para empezar, nos centraremos en la guarnición. Para ello, pelaremos la manzana y la cortaremos a dados y los pondremos en una sartén con una gota de aceite, dejándolos cocinar evitando que se nos peguen. Lo mismo haremos con los champiñones cortados a cuatros y salpimentados.

Con la manzana a fuego lento procederemos a dar forma a la carne, para ello haremos dos bolas apretando bien la carne picada. Cuando tengamos las bolas bien formadas, las aplastaremos y les daremos forma ovalada, para cubrir así el máximo posible de pan.

Mientras, pondremos a calentar una plancha. Cuando esté caliente, en ella tostaremos las dos rebanadas de pan, la rodaja de piña cortada por la mitad y las dos rodajas de cebolla. Cuando el pan empiece a tostarse, pondremos en la plancha los rulos de cabra para tostarlos brevemente sin dejar que se fundan. Cuando los tengamos, los dispondremos sobre la tosta. Más adelante, pondremos sobre ellos la media rodaja de piña, y en su momento, el resto de ingredientes.

En este punto ha llegado el momento de poner en la plancha las hamburguesas de ternera con una pizca de sal. Si os gustan al punto, las cocinaremos sólo tres minutos por cada lado, e inmediatamente las dispondremos sobre la piña.

Finalmente, pondremos a calentar el jamón ibérico en la plancha, y acabaremos de montar el plato. Un posible resultado puede ser:

Tosta gourmet con hamburguesa Euskolabel
Tosta gourmet con hamburguesa Euskolabel


¿Os quedáis con este tosta, o nos vamos al McDonald’s?

¡Buen provecho!
viernes, 11 de octubre de 2013

Se busca una receta que cure el dolor


Hoy vamos a hacer algo especial, dado que, por primera vez en toda la historia de este blog, somos Joan y Joseba, los propietarios de Nissi, quienes se ponen delante del teclado para contaros la que, sin lugar a dudas, es la receta más amarga de estos últimos 8 años.


Sí, sabemos que es algo extraño, pero entendemos que merecido. Sólo tenemos un objetivo: rendirle un más que sentido homenaje al alma máter de este rincón, nuestro querido Nissi, quien hoy, tras poco más de 8 años a nuestro lado, nos ha dejado tras repentinamente serle detectado un problema irreversible en el hígado.


Estamos consternados, vacios, destrozados anímicamente por la pérdida de nuestro pequeño compañero de viaje al que queríamos, ya os podéis imaginar, con locura.





Hoy estos ojitos vivarachos se han cerrado para siempre, de un día para otro y sin esperarlo, demostrando Nissi su fortaleza y entereza hasta el final.  Por tanto, este rincón, juntamente con nuestros corazones se quedan algo vacios. 


No sabemos muy bien cómo continuar este rincón que tanto nos ha llenado (a los tres), ni que orientación darle, dado que, cuando decidimos comenzar esta aventura, fue el propio Nissi quien nos inspiró a ello gracias a sus constantes paseos por la cocina mientras nosotros cocinábamos o nos preparábamos para ello, como si él quisiese cotillear mientras estaba con nosotros, llenando cada receta de amor con su compañía.


Por ese motivo, queremos dar gracias a nuestros seguidores por estar ahí, así como pediros comprensión en estos momentos tan duros en los que nos daremos un pequeño respiro.


Gracias por todo lo que nos has dado Nissi, que ha sido mucho, a cambio de muy, muy poquito. 


Siempre te llevaremos en el corazón.


Descansa en paz, pequeño.
domingo, 6 de octubre de 2013

Tortilla de calabacín gratinada


¿Una tortilla de calabacín gratinada? Sí, lo sé, os sonará tan raro como me sonó a mí la primera vez. A decir verdad, a mí me pareció rarísimo, pero cada vez que en casa han preparado esta receta de origen italiano, siempre ha triunfado. Así que, sin entretenerme mucho, os contaré como hacerla.

Necesitaréis los siguientes ingredientes (para 2 personas):

4 huevos
½ calabacín
½ cebolla (al gusto)
2 patatas medianas
Una cucharada de leche
Albahaca, orégano
Sal
Aceite

Antes que nada, pelaréis y cortaréis las patatas a cuadritos. A continuación, pondréis  una sartén con abundante aceite a fuego fuerte. Cuando el aceite logre la temperatura óptima, pondréis las patatas cortadas y les dejaréis freír poco a poco.

