lunes, 23 de enero de 2012

La Trattoria da Luigi - Vitoria-Gasteiz


La Trattoria da Luigi - Logo
Parece mentira, pero hará ahora un par de meses que mis queridos dueños encontraron otro restaurante italiano (cómo no, en Vitoria-Gasteiz) que, aunque conocido de oídas, no habían tenido oportunidad de probar, así que, ni cortos ni perezosos, cuando les surgió la oportunidad, se lanzaron a descubrir el lugar.

El restaurante en cuestión se llama “La Trattoria da Luigi” y se encuentra situado en la calle Angela Figuera Aymerich, 8 de Vitoria-Gasteiz, en pleno barrio de Lakua.

Según he podido escucharles, la primera impresión fue un poco mala… mis dueños fueron al restaurante acompañados de una pareja de amigos que ya conocían el local, y menuda sorpresa se llevaron cuando de golpe, se encontraron antes un cartel de “Coca-Cola” al más puro estilo Kebab. Esto les hizo pensar que algo iba a ir mal esa noche, pues en el resto de italianos que conocen en Vitoria-Gasteiz (“Ristorante L’Oliva”, “Pizzería Dolomiti”, o incluso, “Pizzería Da Vinci”), eso no sucede, teniendo todos ellos una entrada más cuidada y personal.

La Trattoria da Luigi - Entrada


La segunda impresión cambió algo, pero no creáis. El local es bastante grande, pero carente totalmente de personalidad. Pese a esto, el restaurante tiene algo positivo, y es que, desde el comedor se puede ver totalmente la cocina. Según mis dueños es algo muy curioso y poco habitual.

Bueno, quizá va llegando ya la hora de empezar a hablar de la comida, ¿no? Mis dueños y sus amigos comieron los siguientes platos:

Entrantes:

  • “Riga Lecca Baffi”: Detrás de este curioso nombre, mis dueños se encontraron con unos macarrones un tanto especiales. El plato les fue servido en un plato de barro y llevaban una salsa de setas variadas y tomate con picante. La verdad es que les gustó bastante.
  • “Tortellini panna”: Como su nombre indica, se trata de unos “tortellini” de carne acompañados de una salsa hecha en base a una crema de leche. Aunque no les gustó tanto como el plato anterior, no dejaron nada en la fuente.

Platos Principales:

  • Pizza “Volturno”: Espléndida pizza de verduras donde no es nada difícil encontrarse con alguna loncha de la amplia variedad de embutidos que la completan. A mis dueños les encantó, tanto por sabor como lo bien hecha y presentada que estaba.
  • “Calzone Milanese”: Es un tipo especial de pizza, cerrada. Sí habéis leído bien, los bordes de la pizza se cierran como si se tratara de una gran empanadilla. A mis dueños y sus acompañantes les gustó, aunque quizá, pecaba de una sencillez extrema, pues solo llevaba queso y jamón york.

Postres:

  • Pannacotta”:  Como bien sabéis, mis dueños saben hacer una buena “pannacotta”, y claro, según ellos, la que comieron en la Trattoria, era bastante peor que la que ellos preparan.
  • Helado de “Limoncello”: Sin lugar a dudas, este plato fue con el que se llevaron la mayor decepción de la noche, ¡era industrial! Además, en el restaurante, le pusieron un precio que para nada era bajo…

Como ya habéis podido ver, la evaluación que hicieron mis dueños de este restaurante, es bastante irregular. ¿Qué quiero decir con esto? Pues, según ellos, en este restaurante es fácil comer bastante bien, pero apenas aporta nada especial en frente de otros restaurantes italianos que cuestan más o menos lo mismo. Por ejemplo, entre los restaurantes de la categoría de “La Trattoria da Luigi”, podemos encontrar la “Pizzeria Da Vinci”, un restaurante infinitamente mejor y por el mismo precio.

