miércoles, 29 de febrero de 2012

Mini lasaña de calabacín con foie

Mis dueños, cuando llegan los días de Navidad, acostumbran a buscar y preparar algún plato especial, para intentar sorprender a sus invitados. Este año, la inspiración les llegó desde la televisión, concretamente del programa “Hoy cocinas tú”.

Hace unos meses, mis dueños vieron como Eva Arguiñano prepara un plato bautizado como: “Gnocchi de calabacín con foie”. Les pareció una pequeña delicatesen así que sin miedo ni vergüenza, la tunearon un poco y sacaron la receta que hoy os contaré desde aquí.

Ellos utilizaron los siguientes ingredientes:

1 Calabacín grande
50 gr. de foie fresco
Sal
Pimienta negra
Aceite

Como parece lógico, el primer paso será cortar el calabacín (bueno, no os olvidéis de lavarlo, claro), pero con cuidado. Deberéis cortarlo a lo largo, fileteándolo a un grosor de unos 3 o 4 milímetros. Cuando tengáis los filetes, los salareis y apartareis un momento.

Y claro, lo mismo deberéis hacer con el foie, cortarlo si podéis a filetes finos de unos 2 milímetros de grosor, salpimentarlo y reservarlo.

Una vez tengáis hecho, esto tendréis que escaldar los calabacines. Para hacerlo, cogeréis una olla, le pondréis agua y una pizca de sal, y al fuego, a hervir. Una vez el agua esté hirviendo, meteréis los calabacines y los dejaréis 2 minutos. Pasado este tiempo, los sacaréis y dejaréis en un escurridor.

Llegados a este punto, tocará presentar la lasaña. Para hacerlo colocareis una capa de calabacín, luego una de foie, otra de calabacín y encima de esta, otra de foie. Hmmm... falta algo... ¡¡ah, sí!!  Una última capa de calabacín, meh, meh, meh!!

Para finalizar, deberéis colocar una sartén sin aceite al fuego. Una vez esté caliente, pondréis cada pieza de lasaña, y la dejaréis 2 minutos por cada lado.

Una vez hecho esto, tendréis algo parecido a esto:

Lasaña de calabacín y foie
Lasaña de calabacín con foie


No tiene mala pinta, ¿verdad? Yo, sinceramente creo que no, y por lo que vi en casa, esta lasaña está de vicio, o como mínimo esto expresaban las caras de mis dueños y sus invitados.