Mientras las patatas se estén friendo, cortaréis el calabacín a cuadritos. Pasados unos minutos añadiréis los cubitos de calabacín a la sartén junto a las patatas. Unos minutos después, cortaréis la cebolla y la añadiréis igualmente a la sartén.

Mientras, cascaréis los huevos en un bol, les añadiréis una pizca de sal, la cucharada de leche y los batiréis bien. Cuando las patatas y el calabacín se hayan cocinado y la cebolla esté caramelizada, añadiréis los huevos batidos a la sartén y bajaréis el fuego. Así, a fuego lento continuaréis cocinando la tortilla unos 5 o 6 minutos (hasta que los bordes de la misma empiecen a cuajar).

En este momento, espolvorearéis con el queso rallado y las hierbas aromáticas y con mucho cuidado (pensad que normalmente las sartenes tienen el mango de plástico) pondréis la sartén en el horno para gratinar.

Si habéis seguido estos pasos, os debería quedar algo parecido a esto:



No tiene mala pinta, ¿verdad?

¡Buen provecho!
sábado, 28 de septiembre de 2013

Guacamole


Hoy os voy a contar la receta más sencilla desde que estoy por aquí. Se trata de una salsa de origen mejicano... ¡¡sí!! Sois unas hachas... ¡¡el Guacamole!!

El pasado sábado, mis queridos dueños organizaron una cena en casa con amigos, una cena temática en la que a ellos les tocó preparar unos nachos con guacamole, y claro, a mí no me quedó más remedio que quedarme con la receta, ¡meh, meh, meh!

Los ingredientes que utilizaron fueron estos:

2 aguacates
½ tomate
½ cebolla
Zumo de medio limón
1 diente de ajo
Media guindilla
Sal

Para empezar, pelaréis los aguacates, los cortaréis a dados bien pequeñitos y los pondréis en un bol juntamente con el zumo de limón, así evitaréis la oxidación de los mismos. A continuación, cortaréis el tomate (a un tamaño parecido al de los aguacates) y los añadiréis al bol con una pizca de sal. Haréis lo mismo con la guindilla y el ajo, aunque estos, picados tan finos como podáis.

Con todo en el bol, empezaréis a aplastarlo todo con la ayuda de un tenedor, o si lo preferís, de una picadora eléctrica.

¡Y ya lo tenéis hecho! Fácil, ¿verdad?

Ración de Guacamole
Una buena ración de Guacamole


¡Buen provecho! Y a disfrutar de la salsita.
domingo, 15 de septiembre de 2013

Bacalao con nata


Cuando mis queridos dueños en uno de sus viajes descubrieron este plato, supuse que algún día intentarían hacerlo en casa, y acerté. Les ha costado, pero el otro día me deleitaron con él... suave, cremoso y sobre todo, como les gusta a ellos: sencillo. 

Hoy os voy a hablar de un clásico portugués, el “bacalhau a natas”, o como le llaman en casa “Bacalao con nata” (¡que originales, meh meh meh!).

Los ingredientes son pocos, la receta sencilla y el resultado genial, así que sin más, os la cuento.

Se utilizan los siguientes ingredientes (para 2 personas):

2 raciones de bacalao (al gusto) fresco
1 patata grande
½ cebolla grande
1 diente de ajo
1 vaso de nata
½ vaso de leche
1 hoja de laurel
Harina
Sal, pimienta


Empezaremos esta receta cocinando un poco el bacalao, para ello, pondréis una olla con agua y una hoja de laurel al fuego, y sin que llegue a hervir, lo tendréis cocinándose durante unos 15 minutos. Una vez hecho, lo sacaréis del agua y lo dejaréis enfriar.

Una vez el bacalao esté frío lo limpiaréis bien de piel y de espinas mientras con las manos, lo desmigáis y lo reserváis.

Por otro lado, picaréis bien el ajo y la cebolla y los pondréis a dorar en una sartén con aceite caliente hasta que la cebolla haya cristalizado. A continuación, haréis lo mismo con la patata, talmente como si quisierais hacer una tortilla de patatas. Una vez hecho, lo reserváis.

A continuación, prepararéis una bechamel suave con la leche. Cuando la tengáis, añadiréis el vasito de crema de leche y lo removeréis todo hasta que os quede una bechamel uniforme. Una vez hecha, la pondréis en un bol junto con las patatas, la cebolla y el bacalao mezclándolo bien.

Finalmente ya solo os faltará un paso, repartir la masa en bandejitas aptas para ir al horno, espolvorear con queso rayado y ponerlas a gratinar suavemente hasta conseguir un resultado como este:

Una buena ración de 'bacalhau a natas'


¿Qué os parece? La próxima, ¿os guardo una ración?

¡Buen provecho!
lunes, 15 de julio de 2013

Restaurante Muskari - Vitoria-Gasteiz


Cada año por estas fechas mis dueños me hacen la misma jugarreta... ellos se van a un buen restaurante y a un servidor se queda solito en casa con su ración pienso. ¿La excusa? Celebrar el cumpleaños de uno de ellos (... tengo que aceptarla ¿no?), claro...

Bueno, este año escogieron un restaurante nuevo (para ellos, claro). Su nombre es “Muskari” y está ubicado en la calle 12 de octubre, número 12 de Vitoria-Gasteiz.

El restaurante es pequeño, bonito y moderno: el comedor tiene una capacidad para unos 40 comensales, pintado de blanco, con iluminación indirecta y bambú decorando las paredes. Vaya, todo previsto para sentirse cómodo.

El “Muskari” dispone de dos menús degustación. Uno para grupos (más de cuatro comensales) y otro sin esta limitación. Entre ambos menús, la verdad es que hay muy pocos cambios. Mis dueños evidentemente, optaron por el segundo menú y acabaron pagando por él, 28.50€ + IVA.

El menú que escogieron incluía los siguientes platos:


Entrantes:
  • Jamón ibérico. Por lo visto estaba de primera, para relamerse los bigotes... ¡meh meh meh!
  • Lasaña fría de hojaldre rellena de txangurro y anchoas. ¡Sorprendente! Seguramente el mejor plato del menú.
  • Crujiente de ave escabechada y foie con vinagreta de avellanas con salsa de Hongos. El nombre no os negaré que es sugerente, pero entre mis dueños no se pusieron de acuerdo, mientras a Joan le pareció un plato sabroso y especial, a Joseba le pareció un plato sin más... sin nada especial (ni sabor).

Plato principal: 
  • Confit de Pato Asado con salsa de Naranja y patatas violetas. Sin lugar a dudas este fue el gran desengaño de la noche. La presentación era genial, las patatas gustosísimas, pero el pato estaba demasiado pasado... durísimo. Eso, para mis dueños fue determinante, ya que el pato les encanta, y ese apenas lo pudieron disfrutar. Sin lugar a dudas, un borrón para un restaurante del precio y categoría del “Muskari”.
Postres:

Mis dueños, cuando vieron los postres incluidos en el menú (dulces caseros) optaron  por cambiarlos... no son tontos ni nada ese par de diablos... finalmente escogieron “Muerte por chocolate”, y según contaron, fue como morir de placer (grrr... ¡cabrones!).



Al final el “Restaurante Muskari” les gustó, pero no para recomendarlo totalmente, ya que el error en la cocción del pato les dejó algo preocupados. Según ellos, ese error en cocina enturbió toda la cena, y más teniendo en cuenta que no se trata de un restaurante barato (los platos de la carta superan los 12 euros).

De todas formas, si tenéis ganas de ir, os dejo sus datos ya que, os recuerdo, es imprescindible reservar para poder ir:


01003 Vitoria-Gasteiz
Teléfono: 945 29 11 61

sábado, 29 de junio de 2013

Quiche cuatro quesos


Cuando mis dueños descubrieron la receta de la "Quiche Lorraine" se dieron cuenta que, con pocos cambios, tenían una fuente casi inagotable de platos basados en la misma base, por ejemplo la “Quiche de salmón y puerros” o la “Quiche de calabacín y queso Brie” sin ir más lejos.

Hoy os traigo una nueva versión de esta receta, una quiche de reciclaje de quesos, o como la bautizaron mis dueños: “Quiche cuatro quesos”.

