jueves, 5 de agosto de 2010

Restaurante ROOT - Madrid

Restaurante Root - Grupo Vips
Bueno, bueno, que sepáis que continúo de morros con mis dueños. ¿No se supone que los lindos gatitos como yo somos los reyes de la casa y tenéis que hacer lo que nosotros queramos, y sobretodo, cuando nosotros queramos? ¡Ja! Empiezo a hartarme porque, con esos petardos.... ¡ESTO NO FUNCIONA!

Como recordaréis, esos dos se marcharon a Madrid para celebrar uno de sus aniversarios para hacer algo de turismo por la capital. Pues bien, allí visitaron una serie de restaurantes, sobre los cuales, últimamente os estoy contando sus impresiones (sigiloso que es uno cuando quiere, jejeje). Hace unos días os conté lo que les había parecido el “Restaurante Basarri”, hoy le toca el turno a un restaurante perteneciente al conocido Grupo VIPS (grupo del cual, mis dueños son clientes habituales... ejem...). En este caso, decidieron ir a uno de los restaurantes “exclusivos” del grupo, el “Restaurante Root”.

En cuanto llegaron al restaurante, lo primero que dijeron fue: “¡Qué bonito!” Y es que la decoración del local es exquisita, tanto por el tipo de materiales como por la iluminación empleada. Todo encaja perfectamente, lo que, según ellos (ya sabéis que los gatos tenemos un gusto distinto a vosotros), ayuda a que te sientas cómodo.

El restaurante se encuentra situado en un subterráneo, accediendo al mismo a través de unas escaleras que envuelven a unas bonitas luces colgantes que simulan unas modernas raíces, consiguiendo así un agradable efecto, ya que, justamente a eso, a las raíces de la tierra es a lo que debe su nombre el restaurante. Esto, junto al trato recibido por parte del servicio, según escuché, fue lo más destacable del “Restaurante Root”.

No obstante, la conversación dio para largo porque, por lo visto, lo que prometía ser una buena comida acabó con mis amos decepcionados. ¿Los motivos? Ahí van los más destacables.

Cuando comenzaron a hojear la carta, se llevaron una grata sorpresa, puesto que los nombres de los platos eran tan sugerentes que hacían que surgiesen dudas sobre cuales escoger, ya que desgraciadamente, en fin de semana, no disponen de menú.

Los platos escogidos finalmente fueron los siguientes:

Entrantes:

• Tarrina de foie con manzana caramelizada.
• Patata asada rellena de salmón ahumado.

Platos Principales:

• Lasaña de setas
• Tagliatella de marisco

Postres:

• Emulsión de chocolate blanco con galleta Oreo(c)
• Tiramisú de fresas.


De todos estos, esos dos criticaron especialmente los entrantes (incluso el que llevaba salmón… ¡Miau!), puesto que ni el foie ni las manzanas que lo acompañaban eran realmente tan destacables como los que comieron días antes en “Restaurante Basarri” y en “La cocina de Plágaro”, mientras que la patata resultó ser un plato muy poco elaborado y sospechosamente parecido al que se oferta en los restaurantes Ginos del mismo grupo. Ellos decían que esto no debería ser así, ya que el precio del mismo plato en el Root era mucho más alto que en Ginos.

Los platos principales fueron bastante mejores, aunque carecían totalmente de identidad, puesto que en ambos se repitió la situación vivida con el segundo de los entrantes, siendo tanto su apariencia como su sabor sospechosamente iguales a los de otros restaurantes del grupo.

Por último, en cuanto a los postres, estos sí fueron muy distintos y originales, siendo su sabor y presentación muy buenos. Eso sí, en el caso de la emulsión de chocolate, se encontraron ante un plato excesivamente sencillo por el cual mis dueños consideraron que les habían cobrado un precio excesivamente alto (galletas Oreo desmigadas con chocolate blanco fundido).

En cuanto a sus impresiones finales del restaurante… Pues, destacaron ambiente interior y la calidad de su servicio, pero tienen claro que, de no haber un cambio en su filosofía, no volverán. Y es que, si escuché bien, a este restaurante le falla lo esencial: su comida, ya que carece totalmente de identidad y originalidad (la mayoría se pueden encontrar en los Ginos o Vips a un precio más razonable).

Con todo, la nota se queda con un 5,5, puesto que la decoración y el servicio le salvan del suspenso, ya que, como os he contado hasta ahora, el resto poco aporta.

No obstante, por si os animáis a ir, ahí os dejo la dirección del restaurante. En esta ocasión, no pondré el teléfono puesto que, al igual que ocurre en la gran mayoría de restaurantes del Grupo Vips, no se admiten reservas.



Restaurante ROOT

C/ Virgen de los peligros, 1
28013 Madrid (Madrid)



Actualización (Julio 2012):  

Parece mentira que el Grupo Vips (dueños del lugar) lo hayan hecho, pero así es, por lo que escuché a mis dueños, el Restaurante Root, YA NO EXISTE, en su lugar hay un TGI Fridays, o algo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario