lunes, 21 de junio de 2010

Albóndigas de atún

¡Vaya pedazo de comida que se prepararon el pasado domingo! ¡Para relamerse los bigotes! Bueno por lo menos para mí (y eso aquí, es importante, pues es mí blog, claro, jajaja). Bueno al trabajo... el domingo pasado prepararon: un pudding de macarrones (ya os contaré como lo hicieron), albóndigas de atún y para acabar, pastel de queso.

Hoy, si queréis, os explicaré como hicieron las albóndigas de atún.

Como quien no quiere la cosa, utilizaron los siguientes ingredientes:

200gr. de atún (o un par de rodajas, o filetes)
Pan rayado
Un diente de ajo
Sal
Una cucharada de harina
Aceite
Caldo de pescado (200 cl. o un vaso)
Media cebolla


Para empezar, picaron el atún (bien finito con la picadora). Mientras, en un bol batieron los huevos. Una vez batidos, añadieron el atún picado, el diente de ajo picado y con todo, bien despacito añadieron el pan rallado (¡cuidado con este paso!, pues se tiene que añadir en pocas cantidades, de otra manera, quedaría una masa demasiado dura) y volvieron a mezclar, hasta conseguir una masa bien cremosa.

Seguidamente, llegó la parte más divertida de la receta: hacer las bolitas de atún. Para hacerlas con un tamaño homogéneo, se sirvieron de una cuchara de café, con la que fueron cogiendo la masa de atún, y luego con las manos fueron dándole forma a las bolitas, primero una, luego la otra… ¡que ganas les tenía yo a las bolitas! (de coger una claro, pero ellos tenían bien protegidas, grrr...).

Finalmente, enharinaron las albóndigas y les pusieron a freír en una sartén con abundante aceite caliente para freírlas bien (que no quemadas, cuidado con este paso). Para dejarlas a su punto, solo se necesitan unos 3 minutos.

Por último, prepararon una salsa para acompañar a esa delicia de albóndigas. Fue muy sencilla la verdad, algo así como una besamel, pero en vez de utilizar leche, con la sopita de pescado.

¡Animaros! Este plato es muy sencillo y sabroso.



Albondigas de atún - Receta

¿Al ver esta foto, no os entran ganas?



¡Buen provecho!