Para hacer esta receta, mis queridos dueños utilizaron los siguientes ingredientes:

1 Disco de masa de hojaldre
2 Huevos
200 ml. de crema de leche
Puntas de queso (Brie, rulo de cabra, parmesano, Idiazabal)
Aceite
Sal

Lo primero que haréis será poner a precalentar el horno (a unos 200 grados). Mientras se calienta, cogeréis un molde redondo apto para ir al horno. Extenderéis la masa en el molde, cubriendo bien su base y los laterales. Finalmente, con la ayuda de un tenedor, iréis pinchando la masa.

Cuando tengáis hecho esto, cortaréis las puntas de queso bien pequeñas y las distribuiréis por el hojaldre. Mientras, pondréis una sartén a fuego lento y le añadiréis la crema de leche, y la dejaréis cociéndose un par de minutos.

Mientras, en un bol, batiréis los huevos con fuerza, como si quisierais hacer una tortilla. Cuando los tengáis bien batidos, le añadiréis la crema de leche caliente y lo mezclareis todo para conseguir una mezcla homogénea.

Una vez esté todo bien mezclado rellenaréis el molde con el contenido del bol y lo repartiréis bien para que quede toda la superficie con, más o menos, la misma cantidad.

Finalmente, deberéis hornear el molde durante unos 25 minutos a unos 180 grados.

Mis dueños presentaron la quiche así, con una ensalada caprese de guarnición:

Quiche cuatro quesos
Una ración de quiche cuatro quesos con ensalada Caprese


¡Según dijeron, estaba buenísima! ¿Queréis un cacho?

sábado, 22 de junio de 2013

Arancini o croquetas de arroz

Ya sabéis que nos encanta todo lo que tiene que ver con Italia, por eso cuando descubrimos esta receta nos lanzamos.

Un plato de arroz, con una presentación original, una corteza crujiente y un interior de lo más aromático… le pusieron el nombre de: “Croquetas de arroz” o "Arancini"

Para hacer esta receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

1 Litro de caldo de pescado
250 gr. de arroz
250 gr. de mozzarella de búfala (cortado a daditos)
25 ml de crema de leche
1 diente de ajo
55 gr de parmesano rayado
2 huevos
Pan rayado
Sal, pimienta y aceite
  
Lo primero que haremos será preparar un buen caldito. Podéis optar por uno preparado, o bien por preparar vosotros mismo uno, como hicimos nosotros con los huesos de un rape que teníamos en el congelador…¡la cocina olía que alimentaba!

Mientras, pondréis unas cucharadas de aceite a calentar en una olla, le añadiréis el diente de ajo y lo dejaréis un minuto dorándose. Después, deberéis añadir el arroz y lo sofreiréis durante 1 minuto antes de añadir un cucharón de caldo, cuando se lo haya bebido, repetiréis la operación hasta que el arroz esté cocido. En ese momento, añadiréis la nata, removeréis bien.

Hecho esto, apartaréis la olla del fuego, añadiréis el queso parmesano y salpimentaréis. Finalmente extenderéis  el arroz en una fuente y lo dejaréis enfriar.

Arroz para Arancini enfriando
Dejando enfriar el arroz

Cuando el arroz esté frío, coged arroz con una cuchara, poned en el centro un dadito de mozzarella y formad una bola. Repetid el proceso hasta finalizar el arroz. Una vez hecho, cogeréis un bol y batiréis en él los huevos.

Cuándo lo tengáis todo, pasaréis cada bola de arroz por el huevo batido y por el pan rayado. Finalmente, en una sartén con abundante aceite caliente, iréis friendo los arancinis.

El resultado final será muy parecido a este:

Detalle de Arancini de arroz
Detalle de una croqueta de arroz

 
Una ración de croquetas de arroz con salsa de tomate
Una ración de croquetas de arroz con salsa de tomate




¿Qué os parecen? En casa triunfaron.

¡Buen provecho!
viernes, 31 de mayo de 2013

Espaguetis negros con crema de salmón ahumado y gambas

El otro día disfrute como un crío en casa. ¡Aún me estoy relamiendo los bigotes! Mis queridos dueños prepararon un plato de pasta súper especial… llevaba pasta negra, salmón ahumado… ¡buah!

Ese par bautizaron el plato que os voy a contar hoy como: “Espaguetis negros con crema de salmón ahumado y gambas”.

