domingo, 8 de febrero de 2009

Mousaka

Después de unos días de descanso, me gustaría contaros un plato que mis dueños hacen regularmente, no se si lo diré bien, porque los idiomas no es mi fuerte, pero ellos le llaman "Mousaka".

Mientras sacaban los ingredientes, contaron que había varias versiones de "Mousaka", pero que ellos harían la griega, así que, la griega es la que os contaré yo hoy por aquí.

Los ingredientes que sacaron fueron (para 2 personas):

2 Berenjenas más bien pequeñitas
250 gr. de carne picada de ternera y cerdo (en Grecia se usa de cordero)
1 huevo
½ cebolla
Queso rayado
Aceite
Sal

Para empezar, se lavan bien las berenjenas, se les corta el rabito verde y se filetean a lo largo, intentando mantener cada lámina de berenjena a un grosor de medio centímetro.

Acto seguido, metieron las láminas de berenjena en una cazuela con agua salada hirviendo. Por lo que comentaron, este paso se puede obviar, pero luego la berenjena coge demasiado aceite, y eso dicen, no es muy saludable. Las dejaron hirviendo unos 10 minutos, por lo que vi, hasta que perdieron la dureza inicial. Luego, las separaron y dejaron escurriendo un par de minutos.

En una sartén ancha, le pusieron un poco de aceite y la pusieron al fuego. Una vez caliente, fueron poniendo cada lámina de berenjena. Como están hervidas, apenas cogen aceite, así que se fríen sin demasiados problemas. A medida que las iban sacando de la sartén, las pusieron sobre papel de cocina absorbente, según dijeron, para sacar el sobrante de aceite.

Una vez frita la última lámina de berenjena, en la misma sartén, se añade la cebolla cortadita pequeña, y de deja dorar un minutillo, seguidamente añadieron la carne picada debidamente salpimentada. Según dijeron, si os queda un poco de sofrito, este es el momento de añadirlo a la sartén, la carne quedará mucho más jugosa.

En una bandeja para horno, fueron montando la "Mousaka". Una capa de láminas de berenjena, una de carne, luego otra de berenjena. Si queda berenjena para dar más capas, se puede, pero soy de la opinión de no hacerlo, es mejor hacer más cantidad de "Mousaka", así tenemos para más días (hmmm... según mi opinión mejora con el reposo).

Finalmente, y para darle un toque, cascaron el huevo como para hacer una tortilla, y lo esparcieron sobre la última capa de berenjena, para que se fuera colando hacia dentro.

Por último, pusieron un poco de queso rayado, y con todo, al gratinador unos 3-4 minutos hasta que quedó todo bien doradito.

Quedó tal que así

mousaka - receta


Ya sabéis, yo soy de pescados, pero dios.... que manjar es esta "Moussaka".

¿Os atrevéis?