Esto no quiere decir que se coma mal, no. Ni quiere decir que no van a volver nunca más, simplemente quiere decir que, al no aportar nada especial, posiblemente no estará en su lista de restaurantes favoritos. Por esto, mis dueños le ponen a “La Trattoria da Luigi” una nota final de 6 sobre 10.

Por si os interesa, os dejo sus datos:


“La Trattoria da Luigi”
01010 Vitoria-Gasteiz

Teléfono: 945 00 33 00
miércoles, 11 de enero de 2012

Huevos estrellados con virutas de jamón


¡Escandaloso! Pero, ¿cómo se pueden cobrar más de 14 euros por un par de huevos fritos? Quizá porque son los huevos más famosos de este país, o quizá, porque se hacen en el corazón de Madrid... o quizá es porqué son muchos los famosos que los han probado... ¡Buah! Ciertamente, no tengo ni idea, y la verdad, me da bastante igual porqué mis dueños, también preparan huevos fritos, y también saben estrellarlos, y encima, son mucho más baratos.

Creo que todos sabemos como se hace un huevo frito, ¿no? Ah, ¿no? Bueno, pues ya va siendo hora de que todo el mundo sepa preparar un huevo frito, así que, hoy desde este humilde rincón, os contaré como preparar unos huevos fritos, aunque para aprender algo nuevo, cambiaré un poco la receta. Haremos unos huevos estrellados con virutas de jamón, si queréis, claro.

Mis dueños utilizaron los siguientes ingredientes (para dos comensales, como no):

4 Huevos
2 Patatas grandes
2 Lonchas de jamón serrano
Aceite
Sal

Lo primero que haremos será pelar las patatas. Cuando tengamos esto hecho, pasaremos las patatas por agua, y las cortaremos a palitos. Mientras, pondremos un buen chorro de aceite en una sartén, y la podremos al fuego.

Cuando el aceite esté caliente, pondremos las varitas de patata y las dejaremos dorar, removiendo de vez en cuando. Bueno, lógicamente si tenéis una freidora, este paso cambia sustancialmente. Si es así, vosotros mismos... meh meh meh!!

Bien, cuando las patatas estén doradas, las pondremos en una bandeja (o repartiréis a en platos, si preferís hacer platos individuales). Después, cogeremos el jamón, y lo cortaremos a cachitos bien pequeños para finalmente ponerlo sobre las patatas. Fácil, ¿verdad?

¿Qué nos falta? ¡Muy bien! ¡Freír los huevos! ¡meh meh meh!!

Para freír los huevos, pondréis a calentar una sartén con un buen chorro de aceite (puede ser tranquilamente el que os ha sobrado de freír las patatas).  Cuando el aceite esté bien caliente, cascaréis un huevo, y lo echaréis a la sartén (¡cuidado!, aviso para navegantes: ¡¡la cáscara nos se echa!!), con una pizca de sal y lo dejáis en la sartén hasta que esté bien frito, echando de vez en cuando un poco de aceite de la sartén sobre la yema con la ayuda de una cuchara. Cuando el huevo esté hecho, con la ayuda de una espátula, lo quitaréis de la sartén y lo pondréis sobre las patatas. Este paso deberéis repetirlo para cada uno de los huevos que vayáis a utilizar.

Llegados a este punto ya solo falta una cosa para finalizar la receta, estrellar los huevos. ¿Cómo lo haremos? Bueno, la verdad es que hay un montón de métodos, pero yo os contaré el que utilizan mis dueños. Ellos utilizan dos cucharas, para evitar romper las patatas. Con una de las cucharas cortaron los huevos, y después con ambas, mezclaron las patatas y los huevos con las virutas de jamón.

El plato les quedó tal que así:

Huevos estrellados con virutas de jamón
Huevos estrellados con virutas de jamón


No son los huevos estrellados de “Casa Lucio”, pero son unos huevos estrellados excelentes, y además, baratos. ¿Qué más les podemos pedir?