La receta es muy sencilla. Para hacerla, deberéis utilizar los siguientes ingredientes (para dos personas):

200 gr. de espaguetis negros
150 gr. de salmón ahumado
125 ml. de crema de leche
6 gambas (o langostinos)
Una hoja de laurel
Sal
Aceite
Pimienta

Para empezar, cogeréis una olla y le pondréis agua, sal y la hoja de laurel, después, la pondréis a fuego vivo hasta que arranque a hervir. En ese momento añadiréis la pasta y la dejaréis hirviendo unos 10 minutos (o lo que indique el fabricante).

Mientras, cortaréis el salmón ahumado y limpiaréis bien las gambas (o sea, les quitaréis la piel, la cabeza y las patas). Una vez lo tengáis hecho, pondréis una sartén al fuego con una cucharada de aceite, cuando esté caliente añadiréis las gambas salpimentadas. Un par de minutos después, las retiraréis del fuego y reservaréis.

En la sartén donde hayáis preparado las gambas, añadiréis la crema de leche y la dejaréis un par de minutos cocinándose. Pasado este tiempo, pondréis la crema en uno de los recipientes de la batidora, añadiréis el salmón ahumado y lo batiréis bien hasta conseguir una masa homogénea.

Ya casi tenemos el plato preparado, solo nos falta presentarlo. Para hacerlo, mis dueños os proponen lo siguiente:

Salmón, gambas, espaguetis negros... un manjar, si señor

¿Os gusta? Pues que sepáis que el sabor es mucho mejor.

¡Buen provecho!




Un pequeño truco: Si se os queda la crema fría, sin problemas, ponedla a calentar, la salsa gana un montón ;)




martes, 14 de mayo de 2013

Varios premios


Esta semana he tenido un aluvión de premios / reconocimientos, y como diría ese señor tan presente en los medios de comunicación: “me llena de orgullo y satisfacción” meh meh meh!!

Los premios recibidos son:

  • “The versatile blog”.  Mil gracias a Dolors Germillach de “Pecat capital
  • “Liebster Award”, “One Lovely blog Award” y “Very inspiring blogger Award”. Tres mil gracias (por ser un triple premio) a Maria Eugenia Sanz de “Las recetas fáciles de María







¿A que son guapos?

Bueno, entre las reglas del premio está contestar unas preguntas (¡ah, sorpresa! para vosotros, los nominados, son las mismas), así que voy a ello:

1.- ¿Que ingrediente tiene que llevar tu plato perfecto?
No hay un ingrediente único, todo depende del plato a preparar en cada momento


2.- Tu película para recordar.
Me encanta el cine, así que os daré dos películas muy distintas para recordar: “Up” y “La lista de Schindler


3.- ¿Cocina clásica ó creativa?
Para que cocinen mis dueños,  la clásica… para degustar en una cena, la que tenga una fusión entre ambas.


4.- Tu mejor cocinero.
¿A parte de las madres de mis dueños? Es complicado, porque no tengo uno de cabecera, aunque me quedaría con Isma Prados por su forma de ver y hacer sentir la cocina.


5.- Un viaje pendiente...
Uno transoceánico, aunque ¡llegará!


6.- Tu ingrediente fetiche.
Va a temporadas, aunque hay uno del que no puedo prescindir: el aceite.


7.- Un truco de cocina.
Cortar la berenjena y salarla (o hervirla) antes de cocinarla, ahorraréis un montón de tiempo y de aceite.


8.- ¿Por qué el blog?
Para compartir conocimientos con todos.


9.- Tu libro de cabecera.
Ahora mismo, el último de Ken Follet (“El invierno del mundo”).


10.- Tu mejor receta.
Eso lo dejo a los que han tenido el ‘placer’ de catar los  platos de mis queridos dueños, ¡meh meh meh!



11.- Quien hace de conejillo de indias en tus recetas?
Mis dueños, ellos hacen como Juan Palomo, “ellos se lo guisan ellos se lo comen”, porque a mí, no me dejan.

Y ahora mis 11 nominados a los premios  “One Lovely blog Award” y “Very inspiring blogger Award”. Son: 






  • Recetas de azucar y orégano 
  • Las tradiciones de mi famiglia
  • La cuina de l'Olga
  • Manetes Bones
  • Recetas de la abuela Luisa
  • Mis Recetas
  • La comida de la finca
  • Icocina y punto
  • La cuina d'una aprenent
  • La cocina de la abuela
  • Y con tu pan te